dimanche 2 juin 2013

Verónica DEMA/ Arnaldo ANTUNES: "Soy poeta, performer, músico; todo eso"

Arnaldo Antunes: "Soy poeta, performer, músico; todo eso"
Por Verónica Dema

Después de diez años de ausencia, el artista brasileño volvió a la Argentina para participar del Festival Internacional de Poesía que recientemente se realizó en Córdoba

Su búsqueda artística es la de quien quiere mirar desde todos los puntos de vista. El brasileño Arnaldo Antunes cita "El Aleph", el cuento de Borges, para graficarlo mejor. "Con la tentativa de buscar algo así es que acabas creando miradas diversas e interesantes sobre el lenguaje, sobre el mundo. Me gusta ejercitar esa búsqueda. Cada obra se puede mirar desde distintos puntos de vista", dice en diálogo con adncultura, durante el Festival Internacional de Poesía que recientemente se realizó en Córdoba.

Antunes escapa a las definiciones sobre sí. "Soy poeta, performer, músico, todo eso. No tengo una prioridad, ser una cosa más que otra. Trabajo en esto desde que era adolescente; empecé a tomar clases de guitarra con la intención de componer canciones; al mismo tiempo empecé a escribir los primeros poemas. Después, cuando di los primeros conciertos, se me despertó la cosa de usar el cuerpo como una información más junto a lo que estaba cantando. Mi poesía también desde muy joven fue performativa."

Tiene doce libros de poemas publicados y una recopilación de ensayos; grabó siete discos como miembro de Titãs, una de las bandas más importantes del rock brasileño de los años 80; nueve como solista y uno con Tribalistas, banda con Marisa Monte y Carlinhos Brown; montó exposiciones de arte y poesía visual dentro y fuera de Brasil. Prepara para el próximo semestre un nuevo disco y un libro de ensayos, además de una exposición multidisciplinaria -paneles de fotos y palabras, que se asocian con videos- en Río de Janeiro.

-¿Siente que no alcanza sólo con la palabra?
-Alcanza parcialmente. Es como si la palabra fuera una especie de trampolín desde donde me juego en dirección a varios lenguajes: la música, las artes visuales. Como si se jugara una necesidad de buscar entonaciones que den otros sentidos, que agreguen más contenido a las palabras.

Ése fue el intento en su muestra de grafías y poemas Caligrafías que presentó en Buenos Aires hace diez años, la última vez que visitó la Argentina. "Creo que la caligrafía mantiene una correspondencia con lo que tenemos en la voz, en el habla o en el canto. La capacidad de entonación gráfica, la velocidad del trazo, la espesura, la curvatura, todo eso da sugestiones de sentido que actúan junto a lo verbal."

Las cosas es el libro que publicó Antunes en la editorial Yaugurú, con el apoyo del Ministerio de Cultura de Brasil y la Biblioteca Nacional de Uruguay, y que acaba de presentar en la Argentina. Forma parte de la colección Boca a Boca, de la serie Literatura Brasileña Contemporánea. Originalmente este libro fue publicado en Brasil en 1992. "Las cosas tienen peso, masa, volumen, tamaño, tiempo, forma, color, textura, duración, densidad, olor, valor, consistencia, profundidad, contorno, temperatura, apariencia, precio, destino, edad, sentido. Las cosas no tienen paz."

Éste es uno de los textos que el autor leyó en la presentación, en portugués, su lengua madre. Confiesa que siguió de cerca la traducción que hizo el poeta uruguayo Héctor Bardanca, porque cree que es clave el respeto por la obra. "Hay que ser poeta para traducir poesía, porque hay que hacer una recreación de los efectos sonoros de las palabras, no es sólo pasar los contenidos a otra lengua", dice. "Hay que recrear los juegos de palabras, los ritmos."

Lo suyo tiene una musicalidad particular. Escribe Antunes: "La luz lame las hojas. La luz lame la parte externa de las cosas. Cuando la luz lame las cosas aparecen. Los ojos guiñan cuando los flashes flechan. Los zooms cierran en close. Las personas hacen pose. La luz lame lame [...]". Dice, también: "Todas las cosas del mundo no caben en una idea. Mas todo cabe en una palabra, esta palabra todo".

Volverse pequeño para ver el mundo con más lucidez, parece decir Antunes en Las cosas. "Este libro es como un compendio pedagógico de las cosas del mundo escrito en prosas poéticas, que tiene como inspiración el mundo infantil, como aproximando la mirada muy virgen que tienen los niños", señala. "Apuesto a relevar algo muy obvio, pero que pasa desapercibido y por eso mismo me resulta interesante. Surgen analogías imprevistas de ciertas cosas. Todo eso es una inspiración para mi poesía y tiene alguna identidad con la mirada de los niños."

La propuesta original, que se reproduce en esta reedición, acompaña cada poema con una ilustración de su hija. Por entonces, hace veintiún años, ella tenía apenas tres. "Los dibujos crean otra dimensión y, a la vez, nuevos sentidos", dice. "Las ilustraciones enriquecen mucho el libro." Ese complemento, el visual, forma parte de sus performances. Él lee en portugués con su voz metálica, le imprime ritmo, a veces recita de memoria, por momentos rapea y el poema muta a canción. Detrás, las imágenes se estampan en una pantalla gigante.

Llega un mar bravo, en trazos gruesos. "El mar está siempre en movimiento para no salirse de lugar. Si el mar se saliese de lugar tendrían que cambiar los mapas. Si el mar quedase parado se escurriría arriba de las ciudades y apagaría los volcanes [...]"

Un poema es canción y es imagen fija o en movimiento. Para Antunes, que trae en su ADN la poesía concreta, el rock, la palabra transformada en una instalación, es natural el cruce de lenguajes, la mezcla. Admite que el medio es lo de menos; lo que le importa es, en palabras suyas, "alterar la sensibilidad y la conciencia".

Articulo: http://www.lanacion.com.ar 24/05/2013

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...