mardi 30 janvier 2007

José DONOSO/La novela perdida de José Donoso



La novela perdida de José Donoso

Cuando se cumplen diez años de la muerte del autor de El obsceno pájaro de la noche, acaba de encontrarse una narración suya que estaba archivada en la Universidad de Princeton. Aquí, ofrecemos un anticipo del texto y una entrevista a Pilar Donoso, su hija


La cola de la lagartija
Por José Donoso

Esta mañana llamó Luisa diciendo que esta tarde al venir a visitarme, me traería buenas noticias. ¿Pero qué pueden ser, ahora, para mí, buenas noticias? ¿Que ha resucitado Bartolo, que nada de lo de Dors sucedió? ¿Que Lidia no está convertida en un harapo, a los 19 años, perdida en algún sitio de la megalópolis de Los Angeles de California? ¿Que la crítica, por fin, y los marchantes despachan a Cuixart y Tapies y Saura y Millar como impostores de la pintura, como imitadores, y que entre todos era yo, en el fondo, el único que valía? ¿Que de alguna inconcebible manera voy a tener mucho dinero muchísimo? No, que se desengañe la pobre Luisa, incurablemente optimista: para mí ya no hay noticias buenas ni alegría posible. Luisa me dice, y mi hijo también, que salga alguna vez del piso, que cuando haga sol, en la mañana, salga a dar una vuelta, que entre a una librería, a un supermercado a comprar algo que me apetezca y después a estirar las piernas un poco, afirmado en mi bastón. Pero claro, no, es imposible. Quebrar el ciclo necesario que va, desde la mañana y la conciencia de haber despertado en el infierno de este piso que tal como yo quiero está aislado de todo y donde no puede suceder nada, hasta caer al transcurrir el día y aproximarse la oscuridad, en el sobresalto, el miedo, el terror; luchar, al fin de la luz, cuerpo a cuerpo contra el atardecer para que así nada suceda, para impedir que sobrevenga la tiniebla, esa tiniebla de que ellos hablaban allá como la iniciadora de la vida verdadera, ese atardecer que era el pórtico de la muerte, la hora de los sacrificios y la sangre con que celebraban la muerte del día y el advenimiento de la noche porque lo que sucede en la noche después de la muerte del día es lo que sucede en la otra vida, la verdadera vida, la vida que no sucede aquí, en esta calle, entre estos coches, entre estas señoras que han dado a luz y creen que por eso ya no pueden conocer la tiniebla que lo hace todo posible y atreverse a entrar a ella por el pórtico del atardecer Bruno, el "italiano", sentado a la mesa de su café en la plaza de Dors frente a la iglesia de San Hilario con su campanario de bíforas románicas que se elevaban más y más alto, me lo explicaba todo, y entonces yo sólo sonreía diciéndome que éste era un carota que se quería aprovechar de la situación y la ingenuidad para dominar a todos los jóvenes y llegar a ser, como sucedió, en dos años, el centro, la figura dominante y más poderosa de Dors. Yo, claro, jamás tuve ese miedo y amor casi religioso al atardecer que los jóvenes de Dors tenían. Pero aquí me ha sucedido este extraño fenómeno -en Barcelona, a dos cuadras de Vía Augusta, a una cuadra de Muntaner, no muy lejos de donde nací y de donde fui al colegio y de donde tenía mi estudio de pintor cuando todos estábamos descubriendo el informalismo como religión, como pasión, aquí, sí, aquí comprendo lo que el "griego" decía y mi lucha diaria es por no pasar por el umbral del atardecer, por no entrar en el mundo de la noche y del sueño que, ellos decían, era y es la verdadera vida, la prolongación perpetua de la muerte.
.
.
Articulo:
http://www.lanacion.com.ar 28/01/2007

Martha ROLDÁN


Marta Roldán: Carmiña Candido Daverio. Nacida en Rosario de Santa Fe en 1969. Participó en diversos talleres literarios. Poemas editados en varias revistas y antologías virtuales y de papel en italiano y español. Primer libro editado en 1994 ´Amar es verter sudor y sangre´ Editorial Homo Sapiens, reeditado en 2004 Editorial "El Taller del Poeta". Título provincial de Conductora de Talleres Literarios (1990). Repetidas veces ofició de jurado en concursos de poemas y de relatos. Obtuvo humildes premios literarios. Organiza concursos, encuentros poéticos y antologías.

.

Prólogo:
Por el Profesor y escritor Rosarino Raúl Alberto Rossi

El prólogo para un libro es una tarea delicada: debe serlo. Es preciso alejarse de la vivisección minuciosa, que pretende investigar la anatomía de su hechura, y situarse ante la obra para captar, en una única aprehensión, su fisonomía, su aroma, su verbo y su espíritu.

Intentaré que ésa sea mi forma frente a “Perfiles y Roles femeninos”, de Carmiña Candido Daverio.

Lo primero que ha llamado mi atención es el original fuga de títulos, bien preteridos por la autora, tal vez por obvios, innecesarios y, a veces absurdos.

Simultáneamente, palpando su estilo con mi roma facultad para hacerlo y apartándome un tanto de los análisis de moda, se me ocurrió opinar que su ascendencia literaria hay que buscarla más en la inquietud intelectual del barroco conceptista – a la manera de Sor Juana Inés – que en la serenidad mórbida del clasicismo placido. En una de las fachadas de su actitud moral, sus versos intimistas, habita la honestidad del recato, que sabe todavía de pudor y de los códigos castos.

En cuanto de los perfiles tangibles, con cierto desasimiento de las normas ortodoxas en algunos tramos la poetisa “se pone cómoda de versos”, y éstos adoptan el diseño de las actuales ropas de calle, vistosas y platicas, antes que lujosas y elegantes. No obstante, en otras zonas de su trabajo que son como flashes suntuosos, su poema se viste con la gala del soneto; no desdeña tampoco la mantilla bien española de la seguidilla ni el jubón secular del romance.

Y por ahí, aparece también la académica y pulcra sextina, junto al redoblante de la espinela y al itálico son de la lira. Pero, es procedente decirlo y aceptarlo, Carmiña necesita en ciertas ocasiones de la libertad del verso acarata, para que el trallazo de la idea fuerte restalle en toda su longitud en los temas que provocan su indignación o su perplejidad.

El poemario de Carmina Candido Daverio tiene sabor de poesía madura y equilibrada, con efusiones sentimentales ennoblecidas por la mesura; matizada con una exposición de opiniones serias y responsables; adornada por asomos de lirismo fecundado en la belleza y la cadencia. Asimismo, impactan algunos golpes de efecto precisos, contundentes, de una fuerza controlada por el buen gusto.

Transcribiré, como epilogo para este proemio, una seguidilla podada de uno de los poemas del libro, que huele y sabe a poma aromática, suculenta y sabia; sus versos, a pesar de su sencillez, parecen retumbar entre los muros de un templo, como una exhortación episcopal.

.
.
TRANSPARENCIA
.
Ayer existí.
Hoy no fui nada.
No viví,
no respiré.
Quizás vuelva a ser en otro día.
Quizás vuelva a sentir en
la mañana.
Ayer di a mi vida algún sentido,
hoy quise, pero estuve en
calma.
A veces logro retomar la senda,
pero, a veces, me tiro de
espaldas.
Ayer me di la vida.
Hoy no me di nada.
.
.
©Carmiña Candido Daverio.
Ilustración : Siegfried Woldhek - http://www.woldhek.nl/

SILSH/Inocente


SILSH porteña enamorada de Buenos Aires y del Río de la Plata, que desde los cuatro años juega a armar palabras. Incansable "laburante" que quiere seguir resistiendo en su complicado país y que alimenta su costado sensible a través de la escritura para poder vivir y darle sonido a su voz interior. Adicta al "pucho" y al "mate" además de ser una apasionada por la lectura y la música que, de curiosa, se recibió de Lic. en Publicidad dejando inconcluso su antiguo amor por la bioquímica.Ha publicado su libro de poemas "Descalza y con sombrero" (Letramundi-Argentina) en el 2004.
.
E-mail :
silsh@arnet.com.ar
Sitio Web : http://silsh.webcindario.com/


Inocente



es la noche

Densa
quietud transpiran los canales
cuando lamen escaras de este
río.

