samedi 26 novembre 2011

Elena IRARRÁZABAL/ Pioneras chilenas entre 1910 y 1960


NUEVA PUBLICACIÓN | Pioneras chilenas entre 1910 y 1960:
El álbum que retrata a las "primeras modernas" del siglo XX
Por Elena IRARRÁZABAL 

Una iniciativa de IMTrust para indagar sobre el universo femenino en Chile desembocó en una investigación de Miguel Laborde sobre 55 chilenas que buscaron abrir los espacios para la mujer en el país. Las "primeras modernas" -como las bautiza el autor- son documentadas a través de un rico material fotográfico, del que aquí damos una pequeña muestra.

"Tenemos mujeres anarquistas y también pilares de la Iglesia Católica, escritoras como la Mistral y artistas visuales como Rebeca Matte, que son cabezas en su campo, al margen de su género; fundadoras de universidades y líderes sociales. Resulta un país distinto; incluso más noble. En los 55 relatos que incluye el libro hay tantos silencios, sacrificios, que llaman a la justicia, al menos histórica", reflexiona Miguel Laborde sobre su último trabajo, el libro "Las primeras modernas", que verá la luz en los próximos días.

No se trata de un texto de historia, sino más bien de un recorrido visual con semblanzas de más de 50 mujeres, algunas tan conocidas como Violeta Parra y otras bastante olvidadas, como Marina Silva, directora del Liceo 1 de Niñas. "El rumor de fondo -porque no es un libro de historia- es un homenaje a unas chilenas notables, que todos debiéramos conocer. Tampoco son sus biografías, sino el registro del momento significativo de sus vidas, ese que marca un punto de quiebre y que no debiéramos olvidar", puntualiza Laborde.

El autor contó con el trabajo de recopilación de Magdalena Correa y Paula Ruiz Tagle, quienes abordaron la búsqueda de fotos novedosas y de calidad. Muchas de ellas debieron someterse a un prolijo trabajo de restauración. "Hubo, desde un inicio, la voluntad de entregar un libro rico en iconografía. Así era el proyecto de IMTrust, un libro de la mujer chilena, de aquella que abre espacios en la primera mitad del siglo XX, pero valioso en sí mismo, como objeto de arte y cultura".

Las páginas de la obra plasman los rostros y circunstancias de pioneras como Amalia Errázuriz, Delia Matte, Eugenia Huici, Bebé Morla, Enriqueta Petit, Elena Caffarena, Anita Lizana, Juanita Aguirre, María Luisa Bombal, Carmen Lazo, Amanda Labarca; Mirella Latorre y Clara Solovera, entre muchas otras. También algunas mujeres contemporáneas y activas, como Margot Loyola, Matilde Pérez, Carmen Waugh y Alicia Amunátegui.

De este universo seleccionamos algunas figuras -varias de ellas poco conocidas-, de las que presentamos imágenes y una breve semblanza, elaborada en base a los textos de Laborde. Ellas y las restantes mujeres incluidas en el libro fueron partícipes activas de un período en que "cambió para siempre el destino de la chilena", según el autor, que aquí profundiza en algunas aristas de la publicación.

-¿Cómo definiría la "modernidad" en estas mujeres seleccionadas?
"La condición de moderna corresponde aquí a la capacidad de oír y seguir las voces internas. En muchos casos, el precio de esa libertad es sumamente alto, a veces un camino hacia la soledad, la pobreza, casi la tragedia; como tantas veces sucede en la historia con los innovadores. Con las mujeres no hay diferencia; el precio, alto, es el mismo".

-En un principio se reunieron más de cien nombres. ¿Cómo se realizó la selección final?
"Más de una vez me he preguntado por nuestra débil conciencia patrimonial; sin ir más lejos, comparándonos con Perú, Argentina y Bolivia: ¿Por qué esa insatisfacción ante lo nuestro, cuando tenemos una historia de tantos logros? Llegué a la conclusión, finalmente, de que todavía no hemos podido construir un relato, una poética del habitar en este territorio, una geopoética... Sin ese relato, seguiremos destruyendo patrimonios y ninguneando a grandes chilenos y chilenas. A la hora de seleccionar tuve que optar por las mujeres fundantes de ese medio siglo, que eran obligatorias, por su aporte a la causa de la mujer en la sociedad chilena -desde una Delia Matte a una Amanda Labarca-, pero sin olvidar a algunas, más invisibles ante la historia, como Marta Vergara, cuyo drama personal es símbolo de una época".

-El libro avanza a través de distintas décadas. ¿Hay algún rasgo que se pudiera establecer para cada década de la primera mitad del siglo XX?
"Hay una corriente histórica, efectivamente, que se despliega desde el silencio inicial hasta el triunfo en las calles. En los años 10 hay ejemplos, casos, como Martina Barros o las cachetonas, pero apenas son puntuales; en los 20 ya tenemos un Partido Cívico Femenino con una revista de más de 10 mil seguidoras de las que deseaban ser "algo más que un objeto de lujo y de placer", capaces incluso de provocar un cambio en el Código Civil. La masa crítica se alcanza en los años 30, con el Comité pro Derechos de la Mujer, el voto femenino municipal, las primeras alcaldesas, el Movimiento pro Emancipación de las Mujeres de Chile; en los 40 se ve la culminación de la causa de la mujer, con el sufragio femenino pleno, las parlamentarias, el Primer Congreso Nacional de Mujeres, y, finalmente, en los años 50 vemos culminar el medio siglo con líderes femeninas en los campos más distintos. En ese sentido, es un libro con happy end ..."

Las primeras modernas
Mujeres chilenas entre 1910 y 1960
Miguel Laborde
IMTrust/Ediciones UC
247 pp. Acogido a ley de donaciones (estará disponible en las bibliotecas Dibam)


Alicia Cañas(1901-2002)
En 1935 se inicia en Chile la primera contienda electoral abierta en la que participan mujeres, según Laborde. En las elecciones para la alcaldía de Providencia, triunfa una mujer conocida por su belleza, amante de los árboles y quien había quedado viuda a los 24 años. Alicia Cañas va a dirigir la comuna en dos períodos, con energía y seriedad. Ejecutiva, concreta obras como el Mercado Municipal (hoy sede de Sernatur), el ensanche de la avenida Providencia y la remodelación de la Costanera. La "plaza de la alcaldesa", cercana al lugar donde vivía, hoy recuerda su figura pionera.


Inés Echeverría Bello(1868-1949)
Va a estar presente en el nacimiento del Club de Señoras, con Delia Matte y en la génesis del Círculo de Lectura, con Amanda Labarca. La irreverente Iris (su seudónimo) nació en un entorno privilegiado, al que desafió desde pequeña al redactar sus diarios personales en busca de la propia individualidad. Tras dar a luz a cuatro hijas, comienza a escribir sin cesar y a dar conferencias, en las que el rol de la mujer se convierte en tema recurrente. Aunque en un principio prefería escribir en francés (decía que se inspiraba mejor), luego utiliza el español en obras como "Tierra Virgen" y "Alborada", novela en tres tomos en la que recorre la historia de Chile a través de personajes femeninos. Fue una gran protagonista de la vida intelectual chilena.

Josefa Fernández Concha(1835-1929)
Inteligente y activa, Josefa aprendió distintos idiomas y tuvo una educación esmerada, antes de decidir, a los 27 años, ingresar al convento de las religiosas francesas del Buen Pastor, que atravesaba por un período problemático (se rumoreaba que en su interior se había extendido la "histeria") . Según el libro "Mujeres modernas", Sor Josefa tomó las riendas, extendió la orden a otros países, enfoca su labor en las jóvenes desamparadas -muchas eran abandonadas tras quedar embarazadas- y levanta un excelente colegio de niñas y una iglesia en Santo Domingo con Mac Iver. Hoy está en proceso de beatificación. (Imagen tras su muerte).

Laura Rodig(1901-1972)
Mujer intensa, impetuosa y rebelde, esta escultura obtuvo una medalla en el salón oficial cuando tenía apenas 17 años. En la academia de Bellas Artes hizo causa común con Samuel Román y Tótila Albert en contra de las convenciones académicas y fue expulsada de la institución (la razón invocada fueron unas caricaturas suyas retratando al maestro Virginio Arias). Pionera en reconocer el legado de las culturas indígenas, compartió ideales con Gabriela Mistral (enseñó en el liceo que ella dirigía en Punta Arenas y plantaron juntas árboles en la plaza de Armas de la ciudad austral). Becada a Francia, obtuvo varias distinciones en los salones parisinos. Más tarde, en Chile fue una de las fundadoras de la Asociación Chilena de Pintores y Escultores. Una de sus obras más conocidas es su tributo a Magallanes Moure, también realizó varios logrados bustos de nuestra Premio Nobel.

Mariana Cox (1871-1914)
Nacida en Punta Arenas, amiga de Alone y de Iris, esta mujer culta, políglota, practicante del espiritismo, amante de la música y la cultura griega, es una de las primeras mujeres que escriben profesionalmente. Según el nuevo libro, algunos de sus agudos artículos de arte y cultura, publicados en distintos medios y firmados por Shade, generan sorpresa e irritación en la sociedad. También provoca agitación una novela en que denuncia las condiciones de la mujer chilena. Marcha a París desencantada y enferma del corazón. Fallece allí a los 42 años. En la imagen aparece con Juan Stuven, quien fue su marido.

Martina Barros (1850-1944)
Algunos la han llamado la "primera feminista chilena". Sobrina de Barros Arana, casada con Augusto Orrego Luco, recibió una formación cultural privilegiada y a los 22 años tradujo la obra "La esclavitud de la mujer", del pensador inglés John Stuart Mill. No era amiga del escándalo y la trangresión, pero pensaba que la mujer estaba dotada de facultades que la sociedad desaprovechaba. "La sociedad dice: la mujer ha nacido para el matrimonio; la naturaleza dice: la mujer ha nacido para vivir", fue una de sus sentencias. Vivió una fructífera vida y legó sus interesantísimas memorias "Recuerdos de mi vida", una lúcida crónica de su época. Sobrepasó los 90 años, alcanzó a conocer a sus bisnietos y también los primeros logros del movimiento por la mujer.

