dimanche 12 juin 2011

Alberto OJEDA/ Lindsey DAVIS: "Los escándalos de Berlusconi recuerdan a los de los césares"

Lindsey Davis: "Los escándalos de Berlusconi recuerdan a los de los césares"
Por Alberto OJEDA

La exitosa escritora británica viene a la Feria del Libro con Némesis, su ultima entrega de la saga de Falco, el detective del Imperio Romano más famoso

Lindsey Davis (Birmingham, 1950) nunca pensó que llegaría tan lejos cuando, en 1989, escribió su primera entrega de la serie de Marco Didio Falco, el -gracias a su pluma- más famoso detective del Imperio Romano. Ahora llega a España Némesis (Edhasa), el 20° volumen, en el que la escritora británica enfrenta a su carismático personaje, una suerte de Philip Marlowe con toga, al más negro de los entuertos que ha tenido que esclarecer en toda su trayectoria profesional: un asesino en serie tiene en jaque a las autoridades romanas. Y para coronar el número redondo se ha decidido a publicar, además, una especie de guía oficial, en la que los seguidores de Falco pueden documentarse sobre muchos de los pormenores relacionados con el contexto histórico en que se desarrollan las tramas del investigador romano.

“No he querido hacer una especie de enciclopedia, con sus frías entradas, ni un ensayo histórico sobre Roma, porque de estos hay ya muchos y muy buenos. Lo que hago es responder a muchas de las preguntas que a lo largo de estos años me han hecho mis lectores”, explica a elcultural.es Davis. En sus 400 páginas ofrece breves -pero rigurosas- explicaciones sobre los más variados aspectos de la antigua Roma: el adulterio, el divorcio, la ropa interior, los engranajes de la justicia, la banca, los sangrientos espectáculos celebrados en los anfiteatros, la gastronomía...

Ella lleva casi toda la vida entregada a rastrear los vericuetos de la antigua Roma, en la que se sentaron muchas de las bases sobre las que hoy se sostiene la cultura occidental, y en la que se encuentran muchos paralelismos con la época contemporánea: "Los escándalos del fatídico Silvio me recuerdan mucho a los de los césares". Los libros de la serie de Falco han sido, de hecho, muy valorados por la crítica y los lectores por sus detalladas recreaciones de los entornos y las costumbres romanas. Detrás de ello hay mucho trabajo y una especie de obsesión: “Investigo por todos los medios posibles: libros, mapas, sitios web, visitas a museos, viajes constantes... No dejo pasar ni un solo día sin leer sobre Roma”.

La fijación le viene de largo. Se le despertó cuando era apenas una niña y leyó los libros infantiles Rosemary Sutcliff. "Luego, en el colegio, empecé a estudiar latín y arqueología, dos herramientas que me han ayudado mucho en mi empeño por recrear aquel periodo”, continúa Davis, que este fin de semana llega al Retiro para brindar a sus feligreses dedicatorias y firmas. A ver si la metereología, tan inclemente con la pobre Feria del Libro, no echa por tierra el encuentro, porque aquí se la sigue con devoción: ha vendido 800.000 ejemplares de las andanzas de Falco.

Lindsay Davis cuenta que en todas las Islas Británicas hay un “interés consustancial” por Roma: “al fin y al cabo, como ocurre con España, es parte fundamental de nuestra herencia cultural”. Pero lo que más le ayudó a convencer a su editor inglés de que su apuesta por este capítulo histórico podía funcionar fue el éxito de la serie de la BBC Yo Claudio, inspirada en dos libros de Robert Graves, que en su día también tuvieron una entusiasta acogida entre los lectores británicos. Una ficción ambientada en el Imperio Romano podía funcionar comercialmente. Las antecedentes le respaldaban.

Aun así a Davis, formada en literatura inglesa en Oxford, no le resultó fácil abrirse camino en la literatura. Hasta triunfar con Falco sufrió bastantes negativas de editores. Fueron tiempos duros en los que se veía obligada a firmar con pseudónimos y no estaba nada claro que pudiera ganarse la vida escribiendo. Estos sinsabores literarios también los relata en La guía oficial. Pero sus confesiones no se quedan en el terreno artístico. Entra en escabrosos detalles autobiográficos: el suicidio de su hermano, que con 17 años se tiró por una ventana; las desavenencias entre sus padres; la muerte, el año pasado, de su compañero durante tres décadas... Lindsey Davis ha tenido que remontar muchas dificultades, incluidos los electroshocks que le aplicaban en el psiquiátrico, algo que no la ha hecho perder, sin embargo, el humor, clave en la serie de Falco. Y en su propia persona: “¡Soy una friqui de Roma!”.

 
Articulo : http://www.elcultural.es  10/06/2011

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...