dimanche 24 août 2008

Jaime SEREY/ Femme Européenne de la République Française


Jaime SEREY nació en la ciudad de Viña del Mar, Chile. Poeta radicado en Canadá. Después de haber participado en diferentes talleres literarios que reagrupaban los poetas marginales de los años 80, recibe los premios RENACER (1985) y del Colegio de los Padres Maristas (1987) en Chile.En 1994, publica su primer libro «Soledad Casi Culpable» Y los cuadernos, «Vivir por beber y escribir» (2003), «Aguacero de Palabras (2005) y «Poemas de una Edad» (2006).Participo en el taller literario “SUR” de Montreal, en la revista québécoise francófona “ARTMAGE” y en diversos sitios Web literarios Canadá, Chile, España, Perú, Argentina, New-Zealand…Editor y Creador de la revista virtual «Revista literaria AZUL@RTE»

Sitios:
http://revistazularte.blogia.com/
http://revistaliterariaazularte.blogspot.com/

Página Personal: http://jaimeserey.blogspot.com/

E-mail:
jaimeserey@hotmail.com


Femme Européenne de la République Française
a Dominique Gasiewicz

«Ingrese a tus fotografías como si ingresara
Al mejor de los mundos, que no todos los seres poseen
A uno de esos bellos mundos, que suelen existir con sus largos espacios
De ríos y de poderes, donde yo pude recordar todo nuestro amor»

Joaquin Ancud


Ingrese a las fotografías de nuestro álbum
Por Jaime Serey

A las fotografías de tu cuerpo
A las fotografías de tus evocaciones
A las fotografías de tu epidermis
A las fotografías de tus indecisiones
A las fotografías de tu intimidad
Que cruzaba nuestros cuerpos cálidos
A las fotografías de tus caricias, tu cabellera
Peinadas por la furia del aura y de la vida
A las fotografías de tu sonrisa
Aparecida junto a una ventana asoleada
Donde yacías con tu cuello levemente inclinado.

A las fotografías donde entregabas tus escasos dolores
A las fotografías donde te entregabas mucho más que un siglo
A las fotografías donde siempre me saludabas con un mensajes
Que acabo de hallar entre las páginas de unos libros de Amado Nervo:
«Mon Doudou, je te souhaite un bon appétit
et souviens-toi de nos batailles matinales.
Je t’adore mi carne ardiente !
Besos y besos tu Dominga...»

Ingrese a las cantidades enormes de tus fotografías
Asimismo a otras fotografías para descubrirte así mismo
A las fotografías que reflejan tu felicidad y tú desnudes
A las fografías de tu felicidad prodigiosa
A tu rostros atractivo, a tus labios
A tu lengua y a tus dientes
Que tantas veces me mordieron y me han mordido sin remordimientos.

A las fotografías que buscaron incluso mis noches secretas
A las fotografías donde tu y yo nos inventábamos de nuevo
Escondiéndonos entre las páginas de un libro de poesía Chilena,
Allí te veías radiante como si yo te hubiese visto toda una vida,
Con muchas pulseras del altiplano en cada uno de tus brazos.


Esta es una fotografía, que nunca podremos olvidar, lo juramos...
Por Jaime Serey

Personalmente también he ganado,
Pues halle la fotografía donde tú apareces embarazada
Y con una toalla verde sosteniendo tus largos cabellos rojizos por el sol,
Que hermosas pupilas azules tienes que bello perfil tártaro
Y que feliz antes de dar a luz nuestra hija, Emma Luna.

Pero es interesante buscar en otras fotografías nuestro pasado
Entre las páginas amarillas de los libros,
Porque fuera de buscar con ahínco tus sentimientos y tu pasado,
Que es fundamental para que siga palpitando a veces
en vez de hallar fotografías suelo encontrarme con timbres de correos,
pasajes de micros y postales.