Impiadoso ritual entre la niebla
corcovea la
luna
ahogada en sauce y junco.

Sólo mi voz asoma
prepotente
a reclamar tus ojos.

Eleva su humedad por los
maderos
hasta embarrar el aire
frente al rubor naranja
del verano.

¿dónde se detendrá la marcha sorda
que me lleva
al naufragio?

Hay un olor tan conocido
en esta noche
limpia


y sin estrellas.

.


De la tradicion oral a internet


é
De la tradición oral a Internet
Concluye en Cartagena de Indias el Hay Festival literario
EFE - Cartagena de Indias (Colombia)
.

El Teatro Heredia de Cartagena despidió anoche el Hay Festival literario, que por segundo año consecutivo se ha celebrado en esta ciudad, con un espectáculo de danza, música y canto que comenzó con el lumbalú de los antiguos esclavos. El espectáculo llamado Del ritual del lumbalú a la euforia de la champeta, puso el broche de oro a cuatro días de fiesta literaria en la que unos 70 escritores de 15 países han compartido con el público sus experiencias tanto en los foros cerrados como en las calles de la llamada ciudad heroica.
.

Uno de los últimos actos programados fue una demostración práctica de literatura con los escritores españoles Luis Mateo Díez, José María Merino y Juan Pedro Aparicio, que se saltaron las normas de los eventos del festival a petición de un público encantado. La gente que llenaba el teatro Heredia prefirió no preguntar y seguir escuchando los cuentos breves con que les obsequiaban los escritores después de explicar qué se esconde bajo el nombre del Filandón.
.
La tradición de la narración oral, aquella que surgía al fuego del hogar donde se reunían los vecinos, sobre todo en los montes de León (España), cuando el duro invierno y la nieve cerraban los caminos e impedían salir al campo a trabajar, es lo que estos escritores quisieron transmitir a la audiencia. Mientras se contaban las historias en la casa de algún vecino, las mujeres hilaban -filaban- y de ahí, explicó Aparicio, el nombre de esa costumbre que tiene sus raíces en Oriente y en el norte de Europa.
.
Un género, según el académico Mateo Díez, que surge de "la necesidad de contar historias, pertenece a la infancia de la Literatura, son voces anónimas y se pueden considerar como el antecedente de las veladas literarias".
.
Según las normas del festival, el último cuarto de hora se dedica a la intervención del público, pero en esta ocasión, la gente estaba tan entusiasmada que, cuando llegó el momento, pidió a los escritores que siguieran con la lectura de sus cuentos.
.
.
Cuentos relatados, en Internet
.
Y de la tradición oral, a Internet. El director y organizador del Hay Festival literario, Peter Florence, presentó ayer una iniciativa que trata de hacer asequible las narraciones de autores latinoamericanos a cualquier público. Para ello se ha asociado con la fundación MAPFRE con el fin de poner en la red cuentos y relatos que podrán escucharse en cualquier lugar a través de internet.
.
Esos relatos, el primero de los cuales estará a cargo del escritor mexicano Jorge Volpi, premio Biblioteca Breve (España), Deux Oceans (Francia) y el Grinzane Cavour (Italia), por su novela En busca de Klingsor, serán grabados por los propios autores y "colgados" en una página web gratis.
.
Al festival han acudido también escritores conocidos como Juan José Millás, Elvira Lindo, Jorge Volpi, Manuel Rivas, Vicente Molina Foix, Sergio Cabrera, Soledad Puértolas o Eduardo Lago.


Articulo:
http://www.elpais.com/ 29/01/2007

Oscar PORTELA/Estrategias de enseñanza de la Filosofía



Oscar Portela, nacido en la provincia de Corrientes (República Argentina) el 5/13/50, es considerado hoy por las más importantes voces de la literatura de su país, como una de las más potentes voces de la poesía y el pensamiento latinoamericano. Administrador Cultural, ha ocupado importantes funciones en su provincia y ha integrado por dos periodos consecutivos la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores de la Argentina, presidente de la misma entidad en su Provincia, Director de revistas como Tiempo y Signos, entre otras, es y a sido Asesor de Cultura de la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes. Doce títulos de su obra poética editadas (Senderos en el Bosque, Los Nuevos Asilos, Memorial de Corrientes, La Memoria de Láquesis, etc), y obras ensayísticas en las que se ocupa preferentemente del pensamiento filosófico contemporáneo, (Nietzsche sonámbulo del día), le han valido la consideración de importantes pensadores de su país..Ha publicado en España, México, Venezuela, Paraguay, y casi todos los medios de prensa de la Argentina y dictado conferencias en España, Paraguay y provincias Argentinas. Asimismo es especialista en critica e historia del cine y es autor de letras de obras musicales en su mayoría inéditas..
.
E-mail :
portelao@hotmail.com
Página personal : http://www.universoportela.com.ar/
Otras : http://www.arrakis.es/~joldan/oportela.htm o http://oscarportela.lalupe.com/

..

Estrategias de enseñanza de la Filosofía
( Carta a una profesora de Filosofía)
por Oscar Portela
.

Harto interesante la pregunta que me formulas. ¿Cuando el "asombro" se ocluye en función de ser absolutos usuarios de la tecnica - funcionarios de la técnica : ¿como trabajar deleuzianamente sobre los deseos ya trivalizados para que frente al mundo y sus cada vez más inquietantes interrogantes "toque" el corazón del hombre frente a lo que lo rodea?.
.
Resulta tarde lo de realizar la proeza de que transformar el mundo resignifica el cononocer en tanto "co-nacimiento" y de que la la "alethe", en cuanto el desocultamiento de lo que esta frente a nosotros ello contituye un fenomeno "normal" sino el primer modo de transformar el mundo.
.
La pregunta cientista con la cual se aniquiló la especulación filosofica fué para que "sirve la filosofía": la famosa Undesima Tesis de Engel de pasar de la "teoría" ( alethe " mal traducida) , por la práxis transformadora del mundo constituyó un gravisimo equívoco..
.

No encuentro respuestas a tu pregunta sobre tales estrategias ( termino caro a Baudrillard), salvo trabajando de modo casi socrático nuevamente: ¿Que problema practico no tienes solucionados?¿ Que fantasmas te persiguen?.
.
El hombre primero debe apre-hender a quedarse solo en la tierra: a comenzar a morir con los "Otros" - Marcel - luego a fracasar ( esto es lo que resta y el triunfo imborrable de cada uno de nosotros decía Zambrano-). Luego a envejer, enfermar y morir.
.
.
La eternidad no esta en manos de la física ni de la genética. Y ningun sistema político o ninguna evolución de la técnica borraran estos estigmas de tu mente. Perder el amor por ejemplo.
.
Trabajar con analogías entre las aporías de la vida práctica y las grandes interrogantes de la filosofía. Establecer puentes cada día más cercanos en una sociedad "producida y formateada" culturalmente, entre los conflictos del joven - irresolubles - y el modo de asumirlos mediante esas analogías entre la especulación - la vida fáctica de quien vagabundea en el desierto - ( somos dromedarios y bereberes)- y el arte, sea éste el que fuese resulta unrfacsimil de estrategia: hay un "grito" en mitad del "eclipse" - Antonioni - y hay que apre-hender a escucharlo.
.

Te deseo lo mejor..

Oscar Portela
.
Ilustración: David LEVINE http://www.nybooks.com/gallery/.

Enrique VILA-MATAS/¿Una narrativa invisible?


LITERATURA EN EL MUNDO

¿Una narrativa invisible?
Por Enrique Vila-Matas

El autor de "El viaje vertical" y "Doctor Pasavento" realiza un crudo diagnóstico de la situación de los escritores españoles más allá de sus fronteras: al realismo recalcitrante se suman ciertos epígonos del boom que apenas logran visibilidad en el concierto internacional. Y eso que nuestra lengua es la cuarta más hablada del mundo.

