samedi 23 juillet 2011

Especial/75º ANIVERSARIO del comienzo de la Guerra Civil

CRÍTICA: 75º ANIVERSARIO DEL COMIENZO DE LA GUERRA CIVIL José Luis Abellán - Ensayo sobre las dos Españas. Una voz desesperada
Las claves de un siglo de historia fratricida
Por Rafael FRAGUAS

José Luis Abellán aborda en este ensayo sobre las dos Españas los orígenes y consecuencias del fenómeno que sesgó la vida nacional desde la primera guerra carlista hasta la última guerra civil

José Luis Abellán aborda en este ensayo sobre las dos Españas los orígenes y consecuencias del fenómeno que sesgó la vida nacional desde la primera guerra carlista, en 1833, hasta la última guerra civil, en 1936, a lo largo de un siglo. Sus numerosas causas, que el autor lúcidamente encara, impidieron la vertebración de la nación española y dibujaron en clave trágica su trayectoria estatal. La propuesta explicativa de Abellán se remonta al solapamiento ideológico de religión y nación que, por exigencia del combate acometido contra la invasión islámica, ya en la Alta Edad Media, fraguó de manera inextricable y derivó en gravísimas patologías políticas. Ello impidió emancipar la esfera de la identidad nacional del ámbito de la moral-religiosa católica, trabazón cebada además por otras circunstancias muy adversas. En tan prieto vínculo cobró fuerza la Inquisición, vigente desde 1481 hasta 1834, a cuya siniestra estela, prolongada en el tiempo un siglo más y esculpida por el miedo, la delación anónima y la intolerancia, José Luis Abellán atribuye el origen de la escisión entre las dos Españas. La mentalidad inquisitorial, asegura, convirtió a quien no sintonizaba con el marco creencial propio en enemigo, antiespañol o réprobo. De ahí su corolario de guerra, represión y exilio, que abarcaría desde judíos y moriscos, en los siglos XV y XVII, a jesuitas en el XVIII, y liberales y afrancesados en el siglo siguiente, para signar cruelmente centurias enteras de la vida española. El autor, catedrático de Historia del Pensamiento Español, sitúa asimismo en otra circunstancia de grave alcance, ya intuida por Miguel de Unamuno, la perpetuación de los enfrentamientos que hirieron tan cruel y dualmente a la nación: la Ley de Jurisdicciones, una norma promulgada en 1905, que atribuyó al Ejército la definición y custodia del patriotismo y, por ende, desproveyó al poder civil de tal cometido. Proyectada su influencia incluso en el Código de Justicia Militar franquista, vigente hasta entrada la Transición, aquella ley sentó las bases del intervencionismo militar del siglo XX en su coartada dictatorial. Sin embargo, la argumentación del autor adquiere suprema originalidad al establecer que España se halla hoy ya plenamente vacunada contra aquel guerra-civilismo, que definió un siglo entero de historia fratricida. El paliativo idóneo es, para José Luis Abellán, la Constitución de 1978, cuya vigencia, cada día que pasa, fortifica un poco más la democraticidad española y la convierte, a juicio suyo, en irreversible.

Ensayo sobre las dos Españas Una voz de esperanza
José Luis Abellán
Península. Barcelona, 2011
163 páginas. 19,90 euros (electrónico: 15,80)

***
Archivo Gomá. Documentos de la Guerra Civil. Volumen 13 Enero-Marzo de 1939
Último volumen del Archivo Gomá
Por Santos JULIÁ

La documentación relevante de época es imprescindible para escribir historia

La documentación relevante de época -nos recuerda siempre Ángel Viñas- es imprescindible para escribir historia. Pues bien, documentación muy relevante de época es la recogida en este Archivo Gomá, con la reciente publicación de su decimotercer y último volumen. Esta obra monumental, sin notas, sin intromisión de sus autores en la interpretación de los textos, solo tiene un parangón en la publicación, hace ya muchos años, del Arxiu Vidal i Barraquer. Dos cardenales catalanes que vivieron la guerra en condiciones bien diferentes: Gomá como primado de Toledo y gran artífice intelectual, junto a su sucesor Pla i Deniel, también catalán, del nacional-catolicismo español; Vidal, en el exilio, como testigo cenital de una Iglesia que pudo haber sido y no fue. La documentación recogida en este decimotercer volumen muestra bien la inquietud sentida por la jerarquía eclesiástica ante los avances en la fascistización del régimen y su preocupación por el acuerdo cultural germano-español del que la Iglesia temía la pérdida de su tradicional poder en la educación y la cultura españolas.

