vendredi 9 mars 2012

Martin LOJO/ Basta ya de prosa


Revista / 25 años después
Basta ya de prosa
Por Martin Lojo

El Diario de Poesía festeja su primer cuarto de siglo con una exposición en el Espacio de Arte de la Fundación OSDE. Allí se exhiben diseños originales de las portadas, afiches, fotos, la colección completa de la revista y obras de artistas plásticos realizadas especialmente para la publicación que creó y dirige Daniel Samoilovich

¿Un diario de poesía? La idea de asociar la urgencia y la vida breve de las noticias con la lectura morosa del poema pudo haber sonado extravagante en otros tiempos, pero resulta más que familiar desde el invierno de 1986, cuando apareció en Buenos Aires y en Rosario el primer número del Diario de Poesía .

En palabras de Eduardo Stupía, el actual director de arte, la intención del Diario fue apelar a "una especie de urgencia amable, como si alguien dijera: coloquemos la poesía en un lugar más eléctrico, menos reposado y prestigioso que el que suele tener". El proyecto creado por Daniel Samoilovich -al que se sumaron Daniel García Helder, Martín Prieto, Diana Bellesi, Jorge Fondebrider, Daniel Freidemberg, Elvio Gandolfo, Ricardo Ibarlucía y Mirta Rosenberg- tenía la nada tímida ambición de ampliar el público tradicional de lectores de poesía. Una impronta que se lee en el primer editorial, donde condenan el hecho de hacer poesía y quejarse de su escasa circulación como una "trampa singularmente antipoética", y prefieren optar por "el gesto fastidiado de Lautréamont: ?¡Vamos ya! Cededme la palabra'".

Para seducir a un nuevo público era necesario producir una revista seria pero visualmente atractiva, que no simplificara las exigencias de lectura de la poesía moderna, pero que fuera capaz de convocar a un lector "inteligente e interesado, aunque no necesariamente culto". A esas características se agregaba la distribución en quioscos, que había ensayado con éxito la revistaPunto de Vista , y la publicidad en la vía pública.

El objetivo era lograr "un medio que desde el punto de vista gráfico utilizara los recursos del periodismo profesional y los circuitos normales de distribución de las revistas comerciales, y ver si así se podía llegar más lejos", según aclara Daniel Samoilovich en una entrevista con Stupía y la curadora Viviana Usubiaga, que se puede ver en la muestra ¡Basta ya de prosa! 25 años de Diario de Poesía , abierta hasta fin de mes en el Espacio de Arte de Fundación OSDE.

Además de un recorrido histórico que incluye las tapas de los números, afiches callejeros, fotografías y una colección completa para consultar, la exhibición curada por Usubiaga enfatiza la relación que estableció la revista entre la poesía y otras disciplinas, como la música y las artes visuales. Una relación notable desde su diseño, de una modernidad aún hoy sorprendente. Realizada por el artista Juan Pablo Renzi, la tapa del Diario de Poesía , de cinco columnas que se pueden cortar de diversos modos y combinar con imágenes, es de una audacia estructurada, "virtualmente indestructible". Una arquitectura a la vez certera y dinámica que pudo sobrevivir el paso del tiempo, como la describe Stupía, que reemplazó a Renzi después de su muerte, en 1992. El desarrollo de ese diseño se puede ver en los bocetos originales, pequeñas obras de arte en sí y un hallazgo de la muestra, ya que Renzi dibujaba a mano la totalidad de la tapa, incluyendo minuciosas reproducciones de las fotografías que ilustraban cada número. Stupía agregó mayor libertad a ese diseño; sus tapas, realizadas con técnicas de collage, no se limitan a usar imágenes para "ilustrar" las notas, sino que proponen asociaciones más arbitrarias y sugerentes, que generan un "contexto escénico propio".

Otra intensa marca visual del Diario es la "Página de Artista", sección en la que se reproducen dibujos, pinturas o fotografías de artistas. La muestra de la Fundación OSDE incluye una notable colección de originales de quienes participaron. Pueden verse, entre otros, trabajos de Juan Astica, Mirtha Dermisache, Ana Eckell, Roberto Elía, León Ferrari, Carlos Gorriarena, Jorge Gumier Maier, Alberto Heredia, Guillermo Kuitca, Luis Felipe Noé y Louise Bourgeois.