Si mis datos no están equivocados, la lengua española es la cuarta más hablada del mundo, detrás del chino, el inglés y el hindi. Eso ha producido una indudable expansión del español. El Instituto Cervantes sabe mucho de eso, pues conoce el aumento espectacular del interés por aprender nuestra lengua, lo que - como bien ha observado Bryce Echenique- no necesariamente va acompañado de una ampliación del horizonte cultural de los nuevos hispanohablantes, que muchas veces constituyen a lo más un contingente de lectores potenciales, susceptible, eso sí, de convertirse en público lector de nuestros libros de ficción.
.
Por lo general, se aprende español para tener acceso a trabajos remunerados que requieren el conocimiento de esa lengua. Nadie niega que se ven películas de Almodóvar (que a veces parece querer decirnos que la Internacional Gay tiene su sede central en España) y se tienen ligeras nociones sobre Buñuel, Dalí o Lorca. Pero, por lo demás, son unas minorías muy minoritarias las que conocen algo de la literatura española actual. Hubo una cierta curiosidad por esa literatura en los años ochenta, coincidiendo con la aparición de la llamada nueva narrativa española y la consolidación de la democracia en España. Sin embargo, yo recuerdo haber participado en esa época, por ejemplo, en la Feria de Frankfurt o en el Salón del Libro de París (dedicados ambos eventos a la nueva y joven literatura española, savia fresca para la vieja Europa) y haber visto muchos escaparates de librerías decorados con imágenes tópicas de toros y flamenco. Particularmente lamentable, dentro del lanzamiento de nuestra literatura en Frankfurt, fue el pabellón dedicado a la tortilla española, el más visitado, con una afluencia de público (se invitaba a tortilla de cebolla a quien quisiera) muy superior a la de los stands de libros. Eran entonces la gran mayoría de escritores españoles muy jóvenes y activos y nadie intuía que tardarían muy poco en apoltronarse y ser seducidos por el mercado; fueron engullidos por la repentina necesidad de comprarse chalets con piscina o bien por llevar una vida de correctos académicos (imaginarios o no). Hoy en día no queda casi nada de aquella narrativa que pudo impactar en Europa.
.
El gran problema que tienen los escritores españoles de hoy es su visibilidad internacional. En mi caso particular, yo creo que ese problema lo he roto de fuera hacia dentro, trabajando contra el superficial canon nacional que algunos críticos nefastos crearon en los años ochenta. En vista de que no encajaba en esa narrativa nueva española (donde se jaleaba la mera copia de los mejores estilistas del famoso boom latinoamericano), opté por escribir una literatura no nacional española. Y así Italia, Francia, México, Venezuela o Argentina se acercaron a mi obra mucho antes de que ésta fuera mínimamente comprendida por mis conciudadanos. Me inscribí en una tradición literaria mestiza en la que caben germánicos como Claudio Magris y W. G. Sebald, franceses como Perec, mexicanos como Sergio Pitol y argentinos como el inefable Borges; la aportación española creo que me vino dada por la línea de Juan Benet y los experimentos literarios de Javier Marías.
.
Lo hablaba, el otro día, con el crítico Pozuelo Yvancos. La gran batalla, hoy, de la literatura española (que es la catalana, la gallega y la vasca también) consiste en situarse en el mundo. ¿Por qué no tenemos visibilidad internacional? La respuesta nos lleva a un elemento contradictorio: los hispanoamericanos más visibles son los que publican en editoriales españolas. En Estados Unidos entra con más fuerza un autor, por ejemplo, mexicano que un español (y si entra alguien español no es lo mejor de cada casa, sino historias bañadas en kétchup, no aptas para lectores literarios europeos).
.
Hace tiempo que el boom dejó de existir, salvo en sus impresentables epígonos. Y sin embargo, nadie parece haberse dado cuenta de esto. Mejor dicho, el chilenomexicano-catalán Roberto Bolaño dio un carpetazo genial a Rayuela y sus novelas adláteres, pero pocos parecen haberse dado cuenta de esto en España. Es significativo que Vargas Llosa, último reducto del boom, no haya leído a Bolaño.
.
Hay que romper esa invisibilidad. Mi experiencia personal me indica que estoy traducido a veintidós idiomas, lo que me ha hecho viajar a muy diversos países y conocer de cerca el desconocimiento de la literatura española en casi todas partes. Sólo cinco o seis nombres de escritores en lengua española - best sellers casuales aparte- son conocidos por el público literario europeo. El referéndum más cruel lo pasan los escritores españoles en Latinoamérica, donde, a diferencia de Europa, sólo dos o tres escritores ibéricos - más bien los más alejados del tradicional realismo hispánico y de la desfachatada copia de los autores del boom- interesan. Si comienzan por no interesar en Hispanoamérica, ¿cómo van a interesar al mundo?
.
.
De colección
.
El texto de Vila-Matas, así como los de Pitol, Edwards, Fuentes y Bryce-Echenique, entre otros, forma parte de la enciclopedia del español en el mundo, editada por el Instituto Cervantes de Madrid, Plaza & Janés y el Círculo de Lectores. En total, son 220 especialistas (escritores, gramáticos, comunicadores) los que analizan la presencia internacional de nuestra lengua, con especial énfasis en los desafíos para el siglo XXI.


Articulo:
http://diario.elmercurio.com/ 28/01/2007

jeudi 25 janvier 2007

Oscar PORTELA/Carta abierta a Jaime SEREY


Oscar Portela, nacido en la provincia de Corrientes (República Argentina) el 5/13/50, es considerado hoy por las más importantes voces de la literatura de su país, como una de las más potentes voces de la poesía y el pensamiento latinoamericano. Administrador Cultural, ha ocupado importantes funciones en su provincia y ha integrado por dos periodos consecutivos la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores de la Argentina, presidente de la misma entidad en su Provincia, Director de revistas como Tiempo y Signos, entre otras, es y a sido Asesor de Cultura de la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes. Doce títulos de su obra poética editadas (Senderos en el Bosque, Los Nuevos Asilos, Memorial de Corrientes, La Memoria de Láquesis, etc), y obras ensayísticas en las que se ocupa preferentemente del pensamiento filosófico contemporáneo, (Nietzsche sonámbulo del día), le han valido la consideración de importantes pensadores de su país..Ha publicado en España, México, Venezuela, Paraguay, y casi todos los medios de prensa de la Argentina y dictado conferencias en España, Paraguay y provincias Argentinas. Asimismo es especialista en critica e historia del cine y es autor de letras de obras musicales en su mayoría inéditas..
.

a Jaime Serey para Azul@rte.
por Oscar Portela.

Todo lo contrario Jaime: entre las pocas - contadas satisfacciones que tiene hoy un hombre de letras o que se refugió de la vida en las LetraS, en encontrar - merced a la revolución cibernetica - a personas como vos, en el Sendero Solitario de la Creación. Más aún en estas regiones del "mundo"..... Gracias por hacer Azul-Arte, gracias por "ser" el que sos. Jaime Serey, el de la puerta grande y no en de la puerta estrecha : ( Gide).
.
Contra la creación de los escritores y pensadores márginales como yo, conspira el silencio de la audición , que está regido por los metros del marketin y este controlado por el formateo de los consumos de la moda. Y a esto hay que sumarle la indigencia "factica" en la que uno está sumergido y de las sordera de quienes te rodean.
.
Alguién que consientemente a travéz de décadas a elegído desandar éstos senderos como yo, lejos de las metoipolis y los centros de poder, solo puede "agradecer" haber encontrado, no un Editor, sino un amigo y un auditor como vos. Estos y no otros son los caminos devastados que tendremos que recorrer para inaugurar una niueva época de la imagen del mundo y una nueva religatio del hombre con el cosmos.
.
Vos sos quien abris "picadas en el bosque"y sembrás lo que uno pone en tus manos. Sos el ave salvadora sin las cuales no habría arboles ni bosques sobre la tierra.
.
Por todo eso te escribo esta carta - sin pluma ni tintero - porque existe en tu calidad de hombre, de creador, de auditor, un alma excelsa y de éstas esta nesecitada un mundo en estado de eclípse, por no decir en estado de inutil agonía. Las botellas que uno lanza al mar estan así a buen reguardo cuando en las costas existen guardias como vos.
.
.
Oscar Portela/ 24 enero 2007
.
Ilustración: David LEVINE http://www.nybooks.com/gallery/

