samedi 7 avril 2012

Juego de Tronos, al principio fue el verbo


Juego de Tronos, al principio fue el verbo

Ante el estreno de la segunda temporada, analizamos el fenómeno precedente a la serie: el editorial

Hoy se celebra en Madrid y Barcelona el preestreno de la segunda temporada de la serie de la HBO, la más cara de la historia de la televisión, que llega a España el día 23 de abril. El editor español que descubrió a George R.R. Martin -el autor de este universo que va camino de superar a Harry Potter- ha vendido ya más de 700.000 ejemplares de la saga en nuestro país. Esta es la historia de uno de los mayores aciertos editoriales de los últimos años.

En 2002 un avispado editor barcelonés se interesa por comprar los derechos de una saga de literatura fantástica de la que se ha enamorado. Remite a una extraña Edad Media en un mundo figurado de conspiraciones y maldades; de lealtad, de sexo y de odios milenarios entre familias; de hibridación de géneros, de utilización de sus reglas de forma anárquica y de ruptura total de las expectativas del lector. Todo, con elementos fantásticos como salpicados en una enrevesada trama de decenas de personajes más próxima a los códigos de las producciones sobre la mafia que a las novelas de fantasía épica. La editorial se llama Gigamesh, y su dueño Alejo Cuervo. La serie de libros, Canción de hielo y fuego, viene firmada por un autor ya publicado por este sello, George R.R. Martin, que en aquellos días empieza a tener éxito en Estados Unidos, cuando acaba de aparecer el segundo tomo de la serie y se edita en bolsillo el primero. Cuervo ofrece a la agencia de Martin 4.000 dólares, que entonces era un adelanto "razonable", y al final la cosa acaba en 5.000. Jugada maestra. Gol.

"Desde el momento en que lo publiqué, desde el día uno, sabía que iba a romper moldes. La persona que leyó las galeradas se compró enseguida el segundo tomo en inglés. Era el primer libro en inglés que leía en su vida. Le sucedió lo mismo al diseñador. En nuestra librería batió récords de ventas enseguida, 500 ejemplares vendidos allí en los primeros seis meses". Desde entonces, no ha parado de crecer ni se ha apeado de las listas de los más vendidos, primero en las librerías especializadas, luego en todas partes. Al habla, Alejo Cuervo, el dueño de esta pequeña editorial que, gracias al éxito de la saga, multiplicado hoy por la serie de televisión, cuya segunda temporada se estrenó ayer en Estados Unidos con notable éxito entre la crítica, se convirtió el año pasado en gran empresa por volumen de facturación. Cuando todos menguaban por la crisis, Gigamesh crecía exponencialmente. Nadie en el género, "nadie, nadie", insiste Cuervo, mueve las cifras de Martin. 

La primera edición que hicieron de Canción de hielo y fuego fue ya de 4.000 ejemplares: "Hasta ese libro, todas mis primeras ediciones fueron de entre 2.000 y 3.000 ejemplares, pero en este caso decidí mojarme y subir a 4.000 para poder editarlo en un solo tomo sin que se disparase el precio. Casi todas las editoriales fragmentaban las novelas de esa envergadura, pero yo no quise hacer lo mismo: confié en que los libros gordos llaman mucho más la atención", asegura hoy el editor. Segunda jugada maestra. 

Hasta la fecha, Gigamesh ha despachado en España 700.000 ejemplares de los cuatro primeros volúmenes, o sea, una barbaridad. Antes de la serie, recuerda, las ventas ya se habían disparado, aunque cuando la HBO lanzó el que fue sin duda el mejor producto catódico de la temporada pasada, se les desmadró el asunto. Si antes de Juego de tronos habían vendido ya 350.000, durante y tras la emisión de la serie en 2011 duplicaron las cifras. Cada nuevo título ha ido vendiendo más que el anterior. En el camino, también han vivido un juego de tronos empresarial, pues más de un sello de los grandes, como fue el caso de Santillana, trató de hacerse con los derechos cuando el sector fue consciente de que en el fichaje de Gigamesh podía hallarse un nuevo Harry Potter. Y no se equivocaban. Incluso superó los cálculos de la propia editorial: "Sabíamos que iba a ir muy bien pero Martin siempre rompe previsiones y enamora al que trabaja con él. La previsión era que el primer libro multiplicaría las ventas por cinco, pero nunca podíamos esperar un ocho". 

