dimanche 17 novembre 2013

Fernando DÍAZ DE QUIJANO/ Luis GOYTISOLO: “La buena literatura siempre será leída, por extensa y compleja que sea”

Luis GOYTISOLO:
“La buena literatura siempre será leída, por extensa y compleja que sea”
Por Fernando DÍAZ DE QUIJANO 

El escritor comparte sus impresiones tras ser galardonado con el Premio Nacional de las Letras 2013.

Según su agenda habitual, Luis Goytisolo (Barcelona, 1935) debería haber estado en Madrid en el momento de enterarse de que había sido distinguido con el Premio Nacional de las Letras. En lugar de eso, la noticia le ha pillado en su residencia rural de Tarragona, rodeada de bosques y cascadas. Su estancia allí se ha prolongado por las labores de restauración de un molino de origen romano de la finca, que “estaba hecho un desastre” y que está sacando a flote la vocación frustrada del escritor: la de arquitecto.

El autor de Antagonía, su obra cumbre, se ha montado en el AVE hacia Madrid, no sin antes atender por un momento el flujo creciente de llamadas de amigos y periodistas, hasta que ha desconectado el teléfono en el momento de subir al vagón.

Ya en la capital, Goytisolo ha comparecido para dar sus primeras impresiones sobre un premio que agradece sin aspavientos, con la serenidad que le caracteriza. De entrada, apunta un detalle, la única objeción que puede hacerle al premio: “En vez de llamarse Premio Nacional de las Letras Españolas, debería llamarse de las Letras de España”, corrige. Por no crear confusiones, ya que en las "letras españolas" se incluyen también, indica, los escritores hispanoamericanos, y la denominación que él propone reconoce mejor al resto de lenguas del Estado, cuyos escritores también optan al premio.

Expuestas sus matizaciones, Goytisolo ha ido exponiendo, al hilo de las preguntas de la prensa, sus reflexiones sobre su obra, su estilo y sus proyectos futuros. Consciente de practicar una literatura de difícil lectura, renuncia a rebajar su prosa en aras de una mayor popularidad: “Nunca he sido un bestsellero. Escribo para mí mismo y para la gente a la que le gusta lo que yo escribo, que sé que existe”. Y lo hace en una época que no es la más propicia para la literatura exigente: “No es el mejor momento de este tipo de literatura, como expliqué en el epílogo de La naturaleza de la novela (2013), pero a pesar de ello hoy se siguen leyendo obras escritas en idiomas que han desaparecido, como el griego arcaico, por ejemplo”.

“La lectura de la novela depende mucho de los hábitos sociales y en los últimos 25 años han cambiado enormemente”, continúa. “Todo el tiempo que se aplica a las pequeñas pantallas que nos rodean se sustrae de la lectura del libro tradicional”. Otro factor importante, explica, es el ritmo acelerado que hoy domina la vida, con su gramática de mensajes cortos y microrrelatos. Pero, en definitiva, “la buena literatura siempre será leída, por extensa y compleja que sea”.

Pero, en realidad, el escritor no piensa que su novela sea tan compleja como dicen. “Todo se entiende perfectamente, pero es cierto que el lector tiene que cooperar para captar la ironía, por ejemplo”, un elemento muy presente en su estilo desde Antagonía, asegura.

Ese estilo se ha ido fraguando con el paso de los años, como es lógico. Cuando ganó el Premio Biblioteca Breve en 1958 por Las afueras, cuenta que recibió muchas felicitaciones, entre ellas las de Delibes, Cela y Martín Gaite. “Sin embargo, aún no era yo”, confiesa.

Su estilo por aquella época se parecía mucho al “realismo objetivo” de Hemingway y Pavese: “Utilizaba enunciados fríos y objetivos sin intervenir en el relato, dando todos los datos al lector para que él los interpretara. Fue enAntagonía, recuerda, donde comenzó a esculpir su estilo propio.

Aún conserva Goytisolo los trozos de papel higiénico en los que empezó a gestarse su magnífica tetralogía. Era un preso político de la cárcel de Carabanchel. Los reclusos se pusieron en huelga de hambre -“la seguí, aunque no estaba de acuerdo”- y les confinaron en celdas de aislamiento siete días por cada uno de ayuno. Para él fueron “35 días de bendito aislamiento total”. El silencio facilitó la concentración y el escritor fue tomando notas de ideas que llevaban ya bastante tiempo circulando en su mente.

Actualmente, Goytisolo anda enfrascado en la escritura de un ensayo largo sobre la novela y el inconsciente, un texto destinado a un público más amplio que el anterior, que será de interés también para psicólogos y psiquiatras, espera su autor.

Igual que propone la denominación “Premio de las Letras de España”,Goytisolo rechaza la etiqueta “escritor catalán” con que a veces le califican los medios, y lo hace por respeto a los autores que escriben en catalán: “Yo no sabría escribir ni una línea en catalán, ni siquiera lo hablo bien”, confiesa el autor de El lago en las pupilas. Es ajeno por completo a las polémicas que suscita la cuestión independentista, pues sus relaciones sociales se concentran en la parte de la semana que pasa en Madrid, pero esto no le impide advertir que se trata, como en otras décadas -y pone de ejemplo el ambiente previo a las Olimpiadas-, de “una burbuja que acabará pinchándose”. 

***
Luis Goytisolo, Premio Nacional de las Letras

El galardón, el más prestigioso tras el Cervantes de los que se conceden en España, reconoce toda la obra del escritor

Luis Goytisolo (Barcelona, 1935) ha obtenido el Premio Nacional de las Letras, que otorga el Ministerio de Cultura y está dotado con 40.000 euros. El galardón reconoce toda la obra del autor de Antagonía y es, tras el Cervantes, el más prestigioso de cuantos se conceden en España. El jurado ha destacado la "comprometida búsqueda de nuevos territorios literarios” de este renovador de la novela española del siglo XX. 

Su obra magna es la tetralogía Antagonía, que, según el crítico Santos Sanz Villanueva, es "una magnífica comedia humana contemporánea de Luis Goytisolo, y uno de los empeños narrativos más ambiciosos y conseguidos de la postguerra, merece figurar entre los hitos novelescos del pasado siglo". En 2012, los cuatro volúmenes fueron editados por primera vez de forma conjunta por Anagrama, con prólogo de Ignacio Echevarría., quien la sitúa entre la media docena de novelas más importantes del siglo XX.

Goytisolo fue un preso político del franquismo, y entre rejas comenzó la obra escribiendo sobre papel higiénico. Las 1.112 páginas de la obra "se hacen cortas", en opinión del académico Luis María Anson: "Goytisolo ha volcado todas sus experiencias y todas sus culturas en Recuento, Los verdes de mayo hasta el mar, La cólera de Aquiles y, sobre todo, Teoría del conocimiento, la asombrosa tetralogía en la que rivaliza el conocimiento herido de la condición humana con una escritura muy sólida, de erizada belleza literaria a ráfagas". 

El autor barcelonés es, además, junto a Javier Marías, uno de los nombres más barajados cada año entre los aspirantes españoles al Premio Nobel de Literatura. Sus novelas más recientes son: Escalera hacia el cielo, Diario de 360°, Liberación, Oído atento a los pájaros, Cosas que pasan y El lago en las pupilas.

Luis Goytisolo es el hijo menor de una familia de escritores. Sus hermanos son los autores Juan Goytisolo (1931) y José Agustín Goytisolo (1928-1999). La andadura literaria de Luis se inició desde muy niño, obteniendo su primer premio literario, el Sésamo de cuentos.

Fue uno de los miembros más activos del Círculo de Barcelona, núcleo básico y germen de la Generación del Cincuenta. Colaborador habitual de prensa nacional y extranjera, director de la revista Letra Internacional y guionista de documentales producidos por TVE como Índico y Mediterráneo.

Ha recibido varios premios por su obra literaria, entre ellos están el Premio Ciudad de Barcelona (1977) por Los verdes de mayo hasta el mar, el Premio de la Crítica de Narrativa en Castellano (1984) por Estela del fuego que se apaga, el Premio de la Fundación Pablo Iglesias (1986) por Investigaciones y conjeturas de Claudio Mendoza, el Premio Nacional de Narrativa (1993) por Estatuas con palomas y el Premio Anagrama de Ensayo porNaturaleza de la novela (2013). Desde 1994 es miembro de la Real Academia Española, donde ocupa el sillón C.

El jurado que le ha concedido el Premio Nacional de las Letras ha estado compuesto por Francisco Rodríguez Adrados, Autor galardonado en la edición 2012; Darío Villanueva Prieto, de la Real Academia Española; D. Xosé Ramón Barreiro Fernández,Real Academia Gallega / Real Academia Galega; Xabier Kintana Urtiaga, de la Real Academia de la Lengua Vasca / Euskaltzaindia; Carme Arenas Noguera, del Instituto de Estudios Catalanes/ Institut d'Estudis Catalans; Juan Mollá López, de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE); José María Pozuelo Yvancos, de la Asociación Española de Críticos Literarios; y Valentí Puig i Mas, designado por el Ministro de Educación Cultura y Deporte. Ha actuado como presidenta la directora General de Política e Industrias Culturales y del Libro, Teresa Lizaranzu, y como vicepresidenta la subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, Mónica Fernández Muñoz.

Bibliografía de Luis Goytisolo

Las afueras - Seix Barral, 1958
Las mismas palabras - Seix Barral, 1962
Ojos, círculos, búhos - Anagrama, 1970
Recuento (Primer libro de la tetralogía Antagonía) - Seix Barral, 1973
Los verdes de mayo hasta el mar (Segundo libro de la tetralogía Antagonía) - Seix Barral, 1976
Devoraciones - Anagrama, 1976
La cólera de Aquiles (Tercer libro de la tetralogía Antagonía) - Seix Barral, 1979
Fábulas - Bruguera, 1981
Teoría del conocimiento (Cuarto libro de la tetralogía Antagonía) - Seix Barral, 1981
Estela de fuego que se aleja - Anagrama, 1984
Investigaciones y conjeturas de Claudio Mendoza - Anagrama, 1985
La paradoja del ave migratoria - Alfaguara, 1987
Luces del Pacífico - El País, 1987
Índico - Ediciones del Serbal, 1992
Estatua con palomas - Destino, 1992
Biblioteca Luis Goytisolo - Plaza & Janés, 1993
El impacto de la imagen en la narrativa española contemporánea - Ayuntamiento de El Puerto de Santa María. Fundación Municipal de Cultura, 1995
Mzungo - Grijalbo, 1996
Placer licuante - Alfaguara, 1997
Escalera hacia el cielo - Espasa-Calpe, 1999
Diario de 360° - Seix Barral, 2000
El porvenir de la palabra - Taurus, 2002
Liberación - Alfaguara, 2003
Tres comedias ejemplares: Mzungo, Placer licuante y Escalera hacia el cielo - Alfaguara, 2004
Oído atento a los pájaros - Alfaguara, 2006
Cosas que pasan - Siruela, 2009
El lago en las pupilas - Siruela, 2012
Naturaleza de la novela - Anagrama, 2013


Articulo: http://www.elcultural.es 14/11/2013