Virginia WOOLF/Pionera de las letras modernas


Virginia Woolf, pionera de las letras modernas
,
Se cumplen 125 años del natalicio de la escritora inglesa, una de las autoras feministas más influyentes del siglo pasado


La escritora inglesa Virginia Woolf es considerada hoy una de las autoras feministas más influyentes del siglo pasado y una pionera de la literatura moderna: antes que ella, casi nadie había realizado un protocolo tan preciso del torrente de pensamientos de la mente humana.
.
Aunque también es un personaje trágico: la talentosa hija de un profesor sufrió abusos de niña, padeció depresiones y se suicidó ahogándose a los 59 años.
.
Este jueves 25 de enero se cumplen 125 años del nacimiento de Adeline Virginia Stephen, conocida luego como Virginia Woolf.
.
Su infancia fue tan privilegiada como sombría. La familia tenía un nivel económico alto y mantenía contactos intelectuales. Virginia y sus siete hermanos recibían clases en su propia casa.
.
A los 13 años, la escritora perdió a su madre y padeció su primera crisis síquica. En torno a la misma época fue acosada sexualmente por un medio hermano. Desde entonces, declaró ya de adulta, no sintió más placer en su cuerpo.
.
Pero la melancolía es sólo una parte de su carácter: con enorme productividad escribe ensayos y reseñas para el Times, así como cartas y diarios llenos de dibujos sarcásticos.
Todos los interlocutores la recuerdan como inteligente y muy graciosa, predispuesta tanto al chismorreo como a las discusiones sobre arte y política.
.
Su hermana Vanessa y su hermano Thoby tenían los mismos intereses: su casa en el barrio bohemio londinense de Bloomsbury se convirtió en punto de encuentro de un círculo artístico e intelectual al que pertenecían, entre otros, el novelista E.M. Forster, el filósofo Bertrand Russel y el economista John Maynard Keynes. Todos manejaban un inconformismo elitista con marcada tendencia a la provocación.
.
En 1913, Virginia intentó quitarse la vida por primera vez, sólo pocos meses después de su boda con el crítico literario Leonard Woolf.
.
Sin embargo, su creatividad no sufría: en 1915 publicó su primera novela, Fin de viaje. En 1922 le siguió El cuarto de Jacob, en la que Virginia Woolf desarrolló casi al mismo tiempo que James Joyce la técnica del monólogo interno.
.
Escribió La señora Dalloway (1925) a partir de pensamientos conscientes, semiconscientes y a veces sólo fragmentarios de sus personajes, ante los cuales la acción externa pasaba a un segundo plano.
.
En Orlando (1928) hizo viajar a su protagonista por los siglos y cambiar de sexo. Así elaboró su relación con la escritora Vita Sackville-West.
.
Las novelas de Virginia Woolf siguen siendo consideradas en la actualidad obras importantes de la literatura moderna, pero su fama se la debe sobre todo a sus ensayos tardíos, como A Room of One´s own (Una habitación propia), de 1929, en el que denuncia las lamentables condiciones de trabajo de las escritoras.
.
El éxito no pudo curar su mente. Una y otra vez padecía depresiones, escuchaba voces y se pasaba días sin poder trabajar. En 1940, bombas alemanas destruyeron su casa en Londres. Un año después se lanzó al río Ouse en el idílico condado de Sussex.
.
.

Elfriede Jelinek: las cartas de Woolf, muy conmovedoras
.
La Premio Nobel de Literatura austriaca Elfriede Jelinek destacó la importancia de la escritora inglesa Virginia Woolf sobre todo desde el punto de vista de las feministas.
.
"Lógicamente el famoso ensayo A Room of One´s Own (Una habitación propia) fue muy importante para todas nosotras como feministas", dijo Jelinek, de 60 años.
.
"Sin embargo, no leía mucho a Virginia Woolf", añadió. "Como escritora para mí tenía un acabado demasiado clásico, como de mármol. Siempre me resultó muy extraña".
.
Además, Jelinek confesó que ella siempre tuvo problemas "con el esnobismo de Woolf", quien incluso lo admite en sus cartas.
.
"Pero esa mezcla de esnobismo y Partido Laborista parece ser muy habitual en Inglaterra, país que lamentablemente no conozco, por lo que no puedo analizarlo con objetividad en absoluto".
.
Jelinek se declaró entusiasmada por los documentos personales de la escritora, que padeció trastornos síquicos y se suicidó en 1941.
.
"Las cartas son fascinantes para mí. Cómo lo burlesco, lo arrogante, van retrocediendo cuanto más empiezan a hablar las voces en su cabeza y cómo su escritura se vuelve cada vez más objetiva, más ´realista´, cómo va raleando, a medida que su locura habla cada vez más fuerte. Eso es conmovedor".
.

Oscar PORTELA/Política, ideologías y medios


Oscar Portela, nacido en la provincia de Corrientes (República Argentina) el 5/13/50, es considerado hoy por las más importantes voces de la literatura de su país, como una de las más potentes voces de la poesía y el pensamiento latinoamericano. Administrador Cultural, ha ocupado importantes funciones en su provincia y ha integrado por dos periodos consecutivos la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritores de la Argentina, presidente de la misma entidad en su Provincia, Director de revistas como Tiempo y Signos, entre otras, es y a sido Asesor de Cultura de la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes. Doce títulos de su obra poética editadas (Senderos en el Bosque, Los Nuevos Asilos, Memorial de Corrientes, La Memoria de Láquesis, etc), y obras ensayísticas en las que se ocupa preferentemente del pensamiento filosófico contemporáneo, (Nietzsche sonámbulo del día), le han valido la consideración de importantes pensadores de su país..Ha publicado en España, México, Venezuela, Paraguay, y casi todos los medios de prensa de la Argentina y dictado conferencias en España, Paraguay y provincias Argentinas. Asimismo es especialista en critica e historia del cine y es autor de letras de obras musicales en su mayoría inéditas.
.
E-mail :
portelao@hotmail.com
Página personal :
http://www.universoportela.com.ar/
Otras :
http://www.arrakis.es/~joldan/oportela.htm o http://oscarportela.lalupe.com/


