dimanche 17 novembre 2013

José Xavier NÁVAR/ Diccionario JFK

Diccionario JFK
Por José Xavier NÁVAR

A
Acción ejecutiva: Película de David Miller sobre el asesinato de Kennedy, rodada en 1973, que sirvió de inspiración a Oliver Stone para su JFK.

B
Bala Mágica: Monumental tontería inventada por un abogado joven de la Comisión Warren (Arlen Specter) con la que se explica cómo una bala penetró la espalda del presidente Kennedy a la altura de la base del cuello. De ahí en adelante comienza la magia: inclinando hacia abajo su trayectoria unos 17 grados, le salió por la garganta. Luego continuó hasta impactar a Connally, por la parte posterior de la axila derecha. En seguida descendió en un ángulo de 27 grados y en el pecho le rompió la quinta costilla. Luego, saliendo al exterior le rompió también el hueso del antebrazo (el radio) y emergió por la muñeca. Desde ahí se dirigió al muslo, finalizando su recorrido. Más tarde apareció (sembrada) intacta y sin un solo rasguño, en una camilla del hospital Parkland.

C
Comisión Warren: Comisión investigadora (y la gran encubridora) creada por Lyndon B. Johnson para investigar el asesinato de JFK, que sostuvo hasta el ridículo y más allá de él la teoría del asesino solitario.

Cómplices y encubridores del asesinato: La CIA, el FBI, el Complejo Militar, la Mafia, Edgar J. Hoover, Allen Dulles… ¿Quién mató a Kennedy? Fuente Ovejuna, señor.

Caso cerrado: Libro de Gerald Posner, que fue la reacción oficial (en 1993) ante el film de Stone. El libro de Random House, que apareció con un inusitado y aparatoso despliegue publicitario, consiste en una defensa sin concesiones a las tesis oficiales, utilizando argumentos científicos y técnicos no siempre convincentes y manipulando con discreción algunos testimonios. El único culpable fue Oswald (que probablemente ni disparó).

Comité Selecto de Asesinatos: Fue creado ante el clamor popular por las increíbles tonterías y posturas reaccionarias del Informe Warren y que acabó aceptando la teoría de la conspiración, con más disparos y tiradores para acabar con JFK.

Chivo expiatorio: Lee Harvey Oswald (hasta le fabricaron fotos).

D
Disparos: Según la película de Zapruder y de los estudios de años de Robert Grooden, se realizaron cuatro disparos (aunque pudieron ser más —siete u ocho—, algunos casi simultáneamente).

Dr. Cyril Wack: Eminente forense que solicitó por los medios legales ver lo que quedó del cerebro del presidente Kennedy, para determinar la trayectoria de las balas. La respuesta gubernamental que obtuvo fue: No se lo podemos prestar, porque… ¡alguien se lo robó!

Documentales del asesinato: Los hombres que mataron a Kennedy, Tres disparos que cambiaron al mundo, El asesinato de Kennedy: 24 horas después, Reescribiendo la historia, Operación Z Rifle, Los guardaespaldas de Kennedy, Con la muerte en la mira (la teoría de la Conspiración Cubana)…

E
Encubrimiento en la Zona de la Muerte: La CIA reclutó a varios individuos para tareas de encubrimiento: a Frank Sturgis (que luego estuvo implicado en el caso Watergate) y a los oficiales de la policía de Dallas: J. D. Tippit y Roscoe White, quien pudo haber actuado también como francotirador con el nombre clave de Mandarin. Él también manipuló las fotografías de Oswald con rifle y pistola aparecidas en la revista Life y dejó un diario comprometedor a su hijo, sobre su participación en el asesinato (el diario luego fue confiscado por el FBI, pero ya le habían sacado copia).

Ed Hofmann: Sordomudo que vio a los hombres que efectuaron los disparos tras la cerca de madera, pero a quien nadie le hizo caso (hay un documental sobre su caso en The History Channel).

F
Francotiradores: Durante el asesinato, los “mecánicos” que accionaron los gatillos se apostaron en edificios situados detrás de la limusina: el Texas School Book Depository y el Edificio Del-Tex, y en la cerca de madera del Grassy Knoll. Lucien Sarti fue el que, usando una bala preparada, dio el disparo mortal de frente; según La conspiración de la mafia, de Stephen J. Rivelle, Sarti tuvo dos cómplices que estuvieron con él en la loma de césped: Jean Paul Angeletti y Francisco Chiappe, pero el que orquestó todo responde al nombre de Paul Mondolini. Otros fueron (según Double Cross, la autobiografía de Sam Giancana) Richard Cain, Chuck Nicoletti y Milwaukee Phil Alderesio. Según el capo Carlos Marcello fueron: Charles Harrelson (el único que ha aceptado haber sido el segundo tirador en Dallas) y Jack Lawrence. Santos Trafficante, otro mafioso, se reservó el nombre de sus dos asesinos.

Florentino Ventura: Celebre comandante policiaco mexicano que, en 1972, en una zona de Polanco, le dio muerte al corso Lucien Sarti, presumiblemente el tirador que le recetó el tiro fatal y de frente a JFK desde de la loma de césped (el Grassy Knoll). Una semana después apareció “suicidado”. El caso únicamente fue publicado en un periódico (La Prensa) y sólo fue investigado en su momento por el periodista Jorge Fernández Menéndez.