En el libro de Jaime Sabines, guardábamos timbres de España,
con la imagen Pre- Olímpica, de Barcelona, 92, ¡sorpresa!
En otra de las páginas descubrí un amarillo recorte de diario anunciando
La muerte del poeta y periodista Hugo Goldsack,
en otras páginas informaciones referentes al concurso literario del poeta Juan Rulfo,
Pero de todas las fotografías encontradas es esta la que más quiero.

Porque te veo seducida por el color blanco y negro de la foto
Como si fueras una quinceañera que no quisieras dejarme jamás
Aunque todos los años desfilaran con su rumbo de mortal astucia.
Esta es una de las fotografías para llevarse en el corazón
Como un paquete de cartas amorosas y serias o una canción
Para una rosa roja de pura sangre venida de los espacios.

Esta es una fotografía, que nunca podremos olvidar, lo juramos...


Ingresamos a las fotografías, que hoy exaltamos
Por Jaime Serey

Ingresamos a las fotografías, que hoy exaltamos
Cuando nos encontramos desolados.

Fotografías que hemos ido queriendo
Con el paso de los días, las semana y los años.

Ingresamos a las fotografías y ha nuestro universo,
que es muy colosal como lo es nuestro amor
y nuestras propias vivencias
Ingresamos a las fotografías donde hemos pasado semanas
Y más semanas mirándonos con una ostentosa nostalgia

Si fuéramos un cielo Griego enamorado de una admirable nube
Si fuéramos un cartero al que le cautivan las cartas de amor
y no obstante el olvido.
Ingresamos a las fotografías y nos encontramos bellos
Muy bellos lo demuestran las fotografías.

Nosotros allí nos aferramos a nuestros brazos con mucha ternura
Y nos vemos jóvenes, pero tan jóvenes, que parecemos adolescentes

Nos reímos sin abrir mucho nuestros labios finos y ardientes, pero reímos.


Para que nos dejaran entrar en la fotografía Kodak
Por Jaime Serey

Soy el hombre de maitenes y tú mi musa Europea,
nos adherimos al sol, a los gatos, a los valles extraños,
a los que aman los rayos de la luna,
el cuerpo y el dibujo, el silencio del desierto de Atacama ,
el desnudo humano a la piel,
la estratosfera, los cuatro puntos cardinales y a la palabra amistad.

Pero afuera todo es exactamente igual al territorio que dejamos
- que raro, que coincidencia el verano Canadiense,
tiene bastante semejanza con el clima Chileno –
En nuestras mentes danzan los recuerdos,
vemos sauces que se doblan con la furia del viento
y junto al pasto pequeñas plantas muy parecidas
al orégano de nuestros jardines.

Aquí entregamos algunos indicios de esta fotografía encontrada en un bufete
Nuestra fotografía de todos los días que vivimos caminando,
Nombrándonos con grandes nombres, meses, semanas y días.
Como hoy nos situamos los dos juntos en una ventana.
Y nos hemos colocado en nuestras cabezas nuestras boinas de invierno,
Integradas a nuestras personalidades.

En la fotografía la obertura del ventanal
como una pantalla panorámica se ha repleta de gorriones
y de salpicaduras de lluvia.

Pero no nos preocupemos no todo en nosotros es solo un pesimismo,
un pesimismo que suele envolvernos de furor,
porque solo deseamos vivir con nuestros labios
que nos obsequian infinitos besos, besos de bondades
y con una savia lascivia de las plantas carnívora,
de los rayos de los exquisitos gemidos.

Si queremos beber del río de la pasión
que corre por nuestras venas brindémoslo al río,
aunque el corra delante de nosotros con su luz de poesía, mi querida,
mi delicioso culto hermoso de laureles,
mis gritos desde dentro de tu cuerpo lleno de anhelos y caricias,
mi cáliz satisfecho de vino, de aires femeninos, de tiempos que pasaron
por nuestros tiempos y que serán un tiempo nuestro.