Política, ideologías y medios

por Oscar PORTELA


.
Una sociedad mediatizada, una comunidad que estandariza y serializa el deseo, crea sentido de herencia, falta de horizontes éticos trascendentes -religiosos, humanos y políticos- y se convierte en la suma de todos los espejismos de una libertad anfractual, es decir, sin fundamento, es una comunidad que somete, psicotiza, impide la sublimación de los deseos, juega con la negación de la fragilidad y la muerte permitiendo que lo virtual del vértigo, suplante una visión crítica de la realidad.
.
En este punto estamos ante una sociedad que suicida la \"comunidad\" y que propone la pulsión de muerte como modelo: ésta es la crisis política que atraviesan los paradigmas culturales de nuestra cultura planetaria.
.
Se trata, una vez más, del retorno burlón y enmascarado de la tragedia como condición que nos recuerda que, antes que humanos, somos mortales a quienes las fuerzas que dominan la existencia, una y otra vez, conducen los destinos, como hojas de un otoño melancólico.
.
La sociedad "fashion", mediática nada sabe de tragedia: vive de la mentira. Forclusion creada por el exceso de mala y sucia información y consumo de las noticias escandalosas y amarillas que deforman la realidad, para complacer la necesidad de sentir sobre el andamiaje del tedio, el vuelo de la diosa trágica de la venganza.
.
Lo demás es vacuo, es el horror vacuí cotidiano, que invade con sus pólipos una conciencia adormecida por todas las formas de la ortopedia cultural.
.
Cuando el azar interviene, cuando los inocentes caen bajo el peso de la tragedia de una razón que falló en su intento de liberar al hombre de sus prisiones, los medios -perdón, los multimedios-, en manos de los poderosos, trabajan sutilmente sobre la esencia de lo trágico, convirtiendo lo humano en leyendas urbanas u campestres, de terror fácil como adormidera.
.
Entonces resulta fácil escribir una novela teñida de violencia y demonizar a jóvenes que sufren como todos la manipulación de una sociedad perversa.
.
Se desconoce así el poder de las fuerzas oscuras que mueven la existencia del mortal: en su inocencia, ignoran que un minuto, un segundo, cambia y hace girar sobre sí la vida de un hombre: \"ninguna tirada de dados abolirá el azar\".
.
Sólo los asesinos seriales que compiten con la sociedad del suceso y no estas frágiles criaturas, planifican el éxito sobre todo de aquello que acarrea el escándalo del cual vive un publico ansioso de series que recuerden a las gestas de la inquisición: si son inocentes, mueren; si son culpables mueren y las "series" pueden continuar.
.
Mientras no se corte el hilo de Ariadna que conduce al asilo de Minotauro, las víctimas -y no los victimarios- son aquéllos que ignoran los maquiavélicos movimientos de una ruleta rusa que se llama tragedia. Y eso es todo: aquí nadie planea ni planifica nada, no hay diseños de maldad ni malevolencia, sino inocencia frente a las maquinaciones de una sociedad prosumidora que una y otra vez dispone de las vidas humanas.
.
Nadie destruye una frágil vida joven o anciana a conciencia, nadie, a menos que se trate de la patología del sádico y no existen sádicos que buscan la violencia por la violencia: ésta cae sobre ellos - producida - y los convierte en sus víctimas.
.
Dobles víctimas de todas las manipulaciones sociales y políticas y de los deseos que imponen los medios, las gravitaciones de los poderes de turno, las mentiras de una libertad que seduce con la realidad de un vértigo que lo devora todo.
.
Si nos conmueven las maquinaciones puramente humanas, la indefensión de los excluidos, somos nosotros los que debemos conmovernos y defendernos de las imprudencias de los medios, de las acusaciones que no tienen otro fundamento que lo anecdótico y sobre todo, de lo que se maneja en el plano de las inculpaciones mediáticas, y en la necesidad cada día mayor de que la \"justicia\" aparezca con la gravitación de las imágenes televisivas, las vibraciones acústicas que traen sordera y las tapas de las revistas en la que Palas Atenea no luce ni lucirá jamás como la verdadera Diosa de la Justicia.
.
Cualquier otro tipo de información no substanciada es suicidar a una sociedad y a la propia información insuficientemente analizada

Ilustración : Siegfried Woldhek - http://www.woldhek.nl/

Luis Antonio DE VILLENA/ Teixeira de PASCOAES



CRÍTICA POESÍA
Añoranza en luz de luna
Por Luis Antonio DE VILLENA

Teixeira de Pascoaes es uno de los grandes poetas de la primera mitad del siglo XX en Portugal. Nocturno y melancólico, el autor luso fue un esteta simbolista que cantó a los fantasmas y al amor perdido. Pero también fue un poeta íntimo y puro en la línea de Juan Ramón Jiménez. Una amplia antología reivindica ahora su larga y ancha obra.


Es inevitable imaginar a Joaquim Teixeira de Vasconcelos, que usó como nombre de letras el de una quinta de Amarante propiedad de su familia, Pascoaes, digo pues que no es imaginable pensar a Teixeira de Pascoaes (1877-1952) sino como un hombre voluntariamente provinciano y tremendamente melancólico, pues de la tierra profunda y de la saudade que de ella emana -según él- construyó su universo.
.
Es esencialmente un poeta simbolista, y en su larga carrera literaria nunca dejó de serlo, aunque al final atenuase (incluso usando pocas veces el verso libre) las características más llamativas de su estética. Lo que en España llamamos "posmodernismo", camino poético de más anchura y trascendencia de lo que parece en un primer momento y que aún no se ha estudiado en toda su plenitud, que es asimismo europea y americana. Como simbolista pleno de imágenes estetizantes, siempre melancólicas y nocturnas, evocando la infancia perdida, la imposible felicidad, el amor remoto o los sentimientos fantasmales ("Yo creo en los fantasmas /de los muertos y los vivos") es el representante máximo del animismo fundamental de muchos simbolistas, que llegan a sentir lo real lleno de significados ocultos y vivos, como los chamanes. Si Eugénio de Castro (tan injustamente olvidado hoy) fue el gran poeta portugués de la culminación simbolista, Pascoaes es el sucesor místico y lírico de esa tendencia que él llena de visiones, nostalgia -que es una manera de vivir y crear- y noche como realidad, tristeza y belleza del mundo. Así en Las sombras (1907) o Señora de la Noche (1909) entre tantos ejemplos posibles. Inevitablemente Pascoaes creó un movimiento -exclusivamente portugués- al que llamó "saudosismo", que es un intento de enraizar en hondos sentimientos nacionalistas esa saudade que él sentía en todo, y que concluye calificando como una de las bases del alma portuguesa, y en algún momento también gallega. Pues Pascoaes (como tantos otros lusitanos) se interesó mucho por el problema ibérico, al que dedica un libro simbólico Marânus (1911), donde Don Quijote dialoga con la Saudade, algo así como las dos mitades básicas de su iberismo. Aunque su primer periodo (antes de 1920) es sin duda el fundamental -de él procede más de la mitad de esta antología bilingüe-, Pascoaes escribió hasta el final de su vida, publicando sus Últimos versos, póstumos, en 1953. Si bien nunca le faltaron defensores importantes, para entonces parecía ya un poeta de otro tiempo. Vino varias veces a España (a Barcelona y a Madrid, donde dio una conferencia en la Residencia de Estudiantes) y tuvo amistad y contacto con Eugenio D'Ors y sobre todo con Unamuno al que escribía como "queridísimo maestro", y naturalmente fue bastante traducido antes de la Guerra Civil. No es improbable, con todo, que el nacionalismo saudosista haya tapado, en cierta recepción de la obra de Pascoaes, la voz íntima y doliente de un poeta muy puro (algo juanramoniano) que escribió de sí mismo "lo que hay, en mí, de lirio y de doncella", verso que complacía a Eugénio de Andrade, uno de sus modernos y altos admiradores. De igual modo que al recientemente fallecido Mario Cesariny -que lo antologizó- podría interesarle ese Pascoaes que por acumulación de imágenes entre el onirismo (por ejemplo en el poema 'Londres', 1917) queda cerca involuntariamente de la actitud surrealista, ya que a nuestro poeta apenas le interesó la vanguardia.
.
Antiguo y moderno desde hoy (poemas demasiado largos a menudo), Teixeira de Pascoaes es un poeta de indispensable conocimiento, pues aparte de su veta terruñera, muestra lo mejor y lo más caduco del simbolismo al mismo tiempo. El traductor hace bien su tarea -las rimas en español y en portugués coinciden no pocas veces- y declara intraducibles dos términos que Pascoaes utiliza ad nauseam: saudade y "luar". El primero hace mucho que forma parte del español (soledad, nostalgia, añoranza, lo define el DRAE) y el segundo se va usando más cada vez, aunque Pascoaes abusa. "Luar" es luz de luna. No se avisa de otro lusismo frecuente que también usa el traductor: "saudoso" que también está en el diccionario, aunque algunos prefieran la castellanización "saudadoso". Por último (y no es merma a este buen trabajo), sí existe una edición moderna de Pascoes, la traducción por Ángel Guinda de Señora de la Noche que editó, bilingüe también, en 2000 la editorial aragonesa Olifante.


