dimanche 30 octobre 2011

Javier MADERUELO/ Relato en dos versiones


CRÍTICA:
Relato en dos versiones
Por Javier MADERUELO 

Cine, teatro, música, danza, exposiciones. Diversas muestras de la cultura rusa coinciden en estas fechas en España

Coinciden simultáneamente en Madrid dos importantes exposiciones dedicadas al arte y la cultura soviéticos, una de ellas centrada en el pintor Aleksandr Deineka (véase Babeliadel pasado 8 de octubre), la otra, que comento aquí, titulada La Caballería Roja,desarrollada sobre un horizonte más generalista. Ambas exposiciones, sin pretenderlo, han resultado ser complementarias y muestran, por primera vez, un panorama completo y creíble de un periodo poco y mal conocido en España. Es sabido que la Unión Soviética produjo un arte al dictado del poder político originando un estilo denominado "realismo socialista" cuya valoración crítica en Occidente consiguió no solo descalificaciones sino la repulsa más contundente. Frente a la libertad del artista occidental, que trabajaba para el "mercado libre", el artista soviético estaba obligado a producir los emblemas de la propaganda política del Estado, que era quien poseía los medios de producción y difusión y que, además, era el único cliente del trabajo artístico. Este esquema reduccionista ha sido aderezado con todo tipo de historias de purgas, gulags, campos de trabajos forzados, ejecuciones y suicidios. Obviamente, la historia es mucho más amplia, compleja y densa que la mostrada por aquellos esquemas descalificadores.

El discurso historiográfico de la exposición La Caballería Roja es atractivo y didáctico, la comisaria, Rosa Ferré, ha sabido organizar los temas y ordenar las piezas de forma dinámica, mientras que los ensayos y comentarios del catálogo son claros y de fácil lectura. La exposición, con sus textos, obras y objetos, permite la interpretación histórica de un momento apasionante, que es revisado aquí según las normas de corrección política del momento actual, es decir, dentro del oficial Año Dual Rusia-España 2011.

Como decía Johan Huizinga: "Historia es la forma espiritual en que una cultura se rinde cuentas del pasado". Obviamente, urgía que la historia artística del pasado soviético empezara a ser contada con datos, documentos, hechos y obras, situándolos en su contexto político, más allá de las descalificaciones globales o de los entusiasmos irracionales. En este sentido, la exposición reúne una serie valiosa y abundante de pinturas, diseños, objetos, libros, fotografías, documentos y filmaciones que permiten reconstruir algunas facetas de esa historia. Entre las obras hay que destacar cuadros de Malévich, Kandinsky y Deineka, dibujos y maquetas de Gustav Klucis y Rodchenko, pero no se trata de una mera exposición de pintura ya que se hace hincapié en la presencia que en la vida cultural soviética tuvo el teatro, la literatura y la música, lo que ha enriquecido la exposición con escenografías, figurines para el ballet, manuscritos, partituras, documentos, fotografías, objetos diseñados, carteles de propaganda política, libros y revistas.

Precisamente estos últimos, los carteles, los libros y las revistas, con sus audaces innovaciones tipográficas y su carga ideológica, son los testigos idóneos del tipo de arte utilitario que promovieron las líneas políticas del poder. Como el subtítulo de esta exposición aclara, lo que en ella se pretende mostrar no son tanto las obras y los datos como las complejas relaciones entre la creación y el poder en la Rusia soviética.

En las últimas décadas, tras la caída del muro de Berlín, está sucediendo una curiosa paradoja con respecto al arte ruso de entreguerras, por una parte se está valorando, incluso sobrevalorando comercialmente, las obras de arte de esta época mientras que se denigra y demoniza el medio político que las hizo surgir. En este contexto la figura de Maiakovski aparece como el artista-poeta que resume y aglutina las esperanzas y frustraciones de una época, así como las consecuencias que tuvo la colectivización de la producción artística puesta al servicio de los intereses del poder político. No estaría mal que alguien se atreviera ahora a realizar una revisión similar en Occidente, analizando las consecuencias que ha tenido la sumisión de los creadores, supuestamente libres, al servicio de los intereses de una clase económica que ha utilizado el arte como mero valor de cambio, como mercancía sobre la cual especular con el dinero.