Sorprenden nuestras fotografías,
nos vemos inspirados queriendo ambos gozar la libertad,
Besar el sol dorado lleno de maíz
y queriendo vociferar todo nuestro grande amor,
para que nos dejaran entrar en la fotografía Kodak.


À toi
Por Jaime Serey

Amor, para que contar todos los detalles,
pero con solo nombrar a nuestro poeta Gonzalo Rojas,
vas adivinar inmediatamente las fotografías que querías mirar, sí...

Las encontré dentro de la antología magistral
editada por la editorial Tierra Firme,
sus páginas estaban repletas de fotografías todas tuyas.

Me emocionaron tanto que mi almas casi se queda produciendo
puros sollozos de nostalgia
Encontré lo que pensaba, habían cuantiosas fotos tuyas,
cuantiosas y cuantiosas...

Como para querer en cada foto cortarme las venas
digo si me volviera loco de amor poderoso,
enceguecidos por las estrellas, la noche,
solo si por unos caprichos me quedara hecho un esqueleto lleno de gozo.


En tus fotografías mezcla de colores sepia
Por Jaime Serey

Que amigo es el recuerdo,
Que prefiere irse junto a nosotros por todas nuestras vidas.
Que sangre es la que tenemos en nuestras venas, que inmortal sangre
Que solo quema para pensar y llevar siempre en la mente
El estandarte del más y más puro marfil de nuestro amor
Y todas esas gemas que de ser tan bellas conocen nuestro placer.

No existe un color de piel ni de besos para entrar en tu cuerpo
Mi miga de pan para el más hambriento de comer todas tus caricias
Y de seguir el libre albedrío de tu historia natal de mujer
La única verdad que existe desde que fue creado el mundo,
Mi alma de servir en los caprichos
Y en los quejidos el ruido de todas las madres.

Sin equivocarme tú eres mía mi calor de carbón ardiente
Con cantidades de olas de abrazos y de rictus de Ángela perfecta.
Que maravilloso es el calor del sol y de tus manos bondadosas.
¡Podría alguien explicarnos como se llega al complejo sitio de las fotos!
Mi musa, piensa que es el aliciente de todo nuestro amor
Donde yo, perfectamente soy su caballero, y su Quijote de la Mancha,

Porque con las fotografiarnos podríamos ser capaces de volar
Hasta nuestros propios brazos y nuestros propios ósculos
Cuando nosotros lo permitimos nos dejamos orientar
Por una estrella recóndita
Por una señal de vida, de amores eternos,
Que solo a nosotros nos pertenecen.

Una fotografía de nosotros, una sola pérdida en el desierto de Atacama,
La encontraríamos incluso la pintaríamos de versos y palabras
La encontraríamos y se la obsequiaríamos a los luceros y las estrellas,
Como no reconocer a nuestra estrella polar
A nuestra galaxia que nos entrego la vida.
Nos encontramos mirándonos en las fotografías...

Nos encontramos besándonos en las fotografías...
¿Será esto lo que llaman el resplandor del amor?
Si son todas las fotografías rápidas que aparecen y desaparecen
Entre tanto ingenio de luces activas,
Capaces de cruzar los ríos de nuestra voluntad,
Todas capaces de cruzar nuestros campos y nuestras fronteras de la memoria

Nosotros ya pensábamos que dentro de ellas seriamos
Para siempre como un bendito rocío, como unas palomas de la paz,
Como las típicas alegrías de dos jóvenes espartanos,
Que vivirán siempre muy cerca amándose.
En nuestras fotografías, de un metro setenta de estatura
Nos vemos bien parecidos en estas fotografías mezcla de colores sepia,

Nos vemos inteligente soñando en el interior de los cielos azules,
Pero más adultos que en otras fotografías
(tú me recuerdas la sonrisa dulce de Trilce.)
No podemos recordar,
Como... ni cuando...
Nos encontramos dentro de esta fotografía,

La fotografía fue más veloz para proyectarse
Entre tantos relámpagos de imágenes vigentes,
Que yacían dentro de la cámara,
Que nos sentimos incapaces de cruzar sin nuestros besos
Sin nuestros sentimientos, sin los campos,
Las fronteras de nuestra reminiscencia...


