dimanche 16 mars 2008

Orlando ORDÓÑEZ SANTOS/Poesía


Correo de: Jinre jinrejinre@gmail.com

Orlando Ordóñez Santos (Muqui, Jauja, 1948) Profesor.

Integrante de La Casa del Poeta - Jauja. Antologado en el volumen Nº 30 La Luz Temblorosa De los Sueños (Casa del Poeta Peruano Nº 30, 1996) Edita mensualmente ARTE POÉTICA que, esta vez, con su Edición Extraordinaria, alcanza el Año X – Nº 150.

Telef: 4600575
E-mail:
orlandoos_05@hotmail.com
Blog: castañuelasazules.blogspot.com


LUIS YÁÑEZ
Arte Poética
Por Luis YÁÑEZ

Por si acaso,
por si necesitáis
mi filiación
para que las teorías y la metafísica
no sean requisitorias
contra mi muerte,
voy a decir
cómo se escribe un verso.

Nacer a la vida
y ser apaleado.

Cruzar con urgencia la niñez
y ser apaleado.

Amar
Y ser apaleado.

Estar en la verdad
y ser apaleado.

Una pausa
porque el lomo del hombre

no es tan fuerte.



Mi Sueño
Por Luis YÁÑEZ

Corría el agua azul
de las mañanas,
y mi tiempo de niño
hacía señas
a las ramas de abril
alborotadas.

Yo soñaba

mil vueltas a mi sueño;
y cuando más soñaba,
con furia me asaltaba
en alta mar
mi diaria pesadilla.

No era, en verdad,
mi sueño;
lo sentí tan lejano,
lo advertí tan ajeno
que quise despertar
y hacerle señas
al niño que soñaba
con cosas tan pequeñas.



La Espiga
Por Luis YÁÑEZ

Desde aquí huelo el perfume
de la espiga agitada.
Los rayos del sol juegan con uno
y te hacen desear cosas extrañas.

Añoro mi casa de adobes
con su techo de tejas
que cada estación mudaba de color.

Hay detrás un ciruelo,
dormí bajo sus ramas,
desperté,
y siguió ahí mientras me sentí vivo.

Ahora
atascado en este barrizal,
sé lo que siente un hombre
cuando desaparece lo que ama,
cuando ha perdido todo.



No Sé
Por Luis YÁÑEZ

No sé si es la tristeza
la que combate fieramente
con el amor
en mi vida.

La que reluce
en el humo nocturno
cuando desando todos los caminos
tan sólo para verte.

No sé si es la tristeza
la que arrastra desde mi corazón
la sangre
por mis viejas arterias.

No sé si herida como está
no me hará daño ya
con sus brasas sombrías.

Ella sació su sed;
no sé si la venció, al fin,
con su pesar
la luz de mi alegría.



Amor
Por Luis YÁÑEZ

Llega la noche
y tomo el talle leve,
desnudo, de mi sierva;
me derribo tras ella
y voy como un relámpago
en pos de su silencio.

Busco atajos que llevan a colinas secretas,
la amo en plena hora
del placer y los besos;
y cuando ya se aquieta mi alborozo,
mido otra vez la sed
irrenunciable
de mis viejas tristezas.



ULISES VALENCIA (Lima, 1947)
Ayer mismo canté a la mañana
Por Ulises VALENCIA

Ayer mismo canté a la mañana,
al sol que se avistaba lejos,
al aire, a las plantas y a las flores.
Ayer también canté a la tarde,
tristona ella, llena de melancolía
con la madre sentada como florecida rosa.

Cómo no cantar a la noche,
también canté a la noche
todos sus sueños y misterios,
desde entonces, detenido
en la estación, por siempre
a tu vera, solitario, permanezco.

Tanta agua cayendo gota a gota,
cuánta arena acumulada,
cómo cansa la ecuación.
Lejos del lugar donde debí estar
perdido e irredento,
miro más allá, como debí hacerlo
mucho antes de este día, donde
con pesar entiendo que nunca
la luz de la esperanza brillará.

Por eso por inéditos caminos,
con el cuerpo ya vencido,
me atrevo a continuar.


ANÍBAL PORTOCARRERO (Arequipa, 1931)
¡Oh, Rosa!
Por Aníbal PORTOCARRERO

¿Por qué mis manos hieres
con mortal herida
si ellas solo
cuidarte quieren?

¿Por qué si eres bella,
frágil y galana
tu tallo armas
con hirsuta espina?

¿Por qué si para siempre
tu belleza anhelo
flor efímera de un día
eres?

¿Por qué aun después de muerta
en el aire tu aroma
no desmaya?
.
Ilustracion : Cemal Arig - http://www.irancartoon.com/

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...