Rayén Quitral (1916-1979)
Hija de una empleada doméstica en Iloca, un melómano escucha cantar a Georgina Quitral (su verdadero nombre) y la trae a Santiago junto a su madre. En honor a su sangre paterna cambia su nombre a Rayén -"flor de fuego"- e inicia su aprendizaje en el Conservatorio Nacional. Su talento causaba impresión (sobrecogió cantando en la apertura del Estadio Nacional) y decide dejar sus clases para trabajar como cantante. Abordó arias, lieder y en 1941 debuta con un rol en "La flauta mágica" en el teatro Colón. Más tarde cantaría en Convent Garden y otros lugares. Su falta de formación académica y sus nervios la traicionan y se le critica su falta de "pulimento". Decide perfeccionarse en Alemania, donde se financia haciendo empanadas. A su regreso a Chile, invierte diez mil pesos para que la prensa publique que está de vuelta"la gran soprano araucana". Termina su vida haciendo clases en liceos y como encargada del coro del sanatorio El Peral.

Eloísa Díaz(1866-1950)
Luego de enfrentarse con sólo 15 años a una comisión implacable, integrada entre otros por Ignacio Domeyko y Diego Barros Arana, Eloísa Díaz llegó a ser la primera mujer que estudió medicina y se tituló de médico cirujano en América Latina, según el libro de Laborde. Fue una alumna brillante y una profesional que participó con éxito en múltiples espacios. Dirigió por décadas el Servicio Médico Escolar, impulsó el desayuno escolar obligatorio, las colonias de verano, la vacunación masiva de estudiantes primarios y los policlínicos para niños de escasos recursos. Eficiente y generosa, algunos la consideraron "una santa laica". Nunca se casó, falleció a avanzada edad, sola y pobre y sin mayores reconocimientos.

Marta Vergara(1898-1995)
La historia cuenta que se separó de su primer marido cuando éste no la dejó trabajar en la oficina de Correos. Se va a Europa, donde entrevista para "El Mercurio" a grandes figuras mundiales. Al mismo tiempo, se va acercando al feminismo y al comunismo. En Chile fue una de las fundadoras, en 1935, del Movimiento pro Emancipación de las Mujeres de Chile (cuya secretaria, Elena Caffarena, definió a Vergara como "una mujer de cabeza clara"). Creó la revista "La mujer nueva", y ya expulsada del Partido Comunista -al igual que su segundo marido, el periodista Marcos Chamudes- alcanzó notoriedad con su libro "Memorias de una mujer irreverente" (1962).

María de la Cruz(1912-1995)
En Chimbarongo, un 18 de septiembre, nació esta chilena de carácter carismático y apasionado. Defiende los derechos de la mujer con una emotiva oratoria, que encendía a sus partidarias. Amiga del general Carlos Ibáñez, fue la generalísima en su campaña de 1952 y le acarrea miles de votos. Él le ofrece el Ministerio de Educación, pero ella declina el ofrecimiento. En 1953 se transforma en la primera senadora chilena, elegida por amplia mayoría. Poco después se le acusa de estar involucrada en un contrabando de relojes, y aunque la comisión investigadora no habría encontrado evidencia, debe abandonar su escaño.

Felicitas Klim(1925)
Criminalista y líder de la causa de las mujeres en Chile, esta abogada publica el controvertido libro "La delincuencia femenina" en la que atenuaba algunos casos de responsabilidades femeninas por razones de género (decía que la mujer muchas veces llega al delito "por un acto de rebeldía frente a una sociedad que la sojuzga") .Además denunciaba la dura realidad de las encarceladas. Figura visible de la causa feminista, en 1950 representa al país en el Primer Congreso Femenino Hispanoamericano y ese mismo año viaja a España a un Congreso de la Mujer, junto a Matilde Ladrón de Guevara. En 1962 publica "La mujer chilena: el aporte femenino al progreso de Chile, 1910-1962".

María Romero (1909-1990)
Fue Amanda Labarca quien le consiguió a María Romero una beca en California, para que perfeccionara su inglés y tuviera mejores armas como educadora moderna. Pero esta fanática del cine no tardó en asomarse a Hollywood, para entrevistar a las grandes estrellas de la época. Walt Disney, Marilyn Monroe, Alfred Hitchcock, Cary Grant y Robert Mitchum fueron algunos de los que tuvieron una relación cercana con esta mujer de carácter encantador que permaneció soltera, aunque el libro de Laborde dice que tuvo romances con Manuel Rojas y Raúl Silva Castro. En 1939, Romero asume la dirección de Ecran, donde negoció -inteligentemente- obtener el 1% de las ventas de la revista, cuya circulación fue aumentando gradualmente.

Articulo : http://diario.elmercurio.com 20/11/2011

Alberto GORDO∕La vida salvaje de THOREAU

La vida salvaje de THOREAU Por Alberto GORDO Distintos sellos celebran los 200 años del nacimiento del pensador norteamericano con ...