De muchos caminos, sabores que son de besos y de besos desde tus besos
Por Jaime Serey

Que sabor de almendro mantienen mis labios
Por este eterno camino de muchos sabores
Que me llegan desde tus besos
Cuando solo pienso en ti, cuando solo pienso en lo que te pienso
En estos momentos que solo se que te quiero.

Para mi sabor es saber lo que supe siempre,
Saber que era inútil olvidarte bajo el día, bajo la noche
Y bajo la lluvia que ha sido mi estandarte
No existe el olvido, porque tú no tienes un olvido
Que te sigue solo arribo a ti por tus besos, tus ideas y tus gestos salvajes.

Hoy te tengo entera en mis recuerdos como una manzana madura
Que muerdo con el mayor de los deseos
Y con la mayor técnica del mundo de las palabras
Y los actos reflexivos y mentales
Tu me tienes yo te tengo y nos tenemos en una columna vehemente.

¿Que sabor de unión mantienen tus besos y tu lengua, mi amada mujer?
Porque solo pienso en ti en tu presencia
Y en tus recuerdos en todos los instantes
Donde solo comprendo que te quiero más que de ningún modo
Porque mis labios mantienen el gusto de tus besos

...Que se niegan ha dejarte...


Emma Luna
Por Jaime Serey

«Hija, tienes los pulmones muy tremendos
Para cantar, reír y silbar.»


Te diviso correr alegre identificando la plena niñez
De tus ocho años de mujercita en madurez,
Pero mas alegre es tu padre, que te vio crecer
Desde que eras tu un bebe, correr siempre correr

Por cualquier cosa que te interesara un oso de peluche,
Un lápiz una hoja de papel o una muñeca de piel café
Me encantaría que corrieras cuando lo haces cantando
Una canción al revés con tus amigas de escuela y de sueños.

Pues allí te resaltan tus lindos ojos azules tártaros
Dos mitades de dos continentes siempre unidos
Por la pasión y el cariño de muchos besos reunidos.
Hija, verte correr me haces correr a mi de alegría.

Que más te podríamos entregar yo y tu madre y,
Si no que todo nuestro afecto
Para que tú sigas corriendo y demostrando que te queremos
Y que eres la semilla, que un día plantamos al darnos por entero

Es grandioso que puedas vivir el tiempo puramente...


Faltan pocos días para que llegues a mí
Por Jaime Serey

Tan pocos que me encuentro ansioso y nervioso
Que hasta yo mismo me enojo con mi cuerpo
¿Por que? Nervioso me repito abriendo las manos y los ojos.

Nervioso desde mis adentros de mis palabras y mi voz
De mi sitio mas nervioso que es mi enamorado corazón eficaz
Que palpitando rojizo de sangre espera feliz.

Ya faltan pocos días para que llegues a mí
No se si estaré nervioso, como hoy que me encuentro pensando en ti
Nervioso como un atado de nervios que fui cuando te conocí.

De puro nervioso salgo al balcón para ver las estrellas, soy un vampiro
Sin ser un vampiro, mejor dicho soy un nocturno chileno,
¡Hay! Me acaba de picar un zancudo, ¡Él es un verdadero vampiro!

Me sorbo la sangre dejándome una tremenda roncha
Que me va ha picar durante varios días de la semana,
Pero estoy sano a pesar de este insecto irrespetuoso,

Pero ha decir verdad salí al balcón para ver las estrellas
Y para recordarte a ti que eres para mí una bella flor de carmesí,
Y un adorable sentimiento entre la cruz del sur y el río Missisipi...


® & © Jaime SEREY – Agosto 2008
Ilustracion: Pintura de Jaime Serey