dimanche 24 août 2008

Mis Amigos Poetas/Wilma BORCHERS


Mis Amigos Poetas
De Felix Hugo Noblecilla Purizaga
www.espacioblog.com/mis-amigos-poetas
Correo de:
fhugonp@yahoo.com


Poemas de Wilma BORCHERS – Chile

Wilma Borchers, es una notable poeta chilena, tuve el grato placer de conocerla y disfrutar de su amistad a partir del VI Encuentro Internacional de Poetas, desarrollado del 4 al 14 de agosto del 2008 en la provincia de Manabi, República de Ecuador.

Ha publicado los siguientes libros de poesía: "Abracadabra" (1986), "Jam Session" (1990), "El beso que nos escribe sílabas blancas" (1993), "Una interminable hilera de corderos" (1997), "El reino fugaz" (2007). Tiene por publicar "Señales desde la colina" y "Liturgia del estrago".

También ha incursionado en la narrativa con gran exito, su cuento "La dueña de los lirios", estuvo entre los diez ganadores del concurso Bata "Los mejores cuentos de mi país".

Por su simpatia, amabilidad y gran calidad de sus creaciones, se ganó muy merecidamente el aprecio de todos los poetas asistentes en Manabí. Se avizoran grandes exitos literarios en esta excelente escritora.



Les presento dos de sus poemas:


Entre mis huesos
Por Wilma BORCHERS

Aquel cuyo nombre
fue cuño de oro,
joya Etrusca,
códice real,
aríbalo Diaguita;
forajido ingresa
al ramaje de mis sueños.
Envejecemos juntos
en cámara lenta,
en teatros de cristales
y paisajes rotatorios.
Aquel cuyo nombre
fue bautismo,
inviolable ligadura,
sustancia de caldero,
árbol de estrellas;
trasgresor se integra
en los cauces de mi sueño.
Permanece conmigo
en esta suerte de infortunio,
raíz o pájaro que expira
dulcemente entre mis huesos.


Argumentos
Por Wilma BORCHERS

Desdibujas mis palabras y le das un color diferente,
Tuerces puentes, causes, esquinas,
cedes el paso a los fantasmas
tres semáforos de luces amarillas.
Me vistes de espantapájaros
y escondes mi tiara en tu bolsillo,
el zapato de cristal ya lo empeñaste
y el anillo pierde su oropel de baratija.
Me escupes el rostro con enajenaciones,
esgrimes la demencia:
y el único argumento surge si te interrogan mis pupilas.
Déjame con mis naufragios consanguíneos,
déjame la rémora deteniendo el avance del latido.
Ya no busques la sombra del mascarón que fui hace siglos,
ni ese horizonte que desperfiló el viento...
No busques; no podrás encotrar lo que fuimos.


Ilustracion: Siegfried WOLDHEK - http://woldhek.nl/