La Caballería Roja. La Casa Encendida. Ronda de Valencia, 2. Madrid. Hasta el 15 de enero de 2012. Aleksandr Deineka (1899-1969). Una vanguardia para el proletariado. Fundación Juan March. Castelló, 77. Madrid. Hasta el 15 de enero de 2012.

***
CRÍTICA
Lo mejor de lo mejor
Por E.S.

La música y la danza son históricamente las mejores cartas de presentación rusas. En el Liceo de Barcelona el Ballet del Teatro Mariinski (del 21 al 27 de noviembre) revisará uno de los grandes clásicos de la escuela rusa: el drama romántico oriental El corsario(1859), basado en un poema de Lord Byron, con música de Adolphe Adam. En la versión posterior representada se agregaron las partituras de Cesare Pugni, Léo Delibes, Riccardo Drigo y Pavel Oldenburgsky.

También el Liceo recibirá el 1 de noviembre a Svetlana Zakharova -primera bailarina de Bolshói- junto a otros compañeros de la compañía que representarán clásicos como Don Quijote y Scherezade o piezas modernas como La lista de Schindler. Zakharova actuará, asimismo, junto a otros solistas del Bolshói y Mariinski en la Gala del Ballet Ruso que se celebrará el 5 de diciembre en el Teatro Real. Su programa aún no se ha dado a conocer.

La Orquesta Sinfónica Ilya Musin ha elegido para el concierto extraordinario del Año dual Rusia-España, el 19 de noviembre en el Auditorio Nacional, el drama jocoso Obertura de Don Giovanni, de Mozart (1756-1791); la Sinfonía Española de Édouard Lalo, y la Sinfonía número 6de Piotr Ilich Chaikovski, la preferida del compositor. Un día antes se escuchará allí laSinfonía número 9 de Dvorak y la Rapsodia sobre un tema de Paganini, de Rachmaninov, por la Sinfonietta de Sofía, que viajará el 19 al Palau de Barcelona. Y, a su vez, el Sherezade de Rimski-Kórsakov y el Concierto para piano número 2 de Rachmaninov se oirán el 11 de noviembre en este escenario madrileño y el 12 en el barcelonés.

También el circo está presente. El teatro Compac Gran Vía de Madrid acoge hasta mañana Donka, una carta a Chéjov, escrita y dirigida por Daniele Finzi Pasca, autor de algunos espectáculos de El Circo del Sol. Bailarines, acróbatas y malabaristas descodifican sus escritos con música de Maria Bonzanigo en un montaje que irá en febrero a San Sebastián, Bilbao y Valladolid.

***
CRÍTICA
Un cine pujante
Por E. S.

El Festival de Cine Europeo de Sevilla programará esta semana más de 25 producciones rusas recientes, entre largometrajes, documentales y cortos. "Un ciclo dedicado a la creativa y pujante cinematografía rusa, vibrante y actual", según los responsables del certamen. Como plato fuerte, la presencia del realizador Nikita Mijalkov -realizador deUrga, el territorio del amor o El barbero de Siberia-, que recibirá el premio de homenaje a toda su carrera el 10 de noviembre.

Además de proyectar su filmografía, se exhibirá la cinta inédita Quemado bajo el sol: La Ciudadela, tercera parte de su trilogíaQuemado bajo el sol. El festival promoverá las coproducciones entre los dos países y dos cintas rusas competirán en la sección oficial: Heart's boomerang (Nikolái Khomeriki) yElena (Andréi Zviagintsev). A su vez, se estrenarán en España las superproduccionesZar (Pavel Lungin) -sobre los últimos años de reinado de Iván el Terrible- y The Edge(Alexéi Uchitel), acerca de los problemas de integración de un joven en la Siberia de 1945. El máximo exotismo se da en el ciclo Cinestán, organizado junto a la Universidad de Sevilla y Casa Asia. En él se mostrarán producciones de Kazajstán, Tayikistán y Uzbekistán, pertenecientes a las épocas anterior y posterior a la disolución de la URSS.

Festival de Cine Europeo de Sevilla. Del 4 al 11 de noviembre. www.festivaldesevilla.com.

Articulo : http://www.elpais.com 29/10/2011

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...