dimanche 14 août 2011

Lorena MOLLENHAUER GARRI/ Tras la identidad de la Gioconda


Florencia Nuevas investigaciones
Tras la identidad de la Gioconda
Por Lorena Mollenhauer Garri desde Florencia, Italia. 

Este mes se cumplen 100 años del robo de La Gioconda desde el Louvre. Una fecha que coincide con la búsqueda de los restos de Lisa Gherardini, esposa de Francisco del Giocondo y quien fuera la supuesta modelo de Leonardo para su cuadro más célebre. Si las excavaciones dieran resultados positivos, se podría reconstruir el rostro de esta mujer florentina y confirmar, luego de siglos de misterio y especulación, si fue ella quien posó para Da Vinci.

Hace 100 años, en agosto de 1911, un carpintero italiano llamado Vincenzo Perugia, ex empleado del Museo del Louvre, a instancias de un comerciante argentino, logró romper todas las medidas de seguridad del museo y robó el cuadro más famoso del mundo: La Gioconda. La policía tardó más de dos años en capturar al ladrón, en 1913, en el momento que trataba de vender el cuadro al director de la Galleria degli Uffizi en Florencia.

En el intertanto, fueron detenidos por sospechosos y liberados luego de toda responsabilidad, el escritor Guillaume Apollinaire y el mismísimo Pablo Picasso, que tenía fama de comprador de objetos de arte robados. El cuadro fue devuelto a Francia luego de ser exhibido en Florencia, Roma y Milán, por única vez en la historia. Perugia estuvo sólo unos pocos meses en la cárcel, pues los italianos vieron en su acción un "gesto patriótico". Francia es el legítimo dueño de esta obra desde que el rey Francisco I la comprara por 4.000 ducados de oro en el siglo XVI.

Hoy existen diversas personalidades, encabezadas por Silvano Vinceti, presidente del Comité Nacional para la Valorización de Bienes Histórico-Culturales de Italia, a las que les gustaría ver nuevamente expuesta La Gioconda en Florencia. Su ambición es que sea por veinte días, en el año 2013, y para eso están juntando firmas a nivel nacional. El Louvre ha sido claro: La Gioconda no sale del museo. Razones de seguridad son el principal argumento. Pero quien promueve la iniciativa no se amilana, asegura que una solución se encontrará. De hecho, la Gioconda ha viajado. En 1963, en el marco de una visita oficial de De Gaulle al presidente Kennedy, que buscaba distender las relaciones entre ambas naciones por la excesiva injerencia que adquiría Estados Unidos dentro de la OTAN, el flamante ministro de cultura galo, André Malraux, en complicidad diplomática con Jackie Kennedy, lograron que la Mona Lisa cruzara el Atlántico por única vez en su historia. Miles de neoyorquinos pudieron ver el famoso cuadro en directo durante unas semanas.

Vinceti es quien hoy dirige e impulsa las excavaciones que se están llevando a cabo actualmente en el Convento de Santa Úrsula, en el centro histórico de esta ciudad, que buscan encontrar el cráneo de Lisa Gherardini, la supuesta Mona Lisa. En el currículum de este filósofo e investigador figura el haber reconstruido el rostro de Dante Alighieri y encontrado los restos de Caravaggio.
Descubrimiento

Para Vinceti, la idea de buscar los restos de Lisa Gherardini comienza en diciembre del año pasado cuando asegura haber descubierto tres simbologías claves dentro del cuadro de Leonardo. Engrandeciendo la imagen y con ayuda de una buena lente, vio en el ojo izquierdo de la Mona Lisa una letra "S" y en el ojo derecho, la letra "L". En el paisaje de fondo, debajo del puente que está a la derecha de la figura, pudo apreciar el número 72. Simbologías que el filósofo atribuye a que La Gioconda no es sólo un cuadro de Leonardo, es su testamento espiritual.