Articulo:
http://www.elpais.com 20/01/2007

Javier APARICIO MAYDEU/La literatura es un juego



REPORTAJE EL LIBRO DE LA SEMANA
La literatura es un juego
Por Javier APARICIO MAYDEU

Georges Perec construyó su obra a base de retos: escribir una novela prescindiendo de la letra e, la vocal más común en francés, o construir una narración siguiendo los pisos de un edificio. Ahora se publica por primera vez en España Me acuerdo, unas peculiares memorias en las que se prescinde de la cronología para acumular casi 500 frases que empiezan con las dos palabras del título.
.
Finos lectores de buena narrativa, matemáticos, enigmistas, profesores de retórica, aficionados a los crucigramas, maniáticos del orden, coleccionistas de textos raros y curiosos, lexicógrafos, amantes (de puzles y catálogos), contables (de palabras y cosas) y convencidos sin remedio de que los géneros literarios se moldean como la plastilina, estamos de enhorabuena por el regreso múltiple de George Perec (1936-1982) a nuestras librerías. A este descendiente de judíos polacos emigrados, huérfano desde niño y castigado con una muerte prematura, le debemos una de las grandes novelas del siglo XX, La vida instrucciones de uso (1978), prodigiosa partida de ajedrez contra el tiempo y el espacio, que Anagrama acaba de reimprimir por enésima vez, y le debemos también que en 1967 se uniese al Oulipo (Taller de Literatura Potencial), creado por Raymond Queneau y el matemático Le Lionnais en 1961, y al que se unirá asimismo Italo Calvino (¿no es su novela Si una noche de invierno un viajero, de 1990, el canto del cisne de la narrativa oulipana?). Oulipo fue una de las últimas vanguardias, o una de las primeras neovanguardias, capaz de abrir las ventanas de la ficción al aire puro de la ciencia y la combinatoria matemática, y cuyo Atlas de littérature potentielle acaba de reimprimir Gallimard, un catálogo de máquinas textuales para la creación literaria (palíndromos, como el de 5.000 palabras pergeñado por el propio Perec, anagramas, lipogramas como el que da razón de su novela La disparition, crucigramas, juegos de repetición y recurrencia, caligramas, estructuras combinatorias y otros mecanismos a los que el lector se podrá asomar en el manual de Màrius Serra, Verbalia. Juegos de palabras y esfuerzos del ingenio literario (Península, 2001). Derrocharon imaginación creando historias a partir de retos enigmísticos y tratando de ordenar el caos de la vida domándolo con el látigo de la retórica para que el individuo conozca mejor su entorno, de suerte que listados, recuerdos y clasificaciones (en 1985, a título póstumo, aparece la recopilación de textos Pensar-Clasificar (Gedisa) devienen lugares comunes de su narrativa originalísima -valga el oxímoron- que, desde la sonrisa irónica, viene a situarse junto a Bouvard y Pécuchet en su crítica a toda empresa literaria -léase "naturalismo", pero también, sin miedo, nouveau roman- que pretenda describir el mundo. Si acaso aspira a enumerar su mundo, como lleva a cabo en ese libro delicioso titulado Me acuerdo (1978).
.
Y así como La vida instruccio nes de uso constituye una novela-puzle construida con relatos abiertos y dispuestos en contrapunto, Me acuerdo (1978), traducida ahora por vez primera al castellano por Berenice, no es sino una autobiografía fragmentaria que puede leerse como una enciclopedia sui géneris de varias décadas del XX, compuesta a su vez de 480 entradas o ráfagas de la memoria, que pasan como fotogramas por la mente del lector. Fíjense: "me acuerdo de" los fulares de seda hechos de tela de paracaídas, del zapato de Jruschov en la ONU, los monocromos de Yves Klein y el apuesto Alain Delon, del genio de Cocteau y las hambrunas de Biafra, de Citroën anunciándose en la Torre Eiffel y Fausto Coppi pedaleando, de un nazi llamado Eichmann y el sombrero de Maurice Chevalier, de Oswald mitificando a Kennedy, de Sissí, un Cadillac, tres de los siete enanitos, el fragmento, el juego con el tiempo y el espacio, el ejercicio de la libertad textual, un caleidoscopio del siglo XX, un modelo de literatura sin modelo, bendita literatura lúdica, un placer. Su obra, un experimento continuo y sin lugar a dudas impresionante, le da la mano a la matemática, pero también a la poesía, recuerda que, efectivamente, la literatura se hace con palabras, que no con ideas ("los escritores alinean palabras", señala en Especies de espacios), y se emparenta, en más de un sentido, con los esfuerzos de Robert Coover por consolidar las opciones de una narrativa basada en la no linealidad del hipertexto.
.
En 1969 había publicado su célebre novela La disparition, 78.000 palabras en 300 páginas escritas sin la letra e, la más común en francés, un hito que los traductores lograron también en español no utilizando la letra a, la más común de nuestro idioma, en la edición que publicó Anagrama en 1997 con el título de El secuestro. Más tarde pensó en el ejercicio de estilo contrario y publicó en 1972 Les revenentes, otra estupenda novela (propuesta de axioma: toda imposición formal avivada por el talento pasa a ser acicate de la imaginación), esta vez escrita sólo con la vocal e. En Especies de espacios (1974), Perec se impone la tarea de fragmentar los espacios del mundo cotidiano y reflexionar sobre ellos con la complicidad del lector: un edificio parisiense y sus vecinos ('El inmueble. Proyecto de novela', prefigura y anuncia su novela fundamental, La vida instrucciones de uso), la página, espacio del escritor, o el apartamento (divertidas variaciones sobre treinta metros cuadrados). La misma fragmentación encontrará el lector, aplicada, como en Me acuerdo, a la memoria, en W o el recuerdo de la infancia (1975), traducida por El Aleph en 2003 y a cuya concepción se refiere la jugosa 'Carta a Maurice Nadeau' recogida en el volumen misceláneo Nací. Textos de la memoria y el olvido, que incluye además 'Los noqui del otoño o respuestas a algunas preguntas que tienen que ver conmigo', preciosas reflexiones acerca del oficio de escribir y de su propia poética, y que Abada acaba de traducir al mismo tiempo que reedita El viaje de invierno, un divertimento trufado de guiños al Borges de 'Pierre Menard' y de 'Kafka y sus precursores', y al Proust del episodio de la magdalena y las reminiscencias, que se inventa al autor de un libro ignoto que plagia a Verlaine, Rimbaud o Mallarmé antes de que estos poetas hayan escrito aún sus versos. Su narrativa de vanguardia se muestra extremadamente lúdica, pero, pese a lo que pueda pensarse en una mirada apresurada a sus libros, la inclinación que manifiesta por el juego o la aparente banalidad no la deshumaniza, en todo caso la humaniza y en grado extremo, pues en realidad Perec cartografía nuestra vida al mismo tiempo que anuda objetos con recuerdos y espacios con momentos, haciéndonos ver que todo se encuentra relacionado, que "todo está en todo, se diría que merced a una corriente formidable de flujos y circulaciones secretas", como escribió Balthus, que Perec dispone en sus páginas de forma magistral. A Perec, que intuyó que quien conquista las palabras conquista sobre todo las cosas, le fue dado el don de crear el mayor espectáculo verbal del mundo, el circo de las palabras actuando en varias pistas.
.
Georges Perec. Me acuerdo. Traducción de Yolanda Morató. Berenice. Córdoba, 2006. 173 páginas. 15 euros.
Nací. Textos de la memoria y el olvido. Traducción de Diego Guerrero. Abada. Madrid, 2006. 116 páginas. 9 euros.
El viaje de invierno. Traducción de Juan Barja. Abada. Madrid, 2006. 32 páginas. 9 euros.