Para Alejo Cuervo la serie que hoy se estrena en dos cines en Madrid y Barcelona hace justicia a los libros de Martin y deja constancia de que el escritor forma parte de la adaptación. "Es una producción muy inteligente. Como en los libros, se trabaja con un material de género, con sus fórmulas, pero se juega con las expectativas del espectador subvirtiéndolas, tocan las mismas teclas de la narrativa de Martin forma genial", señala el editor, para el que no todo han sido bondades en este éxito: "El año pasado fue muy duro para nosotros porque la demanda crecía a un ritmo superior a nuestra capacidad de producción. Sin embargo, esto produjo un efecto secundario curioso, fuimos la única editorial explotando un bestseller sin capacidad para hacerlo y no fue hasta octubre que lo conseguimos. Esta circunstancia provocó mucho ruido en internet". El boca a boca hizo el resto, fuera para quejarse o para defender las ediciones españolas de Canción de hielo y fuego, el caso es que todo el mundo hablaba del tema y de Gigamesh, que pese a su crecimiento sigue siendo un sello de tres trabajadores. 

A lo largo de 2012, confirma Cuervo, Martin, con el que mantiene una relación de amistad, visitará España por tercera vez, aunque esta vez no podrá coincidir con la Semana Negra de Gijón, a la que el norteamericano le tiene mucho cariño. "La primera vez vino justo antes de la publicación de Muerte de la luz y no llegó a tiempo de verla editada, porque por ser tan perfeccionistas nos retrasamos. Así que se encontró en la Semana siendo un autor no publicado. El segundo año, con Juego de tronos publicado, ya era una estrella del rock en España, como él mismo le dijo a su mujer", se ríe. En aquella ocasión se lo llevó de gira por el país y más de 5.000 libros dejó firmados en las sesiones más multitudinarias que el editor pueda recordar. Lo que suceda en la siguiente visita, en el marco del neonato festival Celsius (en Avilés), puede volver a quebrar cualquier pronóstico.

Próximamente, Gigamesh publicará Refugio del viento y los Cuentos de Martin, en una edición que incluirá material de ensayo y biográfico. Respecto a la saga, se lo van a tomar con calma y, aunque ya trabajan en la edición del quinto tomo, Danza de dragones, no quieren anunciar fechas de publicación, un clásico de la casa. Por otro lado, supone el editor que el ritmo de Martin ahora se ha ralentizado porque a todas luces sus novelas son hoy spoiler para la HBO. La última publicada, de hecho, se lanzó cinco años después de lo anunciado: "Hay que tener en cuenta que es la producción más cara de la historia de la televisión. Cuando Martin, que les lleva ventaja, publique nuevos libros será material completamente nuevo y habrá muchos más seguidores. Pronostico un spin off para la tercera temporada, que se basará en el tercer libro, que es largísimo. Producir dos series paralelas les permitiría cogerle el ritmo a Martin mucho más rápido. Si hacen eso, no espero nuevo material escrito de aquí a una buena temporada, pero esto son suposiciones mías". 

Por seguir suponiendo, vaticina Cuervo (lo hizo hace años en realidad) que el fenómeno de estos libros dejará pequeño al de Harry Potter porque es un producto más universal, que no se limita al público infantil y juvenil, como ocurría con la saga del mago. Y luego está la serie. "Será una venganza dulce para el autor, porque él, que ha ganado multitud de premios, nunca ha logrado el prestigioso Hugo de novela y el año que más posibilidades tenía se lo arrebató J. K. Rowling. De hecho, nosotros lo tenemos escrito en la solapa, donde se lee 'La novela que perdió el Hugo frente a Harry Potter'. Él mismo lo expresó en su web escribiendo: 'Te odio, Harry Potter'. El día que sobrepase el récord de ventas le habrá vencido", augura Alejo, que cuenta que el propio escritor todavía no acaba de creerse el éxito de sus libros: "Para él es como vivir un sueño, está alucinando". 

Y tanto que alucina, entre los agradecimientos del quinto libro se acordó de los fans españoles que para su asombro le cantaron la canción de El oso y la doncella en su última visita a la Península, una versión musicada de unos poemas que aparecen en el tercer volumen y que el propio Alejo Cuervo tradujo al español (por cierto que la exigencia en la traducción es uno de los caballos de batalla de Gigamesh). El tema se ha convertido en una suerte de himno de las reuniones de fans, que van en aumento, un fenómeno propio de La guerra de las galaxias en cine o de El señor de los anillos en libros. Martin es hoy autor con sus propias convenciones, disfraces incluidos. Cierto que a Harry Potter le van a hacer un parque de atracciones, pero cierto también que este escritor no ha puesto punto y final todavía. 

***
Calentando motores en televisión

La segunda temporada de Juego de tronos, cuyo primer episodio se emitirá el 23 de abril en Canal+, arranca este lunes con el programa especial El juego continúa, en el que sus participantes hablarán de su pasión por el universo creado por el escritor George R.R. Martin. En este programa especial, periodistas y directores de cine compartirán su pasión por el universo de los Siete Reinos. Toni García, Nacho Vigalondo y Pau Gasol son algunos de los invitados.

Articulo: http://www.lanacion.com.ar 06/04/2012

Alberto GORDO∕La vida salvaje de THOREAU

La vida salvaje de THOREAU Por Alberto GORDO Distintos sellos celebran los 200 años del nacimiento del pensador norteamericano con ...