samedi 23 août 2008

Boris GOLD/Poesía & Prosa


Boris Gold, vivo y nací en la ciudad de Buenos Aires, 74 años, editado tres libros y ya camina el cuarto y varias antologías, con una poeta amiga que es concertista de piano editamos un compacto recitado con doce composiciones mías y música de ella.

A su vez con música de ella y otras obras mías estamos terminando otro compacto de tangos...y algunos premios que no vienen al caso enumerar

E-mail:
borisgold@fibertel.com.ar

Sobre
Azul@rte:
http://revistaliterariaazularte.blogspot.com/search?q=Boris+Gold


Estoy de remate
Por Boris GOLD

“Y con un excedente... de modestia...”

Ven hacia mi sin temores
hazme caso te lo digo,
y en una nube saldremos
hacia un destino ideal,
allí donde solo existe
el amor a todas horas,
y la ilusión acompaña
en un éxtasis...total.

Iremos prestos a un reino
de hadas y arcos iris,
donde el peaje se paga
con poemas para entrar,
de souvenir nos entregan
un caminito de flores,
y un decálogo que hable
de lo bello...que es amar.

Disfrutemos todo eso
pues será duro el regreso,
nos meteremos de lleno
en la triste y gran verdad,
este mundo tan realista
verdugo de muchos sueños,
cuesta mucho abrir los ojos
y ver...esta realidad.

p ero tu no te preocupes
tendrás a full quién te quiera,
y caricias milagrosas
curarán todo tu mal,
no te olvides reina mía
que este man es eficiente,
la ternura está de moda
déjate...solo llevar.

Me gradué con buenas notas
en el turno de la noche,
junto a noctámbulos sabios
que sabían esto...y más,
el profesor un bohemio
el rector un viejo poeta,
y un par de yiros de cuna
me evaluaron...al final.

Esto va de garantía
a cuenta de mis trabajos,
así que deja los miedos
y entrégate sin luchar,
si alguna de tus amigas
quiere prenderse en la cosa,
mimosas quiero que vengan
que las voy...a vacunar.

***
Apretándome el Alma
Por Boris GOLD

Siete de la mañana de un día cualquiera, me desperezo después de un sueño por demás intranquilo y no es para menos, las próximas horas serán sin duda alguna definitorias de muchas preguntas y dudas, el temor más grande es que existen infinitas probabilidades que la mayoría de ellas: QUEDEN EN LA NEBULOSA...SIN RESPUESTAS.

La languidez que siento en el estómago, es típico del preludio de algo importante por suceder, por eso mi intranquilidad sube a medida que pasan las horas.

Los pormenores que desembocaron en esta situación, no dejará de llamar la atención a muchos, pensando con razón que lo mío puede deberse a varias cosas: QUE ME ESTÁ PATINANDO EL EMBRAGUE, QUE NO ENTIENDO LO QUE ME SUCEDE, O QUE SIMPLEMENTE LA VIDA ME ESTÁ PASANDO ALEGREMENTE POR ENCIMA, ¿la verdad?...NINGUNA DE LAS TRES SITUACIONES ME LLENAN DE ORGULLO.

Con mucho miedo me voy al encuentro de una cita emocionante, en un lugar cualquiera, de un barrio imaginario...o no, me está esperando ni más ni menos que MI NOSTALGIA, TENGO TANTAS PREGUNTAS PARA HACERLE.

Mientras me dirigía a ese sitio comencé a replantearme un montón de cosas, en primer lugar: COMO IBA A COMENZAR MI INDAGACIÓN.

¿Tal vez preguntando donde había quedado mi inocencia? y algo más importante aún, SI HABÍA SERVIDO PARA ALGO, a continuación averiguaría que fue de la historia de MI PRIMER AMOR...Y SI ALGUNA VEZ SE ACORDÓ DE MI.

También le rogaría alguna noticia de aquella...MI MAESTRA BUENA, LA DE PRIMER GRADO, QUE CON SU BONDAD Y PACIENCIA HICIERA QUE MUCHAS VECES ME EQUIVOCARA... ¡Y LE DIJERA MAMÁ!

No dejaría de preguntar si acaso por una casualidad sabe algo de las promesas, que joven aún me hicieron con respecto a “UN MUNDO JUSTO”, CON OPORTUNIDADES PARA TODOS Y SIN DISCRIMINACIONES Y DE ESE BLA BLA BLA, QUE CON UN POCO DE ESFUERZO VERÍA CORONADO MIS DESEOS DE ¡ GANARME UN VENTUROSO PORVENIR!

Mientras pensaba en todo esto mis pasos iban a la deriva, parecía que no obedecían a ningún control, al rato se fue clarificando la nebulosa en que se había convertido mi mente, fruto de mis profundas elucubraciones y en ese preciso instante fue que escuché una voz, que en tono de reproche me decía: OTRA VEZ TE DEJASTE VENCER POR LAS UTOPÍAS.

