dimanche 10 mars 2013

Pedro Pablo GUERRERO/ De HUIDOBRO a SAFO, sacar a $ 500


SERIE POPULAR|Libros de poesía
De HUIDOBRO a SAFO, sacar a $ 500
Por Pedro Pablo GUERRERO

Hace dos años, Pequeño Dios Editores inicio una colección que difunde versos de autores clásicos y contemporáneos a un precio fijo. Ya han publicado seis títulos y acaban de ganar un fondo del Consejo Nacional del Libro para editar “Azul”, de Rubén Darío.

Miden apenas 12,6x17,7 centímetros, no llegan a las 100 paginas y sus tapas de color fucsia o amarillo captan el interés del lector mas desprevenido. Pero lo que realmente llama la atención es el precio fijo impreso en la contraportada: $ 500. Más barato que un pasaje de micro y la mitad de lo que vale un kilo de pan. Menos que un libro pirata. Menos incluso que la mayoría de los libros usados.

Hasta la fecha se han publicado seis volúmenes en la Serie Popular de Pequeño Dios Editores. “El espejo de agua” y “Ecuatorial” de Vicente Huidobro, fue el primero, en julio de 2011. Le siguieron, ese mismo años, “Entre dientes”, del poeta y traductor argentino Rodolfo Alonso (1934); “Perro de circo”, de Juan Cameron (Valparaíso, 1947); “El hombre invertido”, de Mauricio Barrientos (Osorno, 1960-2011), y “La novela terrígena”, de Mario Verdugo (Talca, 1975).

El libro mas reciente es “Ahora mientras dánzanos” (2012), una muestra de poemas de Safo en versión de Soledad Fariña (Antofagasta, 1943). Honesta, la poeta chilena aclara en la nota introductoria que su trabajo, iniciado a mediados de los 90, no es una traducción directa del griego, sino que nace del descubrimiento de la traducción al inglés de Mary Ethel Barnard: “Sappho: A New Translation” (Berkeley, 1958). Sin embargo, el resultado final tampoco sigue con fidelidad absoluta su versión.

“La musicalidad y el ritmo del idioma castellano dista mucho del que se consigue en inglés –advierte-. Es por eso que he tratado de indicar la cadencia, el ritmo y los silencios mediante espacios en blanco, escogiendo, en algunos casos, cada palabra y frase para situarlas en el lugar donde mejor se acomode a su musicalidad”.
Los versos recreados por Soledad Fariña son transparentes, sobrios, sugestivos, al alcance de cualquier lector. Una invitación a leer y saber más de la poeta griega que vivió entre los siglos VII y VI antes de Cristo.

Acercar los clásicos de todos los tiempos al presente es uno de los objetivos de la colección de poesía creada por Pequeño Dios Editores, sello que en su pagina web (http://www.xn--pequeodios-x9a.cl/publicaciones) ofrece una versión descargable en PDF, gratuita, de todos sus títulos. Este año la cas de publicaciones se adjudico $ 2.035.000 del Fondart para editar “Azul”, libro publicado en Valparaíso el año 1888 por el poeta nicaragüense Rubén Darío, fundador del modernismo en español y piedra basal de la lírica hispanoamericana del siglo XX.

“Nunca habíamos ganado un fondo. Perdimos la virginidad. Esperamos que el Consejo nos siga apoyando. El libro saldrá a la venta en abril”, anuncia el postulante del proyecto, Guillermo García González (Santiago, 1976), poeta avecindado en Talca y editor de Pequeño Dios junto a Pedro Montes, coleccionista de arte y director de la Galería Departamento 21, de Providencia.
La Serie Popular de poesía fue una iniciativa de ambos. “Se inspira en el modelo aplicado por Quimantú durante la Unidad Popular, que es muy similar al actual del gobierno cubano o a lo que implemento Hugo Chávez en Venezuela”, afirma García.

-¿Por qué un precio fijo y como consiguen que sea tan bajo?
-Los libros en Chile no se compran porque son muy caros. El tener un ejemplar de “Azul” de Rubén Darío mas barato que un pasaje de Transantiago es una revolución que rompe ese ciclo. Buscamos que el libro se compre con una moneda. Por eso fijamos su valor en $ 500. Para lograr el objetivo los tirajes son de 2.000 ejemplares y se imprimen al menos dos títulos cada vez. Usamos papeles de bajo costo, y, por supuesto, ediciones rusticas.

-¿Cómo ha sido la recepción de los libros? ¿Han encontrado resistencia de algunos libreros?
-Las ventas han superado nuestras expectativas iniciales. A las librerías tradicionales no les gusta este formato porque estos libros compiten con su propia venta y el margen que les deja no llega a $ 200 por ejemplar. Hay que destacar brillantes excepciones como esa isla llamada “Metales Pesados”, de Paula Barría y Sergio Parra.

-¿Por qué partieron con “El espejo de agua” y “Ecuatorial”?
-Pequeño Dios Editores se funda en el año 2002 como modesto homenaje a Vicente Huidobro. La Serie Popular no podía iniciarse con otro autor que no fuera él. En ese aspecto somos tan dogmáticos como Quimantú.

-¿Cuál es la idea de alternar poetas clásicos, es decir muertos, con autores vivos?
-Igual que en el futbol: se requiere juntar experiencia con juventud, consagrados con debutantes. Creemos que eso le da un equilibro a la serie. Por eso incluimos reediciones con nuevos títulos. Vamos a mantener esta línea. Como anécdota, te comento que cuando editamos a Mauricio Barrientos, él estaba vivo y hoy paso a la categoría de los muertos.

-La mayoría de los libros no tiene prólogos ni notas introductorias, salvo en el caso de los poemas de Safo. ¿Por qué esta opción?
-Tratamos de hacer ediciones lo mas cartas posible. No venimos a pontificar. Una foto del autor en blanco y negro sin PhotoShop, una breve biografía y a los leones. ¡Los poemas deben hablar por si mismo! Si el lector quiere notas introductorias, prólogos o estudios críticos, que use Internet o vaya a la Biblioteca Nacional.

Articulo: http://www.mer.cl 10/03/2013

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...