Flashpoint: Thriller de intriga en el que unos guardias fronterizos de Texas encuentran un Jeep enterrado en el desierto 20 años atrás. Hay un esqueleto, un rifle con mira telescópica y 800 mil dólares en bonos de oro. Cuando pasan un billete para ver qué pasa, la CIA prepara sus armas.

G
Gordon Arnold: Soldado estadounidense que fue corrido del área de la cerca de madera por un tipo que se identificó como agente de la CIA. Arnold tuvo que bordear para quedar del otro lado, en el Grassy Knoll, y desde ahí filmó el paso de la limusina. Por sobre su cabeza silbó el disparo fatal a Kennedy. Luego, al paso le salió un hombre que se identificó como un agente, lo pateó y le quitó el rollo de película, apuntándole con una pistola. Sin embargo, la prueba de que estuvo ahí está registrada en la foto histórica de Mary Moorman.

H
Howard Hunt: Uno de los bandidos de Watergate que, en su lecho de muerte, poco antes de irse al infierno, le confesó a su hijo su participación en el asesinato de Kennedy, dejando pruebas escritas y grabadas. Hasta confesó la participación de un tirador francés en el Grassy Knoll. 

J
Jack Ruby: Mafioso que dio muerte a Oswald en el cuartel de la policía de Dallas y frente a las cámaras de televisión (dizque en un acto patriótico) y del que luego la Comisión Warren dijo, ignorando su historial delictivo: “No hay evidencias de que Jack Ruby haya jamás participado en una actividad criminal”.

J. D. Tippit: Miembro de la policía de Dallas asesinado, dicen, por Oswald. Otros afirman que formó parte del operativo en la Plaza Dealy.

Jaime Maussan: Asesor de la Secretaría de la Defensa Nacional (no es broma) en materia de ovnis y asuntos extraterrestres que presentó en su momento (1992), en formatos VHS y beta, el documental Kennedy: La otra historia, cuya investigación, montaje y narración corrió a cargo del periodista e investigador José Martín Sámano. El documental, muy bueno por cierto, ha alcanzado cifras significativas en Mercado Libre.

Jim Marrs: Autor de Fuego cruzado, quizá de uno de los mejores libros totalizadores sobre el asesinato de JFK. Fue asesor de la película de Oliver Stone, y luego se volvió investigador en asuntos de ovnis.

Jim Garrison: Su libro Tras la pista de los asesinos es un clásico del asesinato de JFK. Es también el protagonista principal (encarnado por Kevin Costner) de la película de Oliver Stone, y el que acusó del asesinato de Kennedy a Clay Shaw, Guy Banister, David Ferrie y Jack Ruby, así como a Lyndon Johnson y Edgar J. Hoover, de encubridores y colaboradores del crimen. También se llevó de calle al FBI, la CIA, la policía de Dallas y a grupos anticastristas.

L
Lee Bowers: Testigo clave con la mejor visión (desde una torre de control ferroviaria) de la cerca de madera. Desde ahí vio la llegada de los asesinos y no le tembló la voz para sostenerse en sus declaraciones, hasta que murió en un extraño accidente en medio de un cruce del desierto por donde pasa un carro aproximadamente cada 12 horas.

M
Mafia: Existe una serie de programas de televisión de The History Channel y Discovery Channel, en los que algunos capos mafiosos, como Santos Trafficante, Carlos Marcello y Sam Giancana, casi a punto de morir, sueltan —igual que en las películas de Juan Orol— La Sin Hueso y dicen quien jaló el gatillo a la hora buena… para ellos.

Mark Lane: Su clásico Juicio precipitado es una lectura esencial para entender lo que sucedió el 22 de noviembre del 63 y un gancho al hígado del chapucero Informe Warren.

Mary Moorman: Gracias a la foto que tomó cuando le vuelan la cabeza a Kennedy y a los estudios por computadora que hicieron Jack White y Gary Mack durante años a la instantánea Polaroid, se sostiene la teoría de El hombre de la chapa (presumiblemente Lucien Sarti, con uniforme de la policía de Dallas), enfatizada en la película de Oliver Stone.

Muertes extrañas o (in)convenientes, vinculadas al asesinato de JFK: Diecisiete asesinatos, cuatro aparentes “suicidios”, cuatro en supuestos y casuales “accidentes”, once diagnosticadas por “causas naturales, indeterminadas o sospechosas”. El Sunday Times, en una consulta hecha a un grupo de expertos en cálculo actuarial de probabilidades, determinó que sólo existe una posibilidad entre 100 mil trillones de que esas muertes hayan sido casuales, cualquiera que fuese su origen.

N
Nigel Turner: Autor de la más completa investigación documental británica del asesinato: Los hombres que mataron a Kennedy, en seis partes que se pueden conseguir en un paquete de DVD importados de The History Channel. Ocasionalmente también pasa en la televisión, incluidas dos partes que estuvieron prohibidas en Estados Unidos (The Coup d’Etat y The Forces of Darkness) en las que se analiza por computadora la controvertida fotografía instantánea de Mary Moorman, que el FBI no pudo confiscar debido a la gran publicidad que tuvo, y que revela al tirador de la cerca de madera, a Gordon Arnold y a otros más.

Novelas: El más grande misterio americano, el más increíblemente brutal y contundente, está en la trilