samedi 3 août 2013

Camila ORTIZ MIRANDA/ Manuel BASOALTO filma el largo viaje de NERUDA Clandestino

“NERUDA FUGITIVO”|El cineasta habla sobre su ultima y mas ambiciosa película
Manuel Basoalto filma el largo viaje de NERUDA Clandestino
Por Camila ORTIZ MIRANDA

El director se propuso realizar la primera película chilena sobre Pablo Neruda. La cinta abarca el periodo entre 1848 y 1949, en el que el poeta pasa de ser senador a convertirse en fugitivo, al ser desaforado por el Presidente González Videla, obligándolo a huir del país. El resultado es esta verdadera superproducción local, una mezcla de thrillers con historia épica. La inversión fue des millones de dólares.

“Yo acuso”. Con esas dos palabras, Pablo Neruda iniciaría uno de los periodos más difíciles de su vida. Tras su regreso a Chile desde México en 1943, Neruda se aboco de lleno a la vida política. Elegido senador por Tarapacá y Antofagasta en 1945, se hizo miembro del Partido Comunista al poco tiempo de su elección, el que en ese entonces formaba parte de la “Alianza Democrática”, compuesta por los partidos Radical, Socialista, Democrático y el mismo Comunista.

Por lo mismo, para las elecciones presidenciales de 1946, Neruda ocuparía un rol clave. El candidato de la Alianza era Gabriel González Videla, del Partido Radical, a cuya campana se sumaria un comprometido Neruda como jefe de propaganda. Tras la victoria, sin embargo, las relaciones de González Videla con el Partido Comunista irían deteriorándose progresivamente, con Neruda convertido en uno de sus principales detractores. La historia de críticas y acusaciones fue escalando gradualmente, con el centro de detención de Pisagua y las persecuciones a los trabadores del salitre como principales motivos de conflicto, y constantes amenazas de desafuero por parte del Presidente. Finalmente, el 6 de enero de 1948, Neruda realizaría su máxima provocación: el discurso “Yo acuso”, una interpelación directa al Presidente – en el que lo culpaba, entre otras cosas, de sucumbir a las presiones de Estados Unidos y de atentar contra la libertad de opinión – y la que seria el motivo principal por el que González Videla concretara sus amenazas, desaforándolo y condenándolo a la clandestinidad, en una persecución política que se prolongaría por mas de trece meses.

Ese crucial momento es el que eligió el director Manuel Basoalto para la que será su primera película de ficción, “Neruda fugitivo”. En ella, se propone hacer un relato lo mas fiel posible a la travesía emprendida por Neruda, que lo llevo a recorrer buena parte del centro y sur del país y esconderse en mas de una docena de casas de amigos. Una aventura que estuvo plagada de intentos infructuosos por salir del país, hasta que finalmente cruza por Futrono, cerca del lago Ranco, con la ayuda de un grupo de arrieros.

Más de diez años de trabajo

El director Manuel Basoalto lleva mas de diez años inmerso en este capitulo de la vida de Neruda. Su investigación comenzó en el año 2002, cuando preparaba el documental “Neruda, diario de un fugitivo”, el que se emitió el 2005 por TVN. “Yo siempre quise hacer una película de ficción sobre Neruda”, relata el cineasta. “Pero cuando me propuse buscar una historia que pudiese dar cuenta de él como personaje, me encontré con el discurso de Estocolmo, que él hace en 1971 cuando recibe el Premio Nobel de Literatura.

Ahí, él relata su año como fugitivo, aquel periodo en que se ve obligado a arrancar del país y en el que, además, escribe y termina su “Canto General”, texto fundamental en su obra poética, una especie de biblia de América Latina. Ahí yo dije “bueno, primero hay que hacer un registro de todo esto”, explica Basoalto.

El resultado fue un documental, de dos capítulos de dos horas, para el que se entrevisto con un sinnúmero de personajes, desde los arrieros que ayudaron a Neruda a cruzar la frontera, a algunas de las personas que lo escondieron en sus casas. Eso, además de realizar una extensa lectura de los diarios y actas del Congreso de la época.

“Todos estos antecedentes, que están en la serie documental, me permitieron, finalmente, iniciar la escritura de la película de ficción, con un material que me pareció que me permitiría construir una historia que no fuera la de un intelectual que esta sentado escribiendo, sino que se tratara de un thriller, una historia de aventuras, que es lo que yo quería hacer”, explica Basoalto.