YO NO BEBO, PERO ME DIRIGÍ AL PRIMER BAR QUE ENCONTRÉ...
PARA MAREARME CON UN PAR DE COPAS....
NECESITABA IMPERIOSAMENTE...
PENSAR EN OTRA COSA.

***

Así y asa
Por Boris Gold

Se lo vio abstraído
buscando quién sabe,
algo muy difícil
tal vez de encontrar,
¿sería la dicha
que fue tan esquiva?,
o quizá la huella
que dejó...al andar.

No era muy fácil
así a la pasada,
saber que buscaba
con tanta ansiedad,
cada cual muy dentro
de su propia historia,
no sabe a veces
cual es...la verdad.

Llegó a una esquina
que tenía en mente,
su cara decía
que era el lugar,
como seña estaba
el buzón amigo,
que le dijo triste
tardaste...en llegar.

No encontró la casa
esa que habitaba,
una joven dulce
a quién tanto amó,
el bar en tinieblas
estaba en ruinas,
viendo todo eso
con bronca...lloró.

Y allí en un momento
cambiaron las cosas,
el entorno entero
se desdibujó,
y fueron cayendo
cual fruta madura,
todas las verdades
y todo...el dolor.

Se acordó que un día
todo era jolgorio,
el mundo era suyo
y estaba a sus pies,
pero las agujas
del tiempo pasaron,
su presente indica
que llegó...el después.

***
Con un Poquito no mas
Por Boris GOLD

Cuanta duda junta (1)
quedó en el recuerdo,
cual tinta indeleble
que nadie borró,
una de ellas era
¿por qué era tan pobre?,
y de mi casa humilde
nadie...se acordó.

ni los reyes magos (2)
que eran tan buenos,
vinieron al barrio
donde yo viví,
tal vez porque había
tan poco de todo,
ni siquiera pasto
se criaba...allí.

Momentos muy tristes (3)
esos seis de Eneros,
los pobres zapatos
cansados de esperar,
la pelota grande
o el autito nuevo,
y el veloz trencito
para ir...a jugar.

A veces es lindo (4)
que por un ratito,
se acuerden de uno
y lo hagan feliz,
la miseria es dura
y crea rencores,
la vida no siempre
debiera...ser gris.

Si los chicos ricos (5)
que todo lo tienen,
donaran un poco
que lindo va a ser,
pero para eso
hay que mamar calle,
ser de cuna humilde
y sobre todo...querer.

Con esto no quiero (6)
cambiarlo al mundo,
cargado de misterios
está bien donde está,
pero la conducta
de ciertas personas,
son cual negras ratas
de la...sociedad.

¿Cuanto cuesta un poco (7)
de tiempo y esfuerzo?
en pos de esos niños
que tristes están,
la villa es su nido
donde reina el hambre,
pero ellos piensan
que un día...reirán.

No abundan milagros (8)
pero sí funcionarios,
que en vez de rascarse
se dediquen ya,
a cambiar desidia
por hechos concretos,
la niñez no espera
y pronto...se va.

***
Divagando y divagando
Por Boris GOLD

Esta historia contada así en pedacitos, es el rompecabezas que una vez armado, nos muestra en rigor de verdad, el devenir de este simple porteño que con sus más y sus menos, supo encontrar con muchas dificultades, el camino cierto para insertarse en la vida de ella, “LA QUERIDA BUENOS AIRES”.

La llovizna tenue y fina más un cielo plomizo, pintaba de gris un firmamento, que parecía llorar por tantas tristezas ajenas a ella, desde mi ventana veía a la gente caminar aprisa y eso exacerbaba mis pesares, que como furgón de cola venía arrastrando hacía ya bastante tiempo, mientras desde el fondo de mi alma sentía como una voz que me decía, ¿cómo sigue esta historieta?

Me hice especialista en fracasos, tenía tantos que no sabía donde ponerlos, pero como todo lo malo trae aparejado algo bueno, tomé coraje para hacer lo que muchas veces quise y nunca me animé, tratar de mezclarme con los que más saben y si hay alguien que tiene todos los méritos para ello es la grande, la sabia por vieja y por vivencias acumuladas: “BUENOS AIRES”.

Cuando mis ojos empapados de ese brillo y acompañado por infinidad de personajes dignos de conocer, fui aprendiendo cosas que ni cuenta me daba que existían, una de ellas, importante por cierto, saber que con la pinta sola no se puede conquistar el mundo y a ese ritmo seguramente iba a conquistar el premio al “salame picado grueso”.

Por supuesto que me creí la novela que teniendo buena “facha” la podía jugar “de taquito” y de allí a la inmortalidad había solo un paso, ¿qué risa, no?

¡Que tiempo aquél!, recuerdo que después de regalarme sapiencia, hiciste que para mi bien, me cayera y levantara tantas veces, hasta que pude convertirme por fin en.: HABITANTE DE TU CIUDAD con calificaciones...DE GRAN AMIGO, previo paso por las aulas de curdas, linyeras, bohemios, reventados y toda esa fauna única en el mundo, que hicieron de mi...UN TIPO DERECHO Y SIN AGACHADAS.

