samedi 13 octobre 2007

Pasajero Irreal/ Jack FARFÁN CEDRÓN : Poesía



Pasajero Irreal
http://jackfarfancedron.blogspot.com/


Jack Farfán Cedrón, Piura, Perú, 1973. Ha publicado Pasajero Irreal y Vironte, en 2005; en 2006, Cartas, parte del libro inédito La Hendidura del Vacío y selecciones de los libros La Luz de la Certeza, Ángeluz, Series Absurdas y Antisueños (también inéditos), en apariciones mensuales de la serie de plaquettes Al Castor; y en 2007, Ángel, Las Ramas de la Noche y El Leve Resquicio del Amor. Reside en Cajamarca, desde donde esporádicamente publica artículos, cuentos, reseñas y poemas, en sus blogs: Pasajero Irreal, El Águila de Zaratustra y Cuadrumano en "La Comunidad" de El País; además trabaja en un decimoctavo libro de poesía y edita la Revista Exquioc. 12 libros por publicar.

En la vieja barca de las sombras
Por Jack Farfán Cedrón

En la vieja barca de las sombras
sumergidos en un lecho fantasmal
avienen los recuerdos como paños de lágrimas.
Las extremidades colgando del lecho moribundo,
vieja barca de las sombras
en donde anidan, vagos como luces caminantes
los recuerdos enterrados.
Creemos en la resurrección y somos
esclavos del pecado,
creemos en los viejos y pueriles sermones
del cura gordinflón y amanerado;
mas no creemos en la fantasía que anidan los niños,
como golondrinas en un manto de ceniza.
Creemos en decir lo que no pensamos
y creemos en vagas oraciones y creemos
en la vieja barca de las sombras.

Así enterrados, mustios, arañando,
reptamos hasta un mar de contemplaciones
y somos, vemos y creemos
en los santos de plata forjada
que aprietan nuestros pechos,
como una cruz perdida y sangrienta,
que trae a nuestra mente reflejos y cadencias,
que trae trabajos forzados,
miles de traseros desnudos, bajo el sol,
en un campo desierto,
como soldados maricas
domados a la fuerza por falos sangrientos.

Así acostados en el lecho,
acabados y profundos,
con la mente reseca y los oídos,
diariamente somos entregados
a una violación necesaria.
Viejos, haraposos, sedientos,
como un anciano en ruinas,
con la fama brillando
desde un diente de oro en calavera,
en la vieja barca de las sombras.



Adosaban sus tentáculos a las paredes
Por Jack Farfán Cedrón

En la vieja gruta. A informes destazos de pulgas abyectas que miras.
En un tarará de espasmo bullen luces, altos postes que electrizan el
borde de cañas carreteras donde frugales amores ventean sus nalgas,
a lo noche cantarina.

Sube la ruta, sube la quintaesencia de carar la face más situada en los
bordes que crecen y se ramifican en ovoides hueveras tiradas al sol y
reventadas, ya cuando amanece y crece de curso en curso de agua la
mañana.Fruga quíntuple que metamorfosea, fruga signado encuentro hipócrita
que deslíe su verecundia de tomates a las 6, de tarde en tarde
opusculada.

.
Ilustracion: Kandinsky

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...