dimanche 29 mai 2011

Jaime SEREY/ Escribí en míseros tiempos muertos



Página Personal: http://jaimeserey.blogspot.com/  

Sobre Azul@rte:


Escribí en míseros tiempos muertos
Por Jaime Serey

En homenaje a Gonzalo Rojas

Soy un extinto y me vivo en un día perfecto, me vivo y con un excelente esfuerzo y además acicalado sin olvidarme de mi loción, del cual soy un fanático, guardo mi compostura de don Quijote bien recto y con mis dos manos bien cruzadas, como el mas respetable vivo, para esta ocasión simbólica con pasajes para toda la eternidad.

Cuando se yace en estos límites es signo de tontera colocarse odioso con el vecino y el pariente cercano y como recomendación de los que ya están vivos necesitamos tranquilidad, mucha tranquilidad, como la tranquilidad musical del hombre tibetano frente a sus oraciones o con la tranquilidad de un gato que duerme sobre un balcón. Desciendo, hacia las tumbas húmedas contemplando y descubriendo los cuervos que escoltaron a Mallarme, entre los arbustos desnudos con nevada y me asusto frenético cuando alcanzo a saber que yazgo a la vida con ese miedo que poseen los recién nacidos, que ya se saben cerca de la luz. Un rayo blanco desciende golpeando con furia el palitroque del destino, donde juego tirando líneas tratando de encubrirme, para no mojarme con la primera orina del dios que gobierna la puerta del infierno, si es que allí iré a parar más tarde. Pero en todo caso una mezcla de tradición, buenos hábitos y ateismo me lleva ha pensar a veces lo contrario, que esta situación es un payaseo de circo donde debo presentarme muy para adentro, bien hacia dentro hasta desaparecer en la nada y vivirme nomás y no ver las bengalas y las chispas de la luz.

La vida es un asunto que me intrigo terriblemente desde los quince años y según testimonios de Quevedo, la vida causa dolores y penas y es una poesía de sangre violenta más menos. En esta situación afirmo sin lamentaciones, que me queda mucha vida aún por vivir, como las que vivieron los Chalençon de Serey, desde la edad media, pero mientras siga vivo seguiré pensando en la venida del fin del mundo. Mientras tanto algo ¡Interesante! me imagino después de muerto dirigiendo la vida con dolor de cabeza y una tremenda paciencia, la vida de la izquierda con rumbo imaginario terso como espejo, Imán y guijarro o campo volando, tierra repleta de aire contaminado, lluvia desordenada con negro mineral de humo bullicioso, negro mineral infeliz, donde se viste se desviste el ir y venir de la luna muerta, hay apetito en las rocas del estomago del mar y nada es sencillo en este mundo, dramatismos históricos, danzas entre domadores, entre profetas y payasos, viajes nocturnos y viajes al alucinógeno.

Pero la única condición para ser feliz es la noche y las contiendas carnales cuerpo a cuerpo con su musa, en el cual ni yo y mi musa fuimos vencedores como un mutuo acuerdo de mucho antes que nos frecuentáramos mucho antes que se descubriera el cronómetro, el ascensor y los trenes, nacido de memoria y del amor que no se muere, nacido de signos e interrogaciones orientadas criadas y auténticas, nacidas de los recuerdos del día, dejado y guardado en el corazón como una lámpara, un organismo de tintero y de sangre mezclada a palabras santas, vivas y recicladas. Hasta siempre y gracias a Lázaro, por ayudarnos ha vivir... en el día de los desaparecidos.

Soy un galán que se dejo maquillar en un sobrio salón fúnebre de una población, pero no os preocupéis seguiré viviendo, donde podré dormir en paz. Yo, sonrío, prosigo y vivo por el momento, porque el mundo me lo permite.

La vida debe estar junto a la eternidad del amor y caminar desnuda de su sala de baño a su habitación con sus senos bellos y corpulentos, la vida se quiere, porque es bella en su espejo mágico con sus regazos voluminosos se quiere para su ser que querrá acariciarla, perseguirla o cogerla en el minuto preciso de sujetarse su corpiño púrpura.


Ilustración : Ona

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...