Archivo Gomá. Documentos de la Guerra Civil. Volumen 13 Enero-Marzo de 1939
Edición de José-Andrés Gallego y Antón M. Pazos
Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid, 2010
885 páginas. 41 euros

***
CRÍTICA
Si a los tres años no he vuelto
Por Javier GOÑI 

Narrativa. Mi ejemplar pertenece a la cuarta edición, del pasado mayo, la primera, de marzo. El dato indica. Indica que autores y editores quieren que sepamos de aquello.Aquello, julio de hace 75 años. Y los lectores -cuarta edición- cumplen.

Que Ana R. Cañil es periodista se nota en esta novela. Como periodista sabía que había un tema de actualidad, ya bastante tratado en la prensa y también en la novela: aquella ironía de Isaac Rosa, ¡Otra maldita novela sobre la guerra civil! Cañil ha escrito una novela sobre las presas de la cárcel de Ventas, en la primera atroz posguerra, cuando pasaron, y el destino de aquellos hijos de rojas. Salen las trece rosas -película y novelas-, las delirantes teorías de eugenesia positiva de Vallejo-Nágera: siniestro personaje al que ya ajustició en papel Benjamín Prado. Sale Mariquita Pérez, la muñeca de las niñas-bien de los vencedores. Sale, sale...: en fin, es periodista y hace muy buen uso de su oficio. La novelista que quiere ser se estrena muy acertadamente con las primeras páginas, la vida en los pueblos de la Sierra madrileña; la huella dejada en esos parajes por la Institución Libre de Enseñanza borrada a cañonazos con lejía de mucho calibre; la vida de los del futuro otro lado en los veraneos del Norte, las Topete, y los niños-pera de apellidos sonoros vascos. Pero todo cambia aquel 18 de julio y todo se acelera: Jimena, la víctima, y la Topete, la verdugo. Ya no son -desde la mitad de la novela- personajes literarios, sino arquetipos. El paisaje es atroz, una convierte su sufrimiento en faro del dolor y la otra, su desamor, en faro de la maldad. Y la novela, que tanto prometía, se muda en un relato de buenos y malos sin matices, donde se imponen los viejos moldes de la novela rosa: amor sin barreras, desigualdades sociales, madre a la que le arrancan su hijo, final afortunada e imprevisiblemente feliz, con un conocido y poderoso banquero que actúa como deus ex machina, etcétera. Lo cual nos lleva al inicio: se entiende lo de la cuarta edición, pero el principio prometía y ha quedado en una novela que va a gustar a muchos. A un tipo de lector, sí.

***
CRÍTICA
¡No pasarán! Un relato del sitio de Madrid
Por J. GOÑI

Narrativa. El escritor norteamericano Upton Sinclair, autor de novelas cargadas de ideología y de intención social y muy popular en los Estados Unidos de tiempos de la Depresión y hasta el inicio de la guerra fría, publicó en 1937 a sus expensas esta novela a favor de la España republicana, que ese mismo año la Generalitat de Catalunya editó en catalán y castellano por única vez, hasta esta grata recuperación que hace ahora Navona.

A pesar del título, tan comprensiblemente explícito, las primeras 200 páginas transcurren en Nueva York. El resto, hasta el final, leído hoy es prescindible del todo y, escrito en el momento con material de periódico se supone, está superado. En cambio, esas 200 páginas, las de ese joven idealista de origen alemán y con familia filonazi, que en una noche loca neoyorquina sufre un desengaño amoroso y un inicio -por ese orden- de concienciación social e ideológica, con ese pequeño izquierdista a quien burla de las manos de la policía, y todo lo que a continuación se cuenta, componen una deliciosa narración con mucho encanto en la que un cierto ingenuismo militante (los izquierdistas son idealistas y buenos y la familia filonazi que le acoge es hosca y parda: y con todo qué buen escritor muestra ser Sinclair en las descripciones de las comidas familiares y otros actos: el tío es un personaje muy bien dibujado) no lastra esa vivísima descripción de un Nueva York lleno de colorido, música y efervescencia política. Algo así como Tal como éramos, la película de Pollack, aunque sin Robert Redford. El escritor Jorge Ordaz esboza muy bien en el prólogo el marco del relato y sus (evidentes) límites. Con todo, este libro desconocido de Sinclair es una tierna y simpática novela de idealistas, que se deja leer estupendamente. Una sorpresa veraniega, para mí al menos.

¡No pasarán! Un relato del sitio de Madrid
Upton Sinclair
Prólogo de Jorge Ordaz
Traducción de F. Susanna Montaner
Navona. Barcelona, 2011
249 páginas. 14,50 euros

Articulo : http://www.elpais.com  23/07/2011

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...