Articulo:
http://www.elpais.com/ 20/01/2007
Ilustración : Siegfried Woldhek -
http://www.woldhek.nl/

John JAIRO JUNIELES/Poesía



John J. Junieles, escritor, periodista, investigador de temas literarios, culturales y sociales Sincé-Sucre, Colombia 1970.
Estudios de Derecho y Ciencias Políticas - Universidad de Cartagena. Cursos de Periodismo en la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano. Especialización en Gobierno de la Universidad Externado de Colombia, y Management, Goverment and Public Affairs de Columbia University, N.Y.
.
Libros publicados:Viajero con pasaje a tierra extraña - PoesíaHombres solos en la fila del cine - NovelaEl temblor del kamikaze - CuentosCanciones de un barrio en la frontera - PoesíaTemeré por mí al final de estas líneas - Prosa poéticaPapeles para iniciar el fuego – Poesía
.
E-mail:
john.junieles@gmail.com
Blog personal:
http://johnjairojunieles.blogspot.com
.
.

LEJOS DE NUEVA INGLATERRA
.
Sylvia
Plath,
lejana muchacha tan
cerca,
yo también soy esta espina
que me avisa que estoy vivo
el mismo acuchillado por el
olor de los naranjos,
el que hoy sólo descubre
verde en los semáforos
el que siempre parece
tocarle el pan duro del armario.
.
Sylvia
Plath,
muchacha de
Massachussets,
a mí también me ocurre el
mundo
muy lejos de Nueva
Inglaterra,
de las casas aisladas con
graneros donde
guardan los animales para
protegerlos del invierno.
.
He heredado el nombre de un
muerto:
desde la tierra oscura del
patio
mi hermano solloza y
reclama por
aquello que desde un
principio le fue negado.
.
Sylvia Plath,
muchacha de
Massachussets,
cómo le explico a mi
hermano que dos hombres no
pueden llevar una misma
sombra.

.
.
AL SALIR DE LA OFICINA
.
Cuando parece que ya nada
queda en pie,
y uno sale de la oficina,
y va con sucuchara al
mediodía,
guardando
distancia
suficiente para que no
salpique
la sangre de la
duda.
.
Y uno va por la calle
preguntándose
cómo decir lo invisible,
lo que el
pensamiento
no puede pensar: el hábito
de las nubes
de repetir el universo,
las señales
secretas
que los romanos buscaron
en el vientre de las
aves.
.
A ninguna conclusión
llegamos,
y seguimos
caminando,
y nos cosemos las alas en
la espalda,
y vamos a los altares donde
el mundo
promete sus panes, mientras
olvidamos
- menos mal - que el
tiempo
labra la impaciente
materia
de lo que somos.
.

BALTHUS A LA DERIVA
.
Tu cuerpo, sueño detenido que empieza en otra parte y reclama su lugar en el mundo.
.
Mis sentidos te buscan a la deriva en la tarde, y te encuentro, mansa, volátil, suficiente, en la fingida realidad de un sueño: como acabada de nacer.
.
Cada color se funde en otro para ofrecer, como hacen las notas musicales, una ardua armonía en medio de la barbarie.
.
La luz es un animal violento y esquivo, niña, y yo le doy duro, y otra vez, para que llegue manso hasta ti, y su hocico te huela, bautice tu figura, y se quede sin oficio la muerte.
.

Ilustración: MUGS http://www.writersmugs.com/

María Teresa CÁRDENAS/Guillermo SCHAVELZON -¿De qué vive un escritor?


ENTREVISTA A GUILLERMO SCHAVELZON
¿De qué vive un escritor?
Por María Teresa Cárdenas
.
Paul Auster, Ricardo Piglia, Alberto Manguel, Alberto Fuguet y Hernán Rivera Letelier se cuentan entre los casi cien autores que representa este prestigiado agente literario.
.
"Por culpa de los libros", a los 20 años el argentino Guillermo Schavelzon dejó sin terminar dos carreras universitarias: medicina, "a la que me obligaba la tradición familiar", y cine, por la que sentía un auténtico interés. Comenzó entonces a trabajar en la pequeña editorial Jorge Alvarez, que por esos años - los sesenta- estaba revolucionando la edición en su país. Tiempo después, pudo abrir su propia librería en un local que le arrendó su abuelo en el centro de Buenos Aires. "La llamé Galerna, y a los seis meses ya estaba publicando libros", cuenta, recordando los románticos inicios de la que sería una brillante carrera. Tras el exilio en México, donde funda la editorial Nueva Imagen junto a Sealtiel Alatriste, vuelve a Argentina para hacerse cargo de la sucursal de Santillana. El éxito de su gestión lo lleva a Madrid, ahora en Ediciones El País. Regresa y asume la dirección de Espasa Calpe, la nueva adquisición de Planeta. Pasan seis o siete años, él cumple 50 y toma una decisión clave: "Fue un deseo de cambio, una nueva etapa vital, una reacción frente a la nueva concepción del negocio editorial, un deseo de estar más cerca del autor que de la gestión empresarial, pero sin olvidar ni desvalorizar todo lo que aprendí durante treinta años". Ha transcurrido una década y Willie - "así me conoce todo el mundo"- está feliz. "En la agencia los éxitos han sido más que los fracasos. De los dos ha habido, y de los dos seguirá habiendo. Lo bueno es que la proporción es razonable", cuenta desde su oficina, ahora instalada en Barcelona.
.
- ¿Crees que se terminó el tiempo de los editores, en el sentido tradicional, y ahora es el de los agentes literarios?
- No hay agentes literarios si no hay editores. Los agentes "vendemos" a los editores, no llegamos al público directamente. Los editores han cambiado, tienen roles y demandas diferentes, pero siguen siendo editores.
.
- ¿De qué manera te afectó la polémica desatada por el Premio Planeta 1997 a Ricardo Piglia, en circunstancias que tú eras el editor y ahora eres su agente?
- Me dio mucha tristeza, porque se centró en una tontería formal sin el suficiente fundamento, y no en el valor de la novela premiada. Me resultó incomprensible que se atacara a Piglia más que a Planeta, me pareció un antiguo ajuste de cuentas extraliterario. Lo tomé como "gajes del oficio". Lamentablemente nadie está exento de momentos desagradables en la vida, lo importante es poder relativizarlos. Un escritor que no ganó, impugnó una decisión tomada por Augusto Roa Bastos, Mario Benedetti, Tomás Eloy Martínez, María Esther de Miguel y yo. Me pareció que creer que estos escritores eran manipulables en su fallo, fue algo - por lo menos- excesivo. Piglia y yo siempre estuvimos cerca, y a medida que pasan los años lo estamos más. Lo que importa, y en lo que hay que centrarse, es en la obra de Piglia, y después de leer El último lector cualquiera podrá darse cuenta de que su vuelo narrativo y su capacidad de reflexión son cada día mejores.
.
- En 1999 afirmabas que el mundo de los agentes literarios es de mujeres, ¿ha cambiado esa realidad en los últimos años?
- Sigue siendo un mundo de mujeres, en España hay 21 agencias, de las cuales 20 están dirigidas por mujeres. En el mundo no hispanohablante es diferente. Ellas saben hacer su trabajo, y mantenemos una excelente relación personal y profesional.
.
- ¿Cuáles son los grandes cambios de tu agencia desde que te trasladaste a Barcelona?
- Un agente literario necesita estar en un espacio cultural central, en especial cuando la mayoría de sus representados pertenecen a países y culturas excéntricas, como es mi caso. Yo soy el mismo de siempre y trabajo igual que antes. Lo que ha mejorado es mi visión del mundo internacional de la edición, y lo que más ha cambiado es la visión que ese mundo tiene de mi agencia. Todo ha sido a favor. Mi relación con los escritores y el mundo editorial latinoamericano sigue siendo estrecha y muy buena.
.
- Tú has destacado la conveniencia de que el agente esté cerca de sus autores, ¿cómo ha sido esa experiencia desde Barcelona?
- Lo que sucede es que en diez años lo que ha cambiado es la tecnología. Hoy estoy más lejos geográficamente, pero muy cerca de todos. Ha sido el paso del antiguo correo con cartero al correo electrónico. Hoy, mis autores prefieren que yo esté cerca de los centros de decisión de las grandes editoriales más que de cada uno de ellos.
.
- ¿Cuáles son las editoriales más importantes para tu agencia en cuanto a volumen de negocios?
- Una agencia no mide su acción solo por el volumen de negocios. A mí me entusiasma tanto una gran cifra de facturación como una pequeña edición de una excelente novela que no implica negocio. Responder con datos y cifras concretas no sería correcto de mi parte.
.
-¿Y los escritores? ¿tienes un ranking entre ellos ahora que tienes casi cien representados?
- Yo represento exclusivamente a escritores y escritoras a los que quiero representar. Ni uno solo por obligación o conveniencia. Por lo tanto no hago evaluaciones ni rankings. Cada uno tiene algún mérito que me satisface en algo, a mí o a mis colaboradores. Me siento tan orgulloso de representar a una gran novelista, como a un gran cocinero (que los tengo). Leo todo lo que escriben los escritores que represento, y el número de "casi cien" me asusta, pero muchos son patrimonios literarios, legados.
.
- ¿Todos los escritores deben tener agentes literarios?
- El mundo internacional de la edición no es accesible para un escritor, todo está muy pautado hoy en día: ferias, catálogos, reuniones con editores o productores de cine. Pero lo que sucede es otra cosa, y tiene que ver con un tema nunca hablado con claridad: ¿de qué vive un escritor? Hace diez o quince años, el destino único de un escrito era el libro, y el 100 por ciento de la remuneración económica de un escritor provenía de los derechos por la venta de libros. Hoy, los nuevos medios de comunicación, los diferentes canales comerciales y soportes en que se puede difundir un mismo contenido, hacen que los ingresos de un escritor se hayan diversificado, y mucho. En Europa, más de la mitad de lo que gana un escritor proviene de otros aprovechamientos de ese mismo contenido, a través de los llamados "derechos subsidiarios": ediciones especiales para quioscos, cine, TV, prólogos, presentaciones, artículos de prensa, traducciones y ediciones en otros idiomas... un sinfín de posibilidades. El equipo de trabajo y el costo operativo de estas gestiones no los puede afrontar un escritor, se requiere un grupo numeroso para financiarlo, y por eso funcionan las agencias literarias. Pero muchos escritores hacen su carrera sin necesitar nunca a un agente literario. Son decisiones personales y profesionales, no generalizables.


