dimanche 25 septembre 2011

Elisa SILIÓ/ El humor incorrecto de Sven NORDQVIST


INFANTIL
El humor incorrecto de Sven Nordqvist
Por Elisa SILIÓ 

El ilustrador sueco lleva más de 1,5 millones de ejemplares vendidos en el mundo y en 44 idiomas de las andanzas de un anciano y su gato Findus. Un dibujo detallista, fantasioso y dinámico que rechaza la enseñanza en valores y recurre a la ironía

Hoy, la literatura sueca de éxito va más allá de los best sellers policiacos de Stieg Larsson y Henning Mankell. Goza de una gran tradición de libros para niños que se venden en medio mundo. Es el caso del ilustrador Sven Nordqvist (Helsingborg, 1946), capaz de vender de su saga Pettson y Findus más de un millón y medio de ejemplares en 44 idiomas. Desde hace 30 años los suecos, muy habituados a la lectura en un país de sólida formación, crecen rodeados de su obra, que se ha convertido también en exitosa serie de televisión. "El otro día un periodista me enseñó una foto de un niño de la China rural leyendo uno de mis libros. Me encanta", contaba, sentado en un banco del Retiro durante una visita a Madrid. Casero, no suele promocionar sus libros pero hizo una excepción para "apoyar a una editorial nueva", Flamboyant, gestionada por dos jóvenes emprendedoras.

"Los niños en Suecia no están tan sobreprotegidos. No pretendo educarlos. Ya estoy cansado de lo políticamente correcto. Si dibujase a una persona fumando probablemente estaría mal, pero esto es fantasía", sostiene sobre unas bellísimas imágenes nada edulcoradas. En ¿Dónde está mi hermana? -un viaje en globo en busca de una ratoncita desaparecida con el que obtuvo el prestigioso Augustpriset 2007-, una exuberante mujer-nube disfruta de un puro, un monje liliputiense enseña el culo y una anciana galopa agarrada a los cuatro pelos de un cerdo. "Da igual los valores en los que los niños se hayan criado, disfrutan con lo mismo".

"Los libros de Pippi, de Astrid Lindgren, marcaron una nueva era. Por fin los libros estaban escritos desde el punto de vista de un niño, como los míos". Y cita a otro sueco, el poeta Lennart Hellsing (no publicado en España), que "escribió poemas muy divertidos para niños con mucha fantasía como mis álbumes". "A los niños les gustan las historias emocionantes que les hacen reír. No pienso en los niños cuando dibujo, sino en mí mismo. No pasa nada si a los padres también les gustan los libros, hay chistes que sólo los entienden los adultos", sostiene.

"En los setenta los libros infantiles en Suecia trataban de educar en el socialismo, la solidaridad... Eran muy realistas, poco fantasiosos. Son valores muy buenos, pero la literatura no puede ser tan previsible como el enseñar qué es bueno y es malo", prosigue Nordqvist, que no fue aceptado en una escuela de arte. Cursó arquitectura y estudió por correspondencia en el estadounidense Famous Artists Schools e ilustraba anuncios, carteles y libros. No encontraba quien escribiese el texto de sus libros y se animó a hacerlo él mismo. En 1983, con 37 años, ganó un concurso de libros infantiles y decidió reconducir su vida laboral. "Mis personajes parecen de cómic porque son figuras delineadas, si comparas con los dibujos artísticos tradicionales. En ocasiones aparecen varias veces en una ilustración para prolongar una escena en el tiempo o el espacio sin utilizar más de una página", argumenta. Sus protagonistas son un anciano poco sociable, Pettson, y un gato, Findus, con el que mantiene una relación padre-hijo.

"¿Dónde está mi hermana? es muy especial porque dediqué 12 meses a las ilustraciones -normalmente el tiempo es un mes- y medio año al texto y la portada. Quería pintar paisajes y escenas fantásticos que pudiesen colgarse como un solo dibujo largo aunque se da la vuelta a la página". Salvo en este caso, Nordqvist escribe primero, luego trocea la historia en 24 partes y comienza a ilustrar. "No utilizo palabras para decidir cuándo el texto y la imagen funcionan juntas, es algo que veo y que siento".

En ¿Dónde está mi hermana? quiso también que los lectores pudiesen detenerse a observar cada imagen durante un rato y lo consiguió. "Los originales los hice en un tamaño muy grande para poder pintar hasta el más mínimo detalle. El único límite era el grosor del lápiz. Toda una aventura. Tendrán que pasar muchos años para que ilustre un libro tan trabajoso; además, tengo otros proyectos en mente".

"En verano construí con mis manos una casa pequeña y un minigolf, y ahora me centro en una casa grande. También he decorado la pared de una escuela con ilustraciones en relieve de madera y he dibujado algún videojuego. Me lleva dos meses y luego hay gente que se encarga de crear el programa. Mi hijo pinta manga. Lleva mucho tiempo y luego la gente emplea dos segundos en leerlo. Yo nunca lo haría, hay demasiadas cosas que me interesan".

El pastel de crepes / El pastís de creps. Pettson se va de acampada / Pettson se'n va d'acampada. Cuando Findus era pequeño y desapareció / Quan en Findus era petit i va desaparèixer. Sven Nordqvist. Traducción de Amanda Eda Monjonell y Dea Marie Mansten. Flamboyant. Barcelona, 2011/ 2010. 28 páginas. 15,90 euros. ¿Dónde está mi hermana? / On ès la meva germana? Sven Nordqvist. Traducción de Elda García-Posada / Amanda Eda Monjonell y Dea Marie Mansten. Flamboyant. Barcelona, 2010. 32 páginas. 18,90 euros.

Articulo : http://www.elpais.com  24/09/2011 

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...