samedi 1 décembre 2012

Peter LANDELIUS/ Knut AHNLUND, a quien Cela llamó ‘Don Canuto’


OBITUARIO
Knut Ahnlund, a quien Cela llamó ‘Don Canuto’
Por Peter LANDELIUS 

Integrante de la Academia Sueca, fue un personaje importante para los Premios Nobel.

Camilo José Cela lo bautizó “Don Canuto” y con este nombre fue tema frecuente en la prensa hispana cuando se acercaba la fecha de anunciar el Premio Nobel. Knut Ahnlund, fallecido el 28 de noviembre a la edad de 89 años, fue un personaje importante en los delicados temas Nobel. Felizmente, su entusiasmo no se limitaba a Cela. Yo lo conocí a través de mis traducciones de Vallejo, Sabato y García Márquez. Era una enciclopedia viva y vivaz, sin pelos en la lengua y fuertes convicciones.

Knut Ahnlund (Estocolmo, 1923) estudió letras y colaboró desde 1950 como crítico literario en Svenska Dagbladet. En 1956 se doctoró, fue profesor agregado de la Universidad de Estocolmo y más tarde catedrático en la Universidad de Aahus. En 1970 fue nombrado bibliotecario de la Academia Sueca y desde entonces tuvo una influyente posición como su consejero literario. La Academia entrega cada año un gran número de premios y el papel de Ahnlund ha sido importante. Algunas de sus preferencias se notan en sus propias traducciones: tradujo al sueco obras de Isaac Bashevis Singer (Nobel 1978), Czeslaw Milosz (1980) y Camilo José Cela (1989). La Academia lo eligió miembro en 1983 al sillón número 7.

Su influencia no se limitó a los años de miembro activo (1983- 1996). Entre los escritores apoyados por él a través del tiempo estuvieron Pablo Neruda (1970), Octavio Paz (1990) y Mario Vargas Llosa (2010). De este último me dijo Knut que se alegraba especialmente, pues había llegado a temer que su apoyo se hubiese convertido en un obstáculo.

Su temor era comprensible. Knut Ahnlund fue un hombre iracundo. Se ha especulado sobre sus razones para dejar tan dramáticamente su sillón de la Academia, y a veces se ha dicho que fue en conexión con la crisis Rushdie de 1987. Algunos miembros (entre ellos Ahnlund) querían que la Academia hiciera un llamado al Gobierno sueco para que interviniera a favor de Salman Rushdie tras la fatwah del ayatollah. La mayoría estaba en contra por motivos más protocolares que políticos y esto motivó la salida de la Academia por parte de la escritora Kerstin Ekman y el escritor Lars Gyllensten.

La verdad es que la salida de Knut Ahnlund tenía más que ver con peleas personales, particularmente con el secretario permanente Sture Allén y su sucesor Horace Engdahl. Cuando Knut Ahnlund más tarde quiso volver a una reunión de la Academia, el secretario le hizo saber que su presencia no era deseada. No obstante, Ahnlund siguió ocupándose y preocupándose por la Academia. Protestó enérgicamente contra el Premio Nobel de Elfriede Jelinek (2004), diciendo que la Academia había perdido su credibilidad.

La mayoría de los trabajos académicos de Knut Ahnlund fueron dedicados a escritores nórdicos como Strindberg, Martinsson, Hamsun, Pontoppidan y Almqvist. En 1990 publicó una monografía sobre Octavio Paz y 2003 una colección de ensayos sobre la literatura española y latinoamericana. Su hijo, Nathan Shachar, periodista y escritor, ha continuado su vocación hispanista al escribir admirables libros históricos sobre América Latina y sobre la diáspora de los judíos sefarditas.

Peter Landelius es escritor y diplomático, traductor también del español al sueco de los grandes escritores hispanoamericanos.

Articulo: http://cultura.elpais.com 02/12/2012

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...