Nunca olvidare el día que debía rendir, el último examen para eximirme, la materia a dar era LA AMISTAD, haciendo una retrospectiva de todo lo aprendido recorriendo la geografía de la gran ciudad, llegué a la conclusión que: LA AMISTAD ES EL ÚNICO BIEN QUE NO SE PUEDE COMPRAR, ALQUILAR, NI ARRENDAR...HAY QUE GANARLA.

Pero no todo se desarrolló por carriles normales, hubo un tiempo en que lo llamé “mi época gris”, fue la vez en que creí que estaba listo para hacer la mía, (así me fue).

Empecé a creer en la promesa de los políticos, apoyé a los sindicatos creyendo que eran la salvaguarda de los trabajadores, también creí que la justicia nos iba a sacar de este pozo... (terminé durmiendo en un aljibe).

Luego por esas cosas que no entiendo, me hice místico y me fui a vivir a una cueva en pleno desierto, llegó un momento que me dije: ya estoy preparado para ir a pregonar mis ideas a la gente y que ellos las difundan, hacia allí enfilé mis pasos pero previamente confeccioné un gran cartel, con el cual pretendí salir a captar gente.

A las dos cuadras vino la policía y me metieron preso (aduje que arbitrariamente, por supuesto) en el afiche no había escrito nada ofensivo para nadie, solamente decía: ARRIBA LOS DE ABAJO...VAMOS ENANOS CARAJO (lo vi escrito en un paredón y me gustó), en ese mismo momento me di cuenta de dos cosas: QUE YA NADIE SIGUE A LOS GRANDES PENSADORES... (y que estaba medio chapita).

Cuando ya todo estaba prácticamente perdido y sin poder salir de ese atolladero, hice lo que en estos casos siempre hago, salí a ventear mis penas por las calles de la gran urbe, pensando que entre los brazos de ellas se podría producir algún milagro, tal vez pudiese de esa manera cargar aire para seguir tirando.

Cuando hablo de la magia con que está empapada “MAMÁ BUENOS AIRES” no estoy divagando, es algo cierto y comprobable y si no que lo digan los hechos que a continuación me sucedieron.

Pienso que a mucha gente le habrá pasado alguna vez lo que a mi me sucedió, caminando a la buena de Dios y sin destino fijo, llegué hasta un lado que no conocía y no solamente eso, sino que no podía entender como había llegado hasta allí, no pude imaginarme cuanto tiempo estuve caminando a la deriva, lo que si sentí fue como un despertar y darme cuenta exacta que alguien me había empujado a ese lugar, el destino, algún duende travieso...vaya uno a saber.

La esquina me era desconocida, el barrio más aún, una es una avenida llamada RIVADAVIA y POLA la otra que la cruza (desde ese día, las arterias más importantes de mi vida) y como desprendida de una nube ¡LA VI!, sentí un clic en todo el cuerpo y no se como explicarlo, pero me di cuenta con toda claridad que a mi rantifusa existencia había llegado por fin, la tan ansiada felicidad, la que tanto busqué y ...YA CREÍA PERDIDA.

Gracias, muchas gracias BUENOS AIRES por dedicarle a este porteño una mirada cómplice y encarrilarlo por la senda justa hacia la dicha.

Perdón, pero entre todo este fárrago de palabras me olvidé decirles, que esto no es un cuento de hadas, la princesa existe, se llama DORIS Y COMO AQUELLA VEZ...ME SIENTO POETA FRENTE A ELLA.

***

Adios Amor
Por Boris GOLD

Si un día cualquiera
entre tanta gente,
te sientes muy sola
y triste también,
será que te faltan
mis dulces caricias,
todo se fue yendo
igual...que aquél tren.

Me dijiste quiero,
volar otros cielos,
ver otro horizonte
y el ruido del mar,
a tu pueblo humilde
le faltaban cosas,
pero siempre había
amor...y amistad.

Yo guardo en mi alma
muy bien escondida,
la sentida poesía
que te dediqué,
en ella escribía
lo feliz que era,
llegaste a mi vida
tanto...te busqué.

Desde mi ventana
hecha con vivencias
y lindos recuerdos
que guardo de ti,
deseo que otro
sea más dichoso,
te llevo en mis ganas
aunque...te perdí.

A veces entre brumas
veo que aparece,
tu imagen añorada
la que tanto amé,
tu cabello al viento
con sabor a lluvia,
y al ir a besarte
solo un sueño...fue.

Nada es como era
falta tu dulzura,
me quedé muy solo
para mi dolor,
dejaste una h
ella
tan honda y profunda,
ando por la vida
huérfano...de amor.

..
Ilustracion: Siegfried WOLDHEK - http://woldhek.nl/