Según los estudios realizados por Vinceti y su grupo de investigadores, la L representa el nombre de Lisa y de Leonardo y la S indica el nombre de Salai, quien fuera alumno de Leonardo por más de 20 años y su supuesto amante. Vinceti está convencido de que dos personas prestaron su rostro para realizar este cuadro. Lisa Gherardini habría sido la primera modelo de Leonardo, pero luego habría continuado el cuadro con su alumno Gian Giacomo Caprotti, conocido como Salai y quien fuera modelo de Da Vinci en varias obras del artista como, por ejemplo, El Ángel Encarnado, donde destaca la similitud del rostro de esta obra y La Gioconda. La hipótesis de que Da Vinci pudo haber usado un modelo masculino para su famoso retrato ya existía, y que éste podría haber sido uno de sus alumnos. La novedad de la tesis de Vinceti está en "unir" a Lisa Gherardini y a Salai como los modelos que tuvo en frente Leonardo para su obra.

El filósofo asegura que la sonrisa y la nariz de la Gioconda son de Salai, el resto es de Lisa Gherardini, misterio que se podría resolver encontrando el cráneo de esta mujer y reconstruyéndolo gracias a la tecnología de estos días.

"Esa sonrisa que se aprecia en La Gioconda fue realizada posteriormente por Leonardo, originalmente La Gioconda no era así. Vasari, en su famoso libro "Vida de los artistas", señala que Francesco del Giocondo contrató a algunos juglares para hacer reír a su mujer, pero Leonardo la representa melancólica, mostrando su alma triste", sostiene Vinceti.

Análisis de rayos X, realizados por el mismo Louvre en el año 1954, demostraron que existen tres versiones de la Mona Lisa escondidas debajo de la actual apariencia, lo que confirma que La Gioconda fue retocada en varias oportunidades por Leonardo. Esto podría explicar la versión de Giorgio Vasari de 1508, donde habla de las espléndidas cejas de la Mona Lisa, que hoy el cuadro no tiene.

Da Vinci amaba este cuadro. Lo llevaba siempre consigo. Cuando el artista parte a Francia en 1516 no duda en su traslado. Sus medidas pequeñas de 77 x 53 centímetros ayudaron a su transporte, permitiendo que La Gioconda estuviese con Leonardo por 17 años, hasta su muerte en 1519, en Francia.

Arte, ciencia y magia

Retomando el descubrimiento realizado por Vinceti, los números debajo del puente también tienen una explicación. "El 7 representa la fusión del principio material y espiritual y el 2 es el dualismo, la fusión de los principios masculino y femenino. Leonardo seguía ideas filosóficas de la perfección como unión de los opuestos. En la concepción pitagórica, el 7 y el 2 son símbolos de los opuestos que se unen a concepciones filosóficas no sólo de Pitágoras, sino que también de Heráclito y de todo el neoplatonismo en boga en el 1400 y 1500", señala.

Es decir, para Vinceti y su equipo de más de 40 personas que están trabajando en esta investigación, La Gioconda sería una especie de andrógino, mitad hombre, mitad mujer. "La Gioconda no es un simple cuadro, es como la Biblia, se lee a varios niveles. Para Leonardo la pintura era arte pero a la vez ciencia en un concepto amplio involucrando magia natural, filosofía, metafísica. Pienso que estas tres señales son un verdadero mensaje de Leonardo que él ha escondido a propósito en este cuadro", asegura.

Además de este descubrimiento, hubo otro factor que motivó a Vinceti a comenzar la excavación. El año 2007 fue encontrado en un archivo de la ciudad el acta de muerte y sepultura de Lisa Gherardini, donde se señala que fue enterrada en el Convento de Santa Úrsula en julio de 1542. Integrante de la aristocracia de provincia, Lisa -de sesenta años y enferma- quiso pasar el último período de su vida en este convento al cuidado de su hija, que era monja en ese claustro.

Mientras, los otros miembros de la familia, el marido y dos de sus hijos -con los cuales se compararía el ADN- se encuentran enterrados en la iglesia de la Santa María Anunciada.