Una faceta desconocida

Si bien se trata de una película de ficción, el vasto material documental recopilado por Basoalto hizo que escribiera lo que él describe como un guión “muy fiel a lo que realmente paso”. El filme comienza en 1971, 20 años después de los eventos, cuando Neruda pronuncia su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura y rememora lo que él mismo calificaría como uno de los episodios más difíciles de su vida. A partir de esto se construye un detallado relato de la aventura que lo tuvo recorriendo buena parte del país, para lo cual se filmo en muchos de los lugares exactos por los que paso el poeta.

“Nos demoramos en terminar la película porque fuimos muy precisos y, en vez de grabar en estudios, privilegiamos el uso de las locaciones reales, como el Congreso Nacional, el subterráneo de Valparaíso en el que estuvo escondido el poeta, incluso abrimos el mismo paso de Futrono por el que cruzo Neruda hacia Argentina, con las dificultades climáticas y de tiempo que eso conlleva”, explica Basoalto.

“El Mercurio” tuvo acceso a un trailer exclusivo de la película, en la que se observa un joven y dinámico Pablo Neruda. “La idea era alejarnos de la imagen del viejito pausado y de jockey, y abordar esta dimensión muchas veces olvidada del poeta, que es el Neruda político”, explica Basoalto. José Secall, quien enfrento el desafío de interpretar al premio Nobel en el filme, señala que se trata de una faceta “mas activa del poeta, beligerante en sus discursos, un personaje que exuda fuerza y energía. A pesar de que yo conocía este episodio de su vida, enfrentarme a los lugares reales donde él estuvo escondido y las situaciones limites que le toco vivir me permitió darme cuenta del gran coraje y valentía que necesito para enfrentar esta verdadera epopeya hacia la libertad”, detalla.

Con una inversión de casi tres millones de dólares en total y un destacado elenco compuesto por Secall como Neruda, Max Corvalán como González Videla y Erto Pantoja como el comisario Peluchoneaux, en los roles principales, además de la participación de Catalina Saavedra, Luis Dubo y Alejandro Trejo, entre otros, el filme aspira a ser masivo. “Se trata de una película familiar, que puede ser vista por todo tipo de espectadores. Por lo mismo, no queremos que quede relegada al circuito de cines alternativos, sino que invertimos en un gran numero de copias para que ojala sea vista por un gran numero de chilenos”, señala Basoalto. “Seria lindo que mucha gente viera esta película, ya que ahí esta el alma del Neruda que poca gente conoce”, concluye Secall.

***
“Hay un desconocimiento profundo sobre Neruda”

El director Manuel Basoalto se apura en aclarar que no tiene un parentesco directo con Pablo Neruda, cuyo verdadero nombre era Neftalí Reyes Basoalto. “Todo los Basoalto compartimos la misma raíz, que proviene de Parral, pero mi vinculo con Neruda es casi inexistente. No nace de allí mi motivación, sino que corresponde a un interés de siempre por la figura del poeta”, explica.

-¿Siente que existe una imagen distorsionada del Neruda real?
-Lo que pasa es que yo creo que, al menos en Chile, a Neruda se lo conoce muy superficialmente, por algunos versos y lo que la gente ha visto en el colegio e imágenes documentales. Pero hay un desconocimiento profundo de un Neruda mucho mas joven, más dinámicos y también más políticos. A la gente se le olvida que él participo en conflictos y momentos históricos bastante importantes, como cuando estuvo de cónsul en España. Ese dinamismo se observa también cuando estuvo fugitivo: el atravesar la cordillera a caballo, para él que no era un jinete avezado, supuso enfrentar una serie de peligros. Todos estos episodios dan cuenta de otro Neruda, que no es el que nosotros conocemos habitualmente.

-¿Cómo lo hizo en la película para evitar caer en la caricatura de un Neruda héroe y un González Videla villano?
-Trabajamos con muchos diarios y documentos de la época, que daban un retrato bastante fiel de lo que estaba ocurriendo. Efectivamente, los diarios publicaron titulares en los que se ofrecía recompensas por encontrar a Neruda, donde se lo trataba de fugitivo… González Videla desplegó esfuerzos considerables por encontrarlo y le molesto mucho la provocación de Neruda, que incluso clandestino se las arreglaba para mandar cartas a los diarios donde hacia críticas en su contra. La imagen de González Videla que presenta la película tiene que ver absolutamente  con los antecedentes de la época.


Articulo: http://www.emol.com/ 28/07/2013