dimanche 11 septembre 2011

Magaly ARENAS ZAPATA/ Cecilia JURADO: "Hay 120 mil artistas trabajando en Nueva York''


ENTREVISTA Directora de la Y Gallery de Nueva York
Cecilia Jurado: "Hay 120 mil artistas trabajando en Nueva York''
Por Magaly Arenas Zapata 

La directora, curadora y artista Cecilia Jurado estuvo en Chile para dirimir, junto a un jurado multidisciplinario, al ganador de la Beca Arte CCU. El elegido vivirá unos meses en el International Studio & Curatorial Program (ISCP) de Nueva York y expondrá tanto en la Y Gallery como en sala de arte CCU en Santiago.

Nunca en la historia de la humanidad se habían concentrado tantos artistas en una sola ciudad. Un censo realizado hace poco tiempo estableció que en Nueva York viven... ¡120 mil artistas! Hay que estar ahí si uno quiere conocer el arte internacional, donde el mundo de las galerías es competitivo en extremo. Estar en medio de ese sistema es una tremenda oportunidad, sobre todo si se puede ir al ISCP, considerada la mejor residencia para creadores extranjeros no sólo de Nueva York sino del mundo.

Cecilia Jurado se mueve precisamente ahí. Ella es una joven artista peruana que se radicó el 2003 en Nueva York y que hoy dirige la prestigiosa Y Gallery, que ella misma creó, y donde hasta ahora sólo han expuesto dos chilenas: Manuela Viera-Gallo y Johanna Unzueta.

Viaja mucho, bienales y ferias de arte son compromisos obligados en su agenda anual. Imperdibles son PINTA en Londres; NADA en Miami; ArtBo en Colombia, y VOLTA en Suiza.

Cecilia estudió fotografía y luego Bellas Artes en la Universidad Católica de Lima. Fue editora fotográfica de las publicaciones de El Comercio. Ha expuesto sus trabajos no sólo en Estados Unidos sino que también en Francia, Suiza y Kuwait. "Me ayudó ser editora de fotografía porque tenía que mirar continuamente fotografías con diferentes fines, periodísticos, de ilustración, publicidad, artísticas, y eso me dio la cabeza para ser curadora, porque es un proceso similar, donde miras muchas obras y seleccionas".

La curadora está en Chile invitada por CCU para formar parte del jurado que dirimirá al ganador de la beca de arte. Su presencia no sólo beneficiará al ganador sino a otros autores nacionales, a los que hayan concursado y no ganen y a aquellos que conozca en esta estadía.

-¿Cómo eliges a los artistas que exponen en tu galería?
"Para mí es importante que cree un proyecto que formalmente esté muy bien estructurado, genere una experiencia sensorial, pero que a su vez no sólo tenga un discurso claro sino también fuerte, potente. Me importa que sea un discurso que esté de acuerdo con el lugar y tiempo donde está siendo presentado. Algunos expositores de Y Gallery tienen un discurso social bastante comprometido, pero hay otros que no".

-¿Qué buscas o esperas encontrar en el concurso de la CCU?
"Es la primera vez que estoy en Chile. Al llegar vi muchos edificios que no pude ubicar en los típicos períodos de la arquitectura y quiero preguntar porqué me sorprendieron. En el concurso quiero que me pase lo mismo. Quiero encontrar algo que me sorprenda por completo y que no tenga idea de su conformación. Más allá de seguir con una línea discursiva quisiera encontrarme con alguien que me esté diciendo algo que me parezca importante escuchar".

-¿Por qué según tú hoy si eres artista tienes que ir o estar en Nueva York?
"Por curiosidad por lo menos. En Nueva York pasa una cosa extraña. Nunca en la historia de la humanidad ha habido tantos artistas viviendo en el mismo lugar, es una locura. Hace dos años había 120 mil y por eso la cantidad de propuestas, de exhibiciones, es tan numerosa. Es interesante ver lo que sucede en el mercado del arte, puedes ver una colectiva muy buena en un barrio como Brooklyn o una exhibición en Gagosian, que es una de las galerías más importantes del mundo, sino la más, y ver la majestuosidad de sus exposiciones, enterarte de los precios y de las obras que se están moviendo más. En Nueva York se puede entender el arte actual".

-¿Qué tendencias percibes en el arte actual como más dominantes?
"Creo que siempre se van rotando. Después de la crisis del 2008-2009, muchos artistas volvieron a los orígenes del arte. Hay dos vertientes que se ven. Una es ir a lo seguro, y eso se observa en las ferias que han vuelto a poner gran cantidad de pintura, porque es una inversión que nunca va a caer. Y la otra, es la explosión de trabajos con materiales primarios, con madera, con cosas encontradas, es una aproximación a lo más primitivo. Justo ahora venimos de la feria NADA (New Arts Dealers Association), y ésta era sólo de esculturas y la mayoría de las obras mostradas eran pedazos de metales, de vidrio, casi como desecho, pero es un encuentro con la forma, con la luz, con el color, con lo que tú tienes, con materiales que no necesariamente demuestran una producción gigante, que además deviene de una enorme inversión, sino que estamos hablando más bien de algo modesto, humilde, que no demanda mucho más que el talento y la sensibilidad del artista, y eso me parece interesante".
"También están las subastas de arte, que están vendiendo lo que sí se puede mover. Son dos mundos distintos, que para mí es importante verlos como galerista y estoy consciente de lo que vendo y lo que he vendido más en el último tiempo y lo que he dejado de vender".

-¿Qué has vendido más?
"Arte que regresa a lo primario, todos de algunas forma estamos mirándonos más ahora que antes. En un momento en el cual no puedes consumir tanto como consumías, de pronto empiezas a hacer un acto de conciencia de quién eres, de qué cosas necesitas, como un ajuste de cuentas contigo mismo. La crisis en Estados Unidos y en Europa es bastante más dura que en Perú o en México, los latinos no lo estamos viviendo tan mal. Un montón de mis coleccionistas empezaron a preguntarme más cosas, a dónde va este artista, esto lo puedo comprar o no, o inclusive a tratar de revender lo que tienen. Ahora las obras que estoy vendiendo más son las consideradas como una inversión. Los latinos se están vendiendo mucho. Es un boom que hay que aprovechar".

-¿Y por qué se venden más?
"Tiene que ver con el mercado porque hay muchos coleccionistas latinos comprando artistas latinos, entonces las ferias, inteligentemente, atraen a esos coleccionistas. Se genera una bola de nieve porque los coleccionistas que no son latinos empiezan a comprar a esos autores también".

-Tú sostienes que los artistas hoy son internacionales...
"Creo que cualquiera tiene el potencial de ser un artista internacional. A veces se folcloriza al creador latinoamericano, no salen de un discurso local y tampoco extienden ese discurso hacia otros lugares".
"Después de la crisis del 2008-2009, muchos artistas volvieron a los orígenes del arte."

Articulo : http://diario.elmercurio.com  04/09/2011 

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...