samedi 20 juillet 2013

Daniel FERMÍN/ Twitter o Facebook distraen a muchos escritores

LITERATURA : Las redes sociales no me dejan escribir
Twitter o Facebook distraen a muchos escritores
Por Daniel FERMÍN

-Me ausenté de las redes para trabajar en mi próxima novela, Jezabel, gracias por el apoyo, la compresión y la paciencia. Saludos, E. (20 feb).

Eduardo Sánchez Rugeles cerró su cuenta en Twitter para escribir su más reciente libro. El argentino Andrés Neuman pasó algunos días alejado de la popular red de mensajes para traducir al inglés Hablar solos. Internet, más allá de convertirse en un aliado de escritores, puede llegar a ser un distractor, un enemigo de la escritura.

Hay autores que se apartan de las redes sociales al escribir. Sánchez Rugeles, por ejemplo, supo que debía hacerlo al ver que no había cumplido con los plazos que se impuso para tener listo el borrador de la novela. "Cuando me ponía a escribir terminaba haciendo nada. Con las redes era un asunto medio chismográfico, estar pendiente qué hacía la gente, tus amigos, de repente veía el reloj y eran las 3:00 de la tarde y había perdido todo el día. Hasta que tomé la determinación extrema de cerrar todo. No he vuelto a abrir el Facebook y no lo echo de menos", dijo el narrador venezolano, que luego volvió a crear su Twitter para promocionar su obra.

Al escritor residenciado en España la experiencia de la pausa en Internet le sirvió para establecer una disciplina. "Ya no tengo esa relación de dependencia. Ahora, cuando voy a trabajar, apago el router. Eso me limita cualquier impulso de revisar alguna cosa, de caer en la tentación de perder el tiempo. Con ese terrorismo autoimpuesto ya trabajo a gusto", agregó el autor de Liubliana.

Otros autores aún están en proceso de abandonar el vicio. En ese grupo está Eloi Yagüe, que intenta retomar la vieja costumbre de redactar a mano porque se entretiene en la computadora. Con papel y lápiz se concentra mejor que con el teclado. El periodista estuvo a punto de darse de baja en el Facebook (y no por la sugerencia de la ministra Iris Valera ni la amenaza de la CIA). Yagüe cree que el sitio web es una forma de adicción. Y ya se sabe que las adicciones suelen ser negativas. "Una vez me animé a cerrarla, pero la aplicación te pregunta si estás seguro de querer eso. Ahí vacilé, fui débil, dije que no estaba seguro y no la cerré", contó el propio Yagüe, que también, cuando se pone a escribir en su laptop, termina revisando cualquier cosa que no tiene que ver con su texto.

Eloi Yagüe entra en su Facebook dos o tres veces al día -"siento la necesidad de hacerlo"-. Últimamente trata de disminuir la frecuencia de visita, pero no termina de dejarlo. "Yo diría que es por la vanidad, por ese egocentrismo que tenemos los escritores de ver que nos aprecian, de saber que nos leen, que hay alguien que está pendiente de lo que hacemos, que nos quieren, que nos dejan algún comentario favorable. Es una necesidad de feedback", agregó el autor de Amantes letales, que aún no es un asiduo a Twitter.

A Sonia Chocrón le pasó al contrario: se hizo adicta al Twitter en vez de al Facebook. Ella, cuando escribe, toma unos recreos breves para tuitear algo. "Yo armé ahí mi propia pandilla, pero cuando tengo la obligación de escribir trato de no conectarme, me lo impongo. Nunca pensé en abandonarlo", dijo la escritora, que ideó una forma de evitar que ambas cosas choquen: escribe en las mañanas y revisa Twitter en las tardes.

Hay otros escritores que ni siquiera están en redes sociales. Federico Vegas, Ana Teresa Torres o Michaelle Ascencio, por sólo nombrar tres ejemplos. O Roberto Martínez Bachrich, que es alguien más joven. "Yo soy algo prehistórico. Ya uno al contestar correos electrónicos ocupa mucho tiempo. Y ese es un tiempo en el que podrías estar leyendo Madame Bovary o El Quijote (...) A mí hasta me incomoda cuando alguien se acerca a decirme que leyó o le gustó mi libro. Prefiero un aprecio callado. No es temor a tener una exposición, es más fastidio", dijo el autor de Las guerras íntimas, que nunca ha sentido interés por estar en Internet.

@GPayares: 
(Gabriel Payares)
-Sólo piensen en el tiempo libre que salirse de Facebook les brindaría... (10 jul).

Articulo : http://www.eluniversal.com 14/07/2013