"La pasión por realizar estas investigaciones viene de una fascinante idea de tratar de resolver estos misterios utilizando las nuevas tecnologías, donde los esqueletos representan la historia concentrada, es un modo de dar justa sepultura a estos grandes personajes de la historia que han llenado de belleza el mundo", agrega Vinceti.

Hay voces, eso sí, que se oponen a los trabajos de este investigador. Lo acusan de necrófilo, pero él no se amilana. Antes de que pudiera comenzar las excavaciones en el convento, tuvo que convencer a varias entidades que se mostraban escépticas de su cometido, pero con persistencia consiguió los financiamientos que faltaban y logró todos los permisos correspondientes, contando con el apoyo del alcalde de Florencia, Matteo Renzi, y del ministro de Cultura, Giancarlo Galan.

Excavación en el claustro

En abril de este año comenzaron las excavaciones en el Convento de Santa Úrsula, específicamente en el punto más antiguo del claustro del s. XIV. Un georradar de última tecnología identificó los lugares donde se detectaba presencia de restos óseos. Una vez definidos los espacios, se comenzó a excavar encontrando dos tumbas del tipo franciscano y otra en forma de torre donde efectivamente había osamentas. A fines de agosto comenzará la segunda parte de la excavación en un lugar cercano a donde ya se está trabajando, en un punto que el georradar marcó también presencia de restos humanos.

"La excavación es la primera fase de esta investigación. Nuestro objetivo, por ahora, es llevar a la superficie todos los restos humanos que encontremos, para luego trasladarlos al Departamento de Conservación de los Bienes Culturales de la Universidad de Bologna, que tiene su sede en Ravena", señala Vinceti. Ahí comenzará la segunda fase del estudio, donde los huesos serán sometidos a una serie de análisis científicos, entre los cuales se encuentran el examen del carbono 14 y el examen histológico para determinar la edad de éstos y el análisis de los metales que determina eventuales enfermedades, porque los investigadores saben que Lisa estaba enferma, pero se ignora qué tipo de enfermedad padecía. Una vez realizado todo esto, se procederá a comparar el ADN de todos los restos femeninos encontrados con los de los hijos de Lisa Gherardini. Todas estas pruebas durarán 2 meses aproximadamente.

"Lo importante es encontrar el cráneo de Lisa Gherardini porque las tecnologías modernas de hoy permiten reconstruir un rostro como era en su edad joven, siempre que se tenga el cráneo. Ya hicimos este trabajo con Dante Alighieri, con buenos resultados. La antropología ósea es un método de análisis reconocido y difundido en todo el mundo con un porcentaje de error muy bajo que es del 1% al 8%. Reconstruyendo el rostro de Lisa Gherardini podremos finalmente saber si ella fue la modelo que posó para Leonardo cinco siglos atrás. La respuesta a esta pregunta sólo la puede dar un examen de este tipo. Nadie más lo puede decir con certeza. Ni el mismo Leonardo, que escribió mucho en su vida, nunca hizo mención alguna a este cuadro".

Los entretelones de la "milagrosa" muestra de Da Vinci en noviembre

Expectación, nerviosismo y profusos comentarios ha generado la exposición que abrirá el 9 de noviembre en la National Gallery de Londres bajo el título "Leonardo da Vinci, pintor de la Corte de Milán". La muestra no incluirá a la inalcanzable Gioconda, pero sí reunirá pinturas de Leonardo de valor incalculable. Una tarea titánica, que ha requerido años de "planificación, perseverancia y paciencia", según The Telegraph.

En total, serán 60 obras, entre óleos sobre tabla y dibujos, en esta muestra que parte y termina en Londres. Las pinturas con la autoría de Leonardo que alcanzan consenso entre la mayoría de los especialistas se estiman en torno a las 15, más unas pocas en que hay un grado mayoritario de acuerdo en su atribución. En Londres se exhibirían 8, algo considerado "milagroso" por las autoridades del museo y que ha requerido más diplomacia que la negociación de un tratado limítrofe.

A diferencia de otras exposiciones que se han centrado en Da Vinci como científico, inventor o dibujante, ésta se enfoca en susobjetivos y técnicas como pintor, según ha explicado el director de la National Gallery, Nicholas Perry. Especialmente en el trabajo que desarrolló, a fines del siglo XV, bajo el mecenazgo del duque de Milán, Ludovico Sforza. Entre las obras más esperadas está el retrato de Cecilia Gallerani (también llamada "La dama del armiño" ), la joven amante de Ludovico Sforza y que ha sido cedida por la fundación Príncipe Czartoryski de Cracovia. Un delicado retrato que en ocasiones ha motivado dudas sobre su autoría, pero que ahora será la imagen emblemática de la exposición y la portada del catálogo.

También se realizará la histórica reunión de los dos cuadros de la Virgen de las Rocas, que han motivado múltiples teorías para explicar por qué Leonardo -que pintó poco y varias veces no culminó sus obras- elaboró estas dos versiones, separadas por décadas. Uno de ellos, propiedad de la National Gallery, fue objeto de un trabajoso proceso de restauración y limpieza que le devolvió su luminosidad. El otro pertenece al Louvre, que tras largas negociaciones, finalmente accedió a prestarlo. "Nadie va a olvidar la inédita experiencia de ver las dos obras reunidas, algo que no se va a repetir", dijo Perry a The Times.
Eso sí, la gentileza francesa -el Louvre también prestará uno de los más hermosos retratos femeninos de Da Vinci: "La Belle Ferronière"- será compensada por Inglaterra con el préstamo del frágil "Burlington House Cartoon", con los bosquejos para el cuadro del Louvre "La Virgen y el niño, con Santa Ana y Juan Bautista". Gracias a este trueque, el museo francés podrá exhibir -en la primavera de 2012-, esta pintura al lado de los croquis con que Leonardo preparó la misma obra.

También llegaron a buen fin las conversaciones con el museo Hermitage de San Petersburgo (prestará la "Madonna Litta"), con la Pinacoteca Vaticana (facilitará el cuadro "San Jerónimo") y la Biblioteca Ambrosiana de Milán ("Retrato de un músico"). Y de Escocia vendrá la obra conocida como la "Madonna of the Yarnwinder", cuya autoría ha sido objeto de debate.

Y aunque no está confirmado, habría negociaciones para incluir en la muestra la misteriosa obra Salvator Mundi. Esta pintura, que fue vendida en 1958 por 45 libras, atribuida a Giovanni Antonio Boltraffio (pupilo de Da Vinci) hoy genera coincidencia entre varios expertos que la atribuyen a Leonardo. Su precio -se supone que se subastará próximamente- se estima en alrededor de 200 millones de dólares. La última parte de la muestra contempla la exhibición de los cartones sobrevivientes que Leonardo utilizó para bosquejar La Última Cena, los que irán acompañados de una reproducción a gran escala del fresco.

Y aunque todo parecía estar preparado para la apertura, un incidente ha puesto la necesaria cuota de suspenso y nerviosismo. Hace algunos días, dos cuadros de Poussin que exhibe la National Gallery fueron rayados con spray por un espectador. La noticia fue recibida con estupor y generó dudas sobre si algunos museos se iban a arrepentir de sus préstamos. Incluso aparecieron voces de la fundación Czartoryski de Cracovia, que pedían un mayor debate sobre el préstamo de la preciada "La dama del armiño"

Pero la inquietud no ha pasado a mayores. La National Gallery ya restauró y volvió a montar los dos Poussin. Y aseguró que se extremarán las medidas de seguridad y sólo se permitirá grupos de 180 personas -50 menos que el límite legal- cada 30 minutos. La ansiedad crece y también la compra anticipada de entradas (cerca de 12 mil pesos). Los que quieran estar ahí, subiendo los escalones desde Trafalgar Square para encontrarse con el mundo de Da Vinci, deben apurarse.

Articulo : http://diario.elmercurio.com  13/08/2011

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...