samedi 18 février 2012

Ángel QUINTANA/Pensar el presente


Pensar el presente
Por Ángel QUINTANA 

El mundo audiovisual vive una curiosa paradoja. Mientras que los oficios del cine han cambiado, la crítica se resiste a cambiar. Cuentan que el origen de la crítica de cine fue la cinefilia.

La pasión y el amor autodidacta por las películas ejercieron una influencia clave en un modelo que fue institucionalizado como manifestación del gusto y como exaltación de la subjetividad. El cine era visto como un territorio aislado respecto del audiovisual. Y las salas, con sus estrenos, eran un receptáculo de ese tópico llamado "séptimo arte". Es cierto que durante años esta crítica ha impuesto sus cánones y ha creado corrientes de opinión que se han consolidado como corrientes de gusto.

También es cierto que frente a la fuerza de la publicidad ejercida por la industria, cierta crítica ha actuado como un espacio de libertad. Hoy, en un momento en que el cine ya no ocupa el centro de la cultura audiovisual y en que la prensa atraviesa un proceso de crisis irrevocable, quizá conviene preguntarse por qué la crítica se resiste a cambiar y a vislumbrar cuáles deben ser sus propuestas de cambio.

Estamos en un momento en que la crítica debe plantearse el lugar que ocupa un mundo audiovisual en mutación. La crítica no debe conformarse con aplicar unos criterios que eran válidos para el cine de la edad dorada de la cinefilia. La crítica debe actuar según el método mayéutico de Sócrates: interrogar el presente de la imagen y preguntarse qué significa ser contemporáneo cuando la tecnología avanza más rápidamente que las ideas. El rol de la crítica ya no consiste en proclamar certezas, sino en proponer interrogantes. Es preciso contemplar las películas como lugares desde los que se piensa el presente y desde los que es posible preguntarse qué está pasando, tanto en el cine -o el audiovisual- como en nuestro entorno. Es preciso cuestionarlo todo porque la tarea más apasionante del crítico del siglo XXI consiste en levantar acta de lo que acontece.

Hoy, más que nunca, la crítica debe marcar tendencia en lo político. La feria de las vanidades que durante años ha acompañado los festivales, los estrenos, las entrevistas y la actividad periodística en torno del cine posee fecha de caducidad.

En un momento en que las salas están perdiendo fuerza, en que los festivales funcionan como creadores de acontecimiento y en que el lugar del cine -como modelo basado en la difusión de largometrajes- se enfrenta a otros fenómenos coetáneos, como las series de televisión, las instalaciones museísticas o las imágenes de bajo costo colgadas en las redes sociales, es preciso interrogarse sobre cuál es el papel político de la crítica. Estamos en un momento en que hemos sustituido el papel de la política, entendida como voluntad de poder, por el de lo político visto como forma de participación.

La crítica es un factor clave de participación en lo político, porque cuestiona y propone alternativas. Es por esto que considero que toda crítica ejercida sin un gesto de responsabilidad en lo político es un ejercicio estéril.

Finalmente, es preciso formularse la pregunta sobre la posición que tiene la crítica en un momento en que los viejos medios de comunicación están en crisis y en que surgen otras formas de creación de opinión desde la Red.

Es cierto que la crítica ha sido siempre una forma de escritura y que los buenos críticos no son sólo capaces de crear pensamiento, sino también los que poseen un dominio del lenguaje.

Hoy, sin embargo, cuando las fronteras entre la figura del profesional y la del amateur se diluyen en cualquier página de la Red, quizá sea útil pensar qué papel puede ejercer la crítica en las redes sociales.

El gesto crítico no debe ser sólo el gesto de un espectador privilegiado, sino también el gesto de quien programa, selecciona, difunde o divulga.

El autor es catalán. Escribe en Caimán, cuadernos de cine, y en La Vanguardia 

Articulo : http://www.lanacion.com.ar 17/02/2012

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...