dimanche 19 mai 2013

Carles GELI/ Espriu, pequeño pero completo


La poesía y la narrativa del autor salen completas y definitivas en bolsillo
Espriu, pequeño pero completo
Por Carles GELI 

Uno de los problemas de Salvador Espriu (1913-1985) ha sido que ha quedado reducido mayormente a un círculo culturalista. La culpa, en parte, es de su fondo, de lo qué y cómo lo escribió; pero ya nunca más podrá decirse que será por la forma, por cómo ha sido publicado porque desde ahora, por 16,50 euros cada uno (13,90 en ebook) y por vez primera en un solo volumen se ha reunido por un lado toda la prosa narrativa como toda la poesía, que labutxaca, sello de bolsillo de Grup 62 pondrá la semana próxima a la venta, en el marco del Any Espriu.

La tapa débil y el papel rugoso amenazando con la transparencia (la venta de los dos volúmenes en un estuche, a 33 euros, mitiga el lookmodesto) no debe llevar a engaño. La edición es pequeña pero completa: los textos reproducidos son los que ha fijado definitivamente la edición crítica en la que desde 1992 trabaja un equipo que dirige Rosa Delors. Pero, como en los grandes restaurantes, está servido limpio de espinas, es decir sin el aparato crítico que acompaña a la edición de referencia.

Que, en cada caso, reúnan toda la obra de cada género da pie a leer, si no inéditos, sí textos prácticamente olvidados como, en el caso de la narrativa, D’uns vells estius de joves fills de casa bona, de claro corte autobiográfica, o las tres narraciones de Letizia i altres proses, la primera de las cuales lleva por subtítulo Un conte de Poe sense Poe ni por. O un Ariadna al laberint grotesc que se avanza a la edición crítica a partir de un ejemplar de 1980 corregido por el autor en 1984. “Son textos ya limpios de todas las erratas y respetan la última voluntad del autor”, resume Gabriella Gavagnin, que junto con Víctor Martínez-Gil son los responsables tanto del prólogo especial como de un volumen que abarca casi medio siglo de prosa de quien iba “innovando y renovándose y reescribiéndose constantemente”.

Un poco más fácil lo ha tenido en ese sentido Olívia Gassol, responsable del volumen (con su prólogo) Poesia, en tanto Espriu ya fijó contenidos en los dos tomos de poesía de las Obras completas publicadas entre 1985 y 1987.

Pero también hay pequeñas exquisiteces, como el apartado de Poemes dispersos, versos que ven la luz por vez primera porque “fueron escritos para volúmenes que no desarrolló o iban destinados a la circulación privada”. Entre éstos, las cáusticas Dècimes de Salvador de Sinera per a la Segona història d’Esther, que cruzó con Joan Oliver tras un fallido intento de representarse la obra en casa de un mecenas. Por vez primera, aquí se pueden leer sin las variantes que incorporó Oliver.

El Departamento de Cultura de la Generalitat, en paralelo, ha lanzado 250 perfiles de Espriu, a partir de un dibujo de Pla-Narbona de 1967 y al que añadiéndole el lema “Aquí hi ha llibres meus” lucirá en otros tantos espacios de bibliotecas públicas y librerías. ¿El Any Espriu está teniendo una traducción en la ventas de sus libros? “No dispongo de cifras exactas pero los títulos que tenemos en bolsillo se están vendiendo más que el año pasado”, apunta el editor de Grup 62 Jordi Cornudella. Josep Lluch, de Proa, sí tiene: llevan tres ediciones (6.500 ejemplares) de la voluminosa biografía (764 páginas) del escritor realizada por Agustí Pons y lanzada a mediados de enero. Vendidos, se acercan a los 5.000. Pues quizá sí que el círculo se ensanchará.

Articulo: http://cultura.elpais.com 18/05/2013