La impronta estética del Diario se hizo sentir desde el primer número, con un dossier sobre el poeta entrerriano Juan L. Ortiz, y pronto cosechó sus primeras polémicas, como la que despertó, en el número cuatro, una nota de Daniel García Helder sobre la poesía neobarroca argentina, que tuvo sus respuestas en el número siguiente. También fue fuerte la apuesta de brindar espacios centrales a poetas argentinos y latinoamericanos vivos, a quienes se destinaron dossiers. El del n° 30 fue dedicado a Joaquín O. Gianuzzi. Después llegaron los de Leónidas Lamborghini, Arnaldo Calveyra, Juana Bignozzi y la uruguaya Marosa di Giorgio.

Las traducciones fueron una marca identitaria del Diario, en un esfuerzo por difundir autores poco conocidos en nuestra lengua, con textos publicados en versiones bilingües desde 1991. Muchas veces fue la primera traducción al español, como la que hizo Mirta Rosenberg del poeta irlandés Seamus Heaney; versiones de textos inéditos, como en el caso de Paul Celan, del poeta austríaco Ernst Jandl, del británico Lee Harwood o de la canadiense Anne Carson; e incluso libros completos, como Una ola de sueños, de Louis Aragon, o el libro de aforismos del artista islandés Dieter Roth.

Un claro ejemplo de la calidad del Diario son los dossiers sobre un autor o un movimiento poético, cuyo material se ?reúne en investigaciones de largo aliento, que superan el marco de una revista cultural. En ¡Basta ya de prosa!, se despliegan los documentos de cuatro de estas investigaciones. La dedicada a Edward Lear, escritor e ilustrador inglés conocido por su poesía del nonsense, incluye primeras ediciones de sus libros de canciones, relatos, limericks e ilustraciones, y también libros del otro gran artista del sinsentido, Lewis Carroll. Es deslumbrante el material reunido para el dossier de Virgilio Piñera, el escritor cubano, autor de los Cuentos fríos y del brillante poema "La isla en peso". Piñera vivió exiliado en Buenos Aires entre 1946 y 1958. Aquí participó del grupo de traductores de la primera versión al español de Ferdydurke, la novela de Witold Gombrowicz. El Diario consiguió para esa edición textos casi desconocidos de las revistas Orígenes y Ciclón, reproducciones facsimilares de las revistas Aurora y Victrola y hasta un programa del estreno de su pieza teatral de 1962, Aire frío.

También figura en la muestra el dossier dedicado a Arnaldo Calveyra, el poeta, narrador y dramaturgo entrerriano. Además de originales de sus libros, manuscritos y cartas, se exhibe el reportaje audiovisual El hombre de Luxemburgo, realizado por Débora Vázquez y Matías Serra Bradford, en el que Calveyra reflexiona sobre su vida y su obra.

El cine, otro interés central del Diario de Poesía, es el tema del último dossier de la exposición. En una sala oscura, un video reúne fragmentos de El ciudadano, de Orson Welles, Invasión, de Hugo Santiago, El desprecio, de Godard, Cuatro bodas y un funeral, de Mike Newell, y Apocalipsis Now!, de Coppola, entre otros films, en los que un personaje o una voz en off recitan un poema de Coleridge, de Borges, de Brecht, de Auden o de Eliot. La experiencia se asemeja a la de la suspensión de la realidad que implica la lectura de un poema: el tiempo del relato se detiene, la voz cambia de tono y, transformada por el ritmo de las palabras, la historia se ilumina con nuevos sentidos.

¡Basta ya de prosa! La muestra por los 25 años del Diario de Poesía se puede ver de lunes a sábados de 12 a 20, hasta el 31 de marzo, en Fundación OSDE, Suipacha 658, 1° piso. Mesas redondas: el jueves 15, a las 18, Darío Jaramillo, Gonzalo Aguilar, Federico Monjeau y Luis Mucillo hablarán sobre música y poesía. El jueves 22, a las 18, Edgardo Dobry, Ricardo Ibarlucía, Matías Serra y Viviana Usubiaga dialogarán sobre la traducción.

Articulo : http://www.lanacion.com.ar 10/03/2012

Alberto GORDO∕La vida salvaje de THOREAU

La vida salvaje de THOREAU Por Alberto GORDO Distintos sellos celebran los 200 años del nacimiento del pensador norteamericano con ...