dimanche 11 septembre 2011

Iñigo DIAZ/ La última obra maestra de Miles DAVIS



Jazz A 20 años de su muerte:
La última obra maestra de Miles Davis
Por Iñigo DIAZ 

Todo el mundo habla de la estatura que alcanzó en 1959 la pieza de jazz modal "Kind of blue", pero al mismo tiempo se pierde de vista el impacto que produjo su gran entrega de 1969, "Bitches brew". Es otro nacimiento, el de un engendro: el jazz en la era del rock.

La última obra maestra del trompetista Miles Davis está barnizada por una historia que hoy parece leyenda. La jornada inicial en el estudio de grabación de la Calle 52 de Manhattan, cedido al músico por el sello Columbia durante tres días en agosto de 1969, estuvo precedida por una descomunal pelea entre Davis y el productor Teo Macero.
"'Bitches brew' surgió de una fuerte batalla entre nosotros", le diría Macero a Ian Carr, autor de la "Miles Davis, biografía definitiva" (Global Rhythm). "Él quería que yo despidiera a mi secretaria y yo le dije que no lo haría en ningún caso. 'Tú no eres mi jefe y no voy a soportar más tus estupideces (...) Toma tu puta trompeta y tus putos músicos y vete. Me puse negro y él se puso blanco'".

Miles Davis, conocido por su fuerte carácter y entrenado además como boxeador, se abalanzó sobre Teo Macero, con los músicos de su nueva agrupación (ver recuadro) en la primera fila. Cuando el trompetista comenzaba abandonar el estudio se dio media vuelta y ordenó encender los equipos de grabación. Toda esa tensión acumulada se liberó entonces en una de las sesiones más brutales de música nueva: "Bitches brew", obra que Ian Carr llamó "sinfonía en la jungla de Mahnattan".

Este 28 de septiembre se cumplen veinte años de la muerte del más influyente músico de jazz de la era moderna. En 1991, mientras grababa un álbum con el productor hip-hop Easy Mo Bee, Davis dio aviso de suspensión del trabajo para someterse a un chequeo médico rutinario. No volvió a salir de pie del hospital. La vida llevada al extremo y las progresivas complicaciones de salud le pasaron a Davis la última factura, cuando tenía 65 años. Ese disco, "Doo bop" (1992), se convirtió entonces en una obra póstuma, que de paso activó una nueva corriente musical: el acid jazz.

No fue, sin embargo, tan clara y contundente como otras revoluciones que se enlistan en su catálogo. Al menos tres se cuentan en el historial de Miles Davis. "The birth of the cool", que en 1949 abre la escuela del cool jazz; "Kind of blue", que populariza en 1959 la operativa de la improvisación modal, y "Bitches brew", la más incomprendida de todas por los puristas, porque muestra al Miles Davis que el público ya no quería escuchar, el que se había alejado de toda la elegancia que producía en 1955 con su primer quinteto, y en 1957 con la orquesta de Gil Evans en la obra "Miles ahead". Davis siempre estuvo varias millas adelante de los tiempos.

El pulso del rock

El reciente libro "Bitches brew, génesis de la obra maestra de Miles Davis" (Global Rhythm), escrito por los académicos italianos Enrico Merlin y Veniero Rizzardi, intenta profundizar en los alcances de esta obra.

Lo que define la música, según Merlin y Rizzardi, no es el tópico común de señalar a "Bitches brew" como el manifiesto fundacional de lo que se clasificó como "jazz-rock"; es decir, la improvisación acústica en un contexto instrumental basado en la electricidad y la potencia. "La característica de la presunta distancia del jazz o su proximidad al rock radica más en la originalidad de las orquestaciones y los recursos orquestales, lección que por entonces nadie comprendió", dicen.

Miles Davis tiene en 1969, 43 años y ha cambiado su apariencia, de los trajes italianos al vestuario psicodélico, su esposa es la cantante funk de 24 años Betty Mabry, quien lo ha introducido en la música de Jimi Hendrix, y además conduce coloridos modelos de autos deportivos. La música es también reflejo de este nuevo estilo de vida.

"Es abstracta y cromática, pero en muchos casos con un poderoso pulso binario de rock. La antigua idea de una serie de solos ha quedado descartada por completo. El dramatismo se basa en la manera en que los factores (Miles y sus músicos) interactúan", escribe Ian Carr.

Desde el título mismo, "Bitches brew" es una provocación a las normas jazzísticas. "Un juego de palabras con la expresión 'witches brew' (es decir, 'poción de brujas'), sustituida por 'bitches' ('perras'), palabra que Miles, de acuerdo al slang afroamericano, empleaba para dirigirse cariñosamente a las mujeres", explican Merlin y Rizzardi. En lo sustantivo, la expresión describe la prodigiosa mezcla fermentada que se ha generado a partir de la conjunción de los componentes musicales: otro nacimiento, el de un engendro.

Miles Davis y Teo Macero respondieron irónicamente a un periodista de la revista Rolling Stone que recriminaba el hecho de haber asesinado al jazz con "Bitches brew". "Quizás haya acabado con el jazz, pero mientras tanto he construido un nuevo género de música. ¿Qué has hecho tú últimamente?"

"Quizás haya acabado con el jazz, pero mientras tanto he construido un nuevo género de música", dijo Miles Davis.

Miles DAVIS sobre YOU TUBE :

- Blue in Green by. Miles Davis

- Miles Davis "Summertime" (1958)

- Miles Davis - My Funny Valentine - 1964

- Miles Davis - Human Nature

- Miles Davis: Walkin'

- Miles Davis - Cool Jazz

- Miles Davis- Dig Watermelon Man

- Miles Davis and Friends - Paris 1991 - 05 - It's About That


Articulo : http://diario.elmercurio.com  04/09/2011 

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...