Articulo:
http://diario.elmercurio.com 21/01/2007
Ilustración : Siegfried Woldhek -
http://www.woldhek.nl/

mardi 23 janvier 2007

Antonio LEAL/Poesía

.
Antonio Leal (Chetumal, Quintana Roo 1952) nació en la parte continental del Caribe mexicano, estudió la carrera de sociología en la Universidad Nacional Autónoma de México, fue miembro del Taller Literario de Juan José Arreola, becario de poesía del Centro Mexicano de Escritores, publicó su libro Duramar (1981), en la Universidad Nacional Autónoma de México; Canto Diverso, Editorial La Tinta del Alcatraz, Toluca, Estado de México, 1995; Los cantos de Duramar, editado por el Comité de los Festejos del Centenario de la ciudad de Chetumal, 1998; Poemas Provinciales, Editorial El Taller del Poeta, Pontevedra, España 2004; incluido en las siguientes antologías: Cinco poetas jóvenes de México, Edición de la Secretaría de Educación Pública, 1967; Recuento de Voces, Edición del Programa Cultural de las Fronteras, Quintana Roo, 1987; Una literatura sin pasado, Edición del Consejo nacional para la Cultura y las Artes, 1990; Tiempo vegetal, antología de los poetas del sureste de México, Edición del Gobierno del Estado de Chiapas, 1993. Ha publicado su obra en las mejores revistas y suplementos literarios del país. Primer Premio en idioma español de Poesía, Prosa y Arte Figurativo "Il Convivio", Italia, 2004. Presidió el jurado del Premio Internacional de Poesía caribeña "Nicolás Guillén", 2001; asistió al XI Encuentro convocado por la Asociación Latinoeamericana de Poetas en Chile, 2005; es guionista de radio en su ciudad natal, corresponsal del diario La Prensa, de circulación nacional; ha terminado un nuevo libro (inèdito) de poemas titulado Thalassa.

E-mail:
balamqro@hotmail.com
.

LA CANCIÓN DEL MARINO*

.

En las lindes del alma,
nada muere.
Se aviva la roca
y se
desangra.
El cielo claro
de su hechizo anda,
un pájaro marino vuelto
en vuelo.

Muchacha de puerto:
el mar.

La humedad de sus
labios:
la era,
para el marino que llega.

¿Su nombre?
No lo
sè.
¿Su sentir?
¡Quièn lo viera!

Desasola su alma de sal,
ola tras ola:
una pena.
Es el marino que llega,
ebrio del mar,
y ya se va.


A SOLAS, NO CONTENTO


Extraño de mí,
a solas con todos,
no contento,
recobro la
señal,
el claro indicio,
y comienzo a recordar
que a nada llego.
Recorro distancias en mi frente,
meses que miden al fin y al cabo algo,
tinieblas que acuden ciegas a mis manos.

¿Dónde estará ahora tu
cuerpo
dulce y silencioso?
¿Qué palabras tengo hoy para no nombrarte?
¿Qué anatema y qué locura ahora me persiguen ?

Y mientras tomo
constancia de estas cosas,
y me revuelco en el silencio que te nombra,
a
morir vuelvo de palabras sólo mías
que el corazón repulsa y olisquea.

Y carajo,
qué desdicha,
qué difícil es tu ausencia
en mi
vivir diario,
a pedazos.
.
.

* Textos del libro Poemas Provinciales, ed. El Taller Poeta, Pontevedra, España, 2004. PS. Con un atento saludo desde el caribe mexicano del poeta Antonio Leal.


MELUSINA

«Yo vi tu atroz escama Melusina
brillar verdosa al alba.»

Octavio Paz


Para Arturo Gómez, historiador non plus ultra
de la civilización maya de la costa caribe de Quintana Roo.

Más allá de las almadías
donde el sueño guarda todos sus espejos.
Más allá de parajes inéditos

donde la memoria inútil
siempre
oculta
el rastro de sus insanes bestias.

Más allá,
más allá de
las calendas
que incendian las horas

de antiguos almanaques,
bitácoras perdidas de un naufragio
del que sólo zozobran

este
racimo de palabras,
este puño de silencios,
quizá esta sed por saber

qué tan amargo es en mis labios
ese mar que saca
a flote los
recuerdos?.

Más allá de la sombra de este lápiz
que avanza unánime
entre los escombros

de esta página en blanco.
Más allá de este
verso
en donde se pone de pie el horizonte,

¿dónde?,
¿en qué ola
es cuando suelta amarras el poema?.

¿Cuál sirena ahora canta en la
línea
justa de flotación de estas palabras?
¿A qué manos

de
otros náufragos
va a llegar esta botella perdida,
Melusina,

al
igual que la cabeza de Orfeo
que anduvo en la inmensidad
inmensa

del inmenso mar un día?
¿Quién camina ahora
entre diásporas de
espejos?

¿Quién puede acotar
los pasos de un dios,
medir acaso
la huella

que deja en cada brizna
de arena escondida?
¡Oh, los
recintos nítidos del agua

en los que se deslíen las nostalgias!
Entonces preñan las potrancas ávidas
volteando el anca

hacía
vientos terrales.
Entonces se encharcan los aguajes
si alguien mata

en la aguada al único lagarto.
Cunde como una plaga la ictericia,
le brotan lagañas a los niños

que sólo curan las leches de crianza.
¡Oh, el cuajar de las leches maternas
al paso ebrio del aire

en
las cañadas,
cuando el acíbar hincha
los raizales

y sube la miel
a las macollas!
¡Forraje de espumas bajo la crin
de la lluvia!

¡Oh, secreta vendimia
cada penacho en los espigales!
.
.
Ilustración : Siegfried Woldhek - http://www.woldhek.nl/