samedi 20 août 2011

¿Quién le tiene miedo a la rima?


¿Quién le tiene miedo a la rima?

De los poetas rusos al rapero Eminem, las rimas han sido un elemento de la poesía injustamente considerado como anticuado.  

En 1960 fui invitado a una lectura pública de mis poemas, junto con otros poetas jóvenes de la época, todos estudiantes universitarios. Aún no había publicado mi primer libro. Después de la lectura se hizo circular el micrófono entre los asistentes. Tomó la palabra una persona algunos años mayor que nosotros y de inmediato se puso a protestar en contra mía por haber leído poemas con rima. "Cómo es posible, dijo, que un poeta joven use ese anticuado recurso". Jorge Teillier, que se encontraba en la primera fila, se volvió hacia la persona que había hablado y le dijo: "Eso es completamente absurdo. Un poema no se puede descalificar porque use o no use rimas. Y quiero pasarte un dato, por si todavía no te has enterado. Todos esos poetas rusos del siglo XX, a los que tú tanto admiras, usan rimas". Respondió el interpelado: "No creo que sea así, porque yo me habría dado cuenta". "Claro, dijo Teillier, lo que pasa es que tú lees esos poemas en traducción. Si los hubieras leído en ruso, te habrías percatado de que son versos con rima consonante".

Muchos años después, en 1971, tuve la ocasión de constatar lo que había afirmado Teillier. Me encontraba en el Taller de Escritores de la Universidad de Iowa, y el director nos invitó al recital que un poeta ruso, en gira por Estados Unidos, ofrecería a la semana siguiente. Se trataba de Andrei Voznesensky. Casi pegué un salto cuando oí su nombre. En la década de los sesenta, el poeta ruso más conocido internacionalmente era Eugene Evtushenko, que había estado en Chile varias veces. Tenía muchísimos admiradores, pero también algunos detractores. Estos últimos lo criticaban diciendo que todas sus actitudes de rebeldía en pleno régimen soviético no eran más que un show consentido por el gobierno. Y afirmaban que en la URSS había un poeta muy superior, al que los jerarcas trataban de ignorar, y que se llamaba Andrei Voznesensky. Para mí, poder escucharlo en persona era una oportunidad única e inesperada. Fue muy enriquecedor. Yo no sé ni una palabra de ruso, pero era evidente que se trataba de una poesía basada en recursos fónicos, perfectamente audibles, entre ellos la rima. Ni en Rusia ni en Estados Unidos a nadie se le habría ocurrido acusar a Voznesensky de ser un poeta anticuado.

No fue mi única experiencia con la poesía rusa. Ahora tengo que trasladarme al mes de noviembre del año 1989. Esta vez le correspondió visitar Iowa al poeta Joseph Brodsky, ganador del Premio Nobel de Literatura dos años antes. En un recinto en el que había unas 500 personas, su traductor leyó las versiones en inglés de los poemas, y Joseph Brodsky los originales en ruso. Fue una experiencia similar a la que tuve con Voznesensky, excepto que éste leía en forma teatral, moviendo los brazos como si fueran aspas de molino, y Brodsky lo hacía casi con timidez. Pero había algo en común entre ellos: el aspecto sonoro de los poemas y, nuevamente, las rimas.

Después de vivir algunos años en Estados Unidos y de adquirir un dominio razonable de la lengua inglesa, me atreví a intentar lo que siempre soñé hacer: leer en su idioma original ciertos poemas que había admirado desde siempre. El primero que elegí fue "La canción de amor de J. Alfred Prufrock" de T. S. Eliot. Cual no sería mi sorpresa al comprobar que este poema, considerado un verdadero epítome de la poesía de vanguardia, era completamente rimado.

Hace algunos meses, el poeta irlandés Seamus Heaney, Premio Nobel de Literatura 1995, dijo que uno de sus poetas favoritos de hoy día era el rapero norteamericano Eminem. Sí, Eminem. "Ha inyectado voltaje a su generación, no sólo con una actitud subversiva, sino con su energía verbal", sentenció Heaney, ante el estupor de medio mundo. Pues bien, si hay una forma artística moderna que no puede prescindir de la rima es el rap . El mismo Eminem inventa nuevas consonancias de manera muy imaginativa. Si lo anticuado fuera inherente a la rima, los artistas del hip-hop la desestimarían. No estoy tratando de promover el empleo de la rima urbi et orbi . Sólo defiendo el derecho de los poetas a usar los recursos que deseen, sin complejos ni prejuicios de ninguna especie.

Articulo : http://diario.elmercurio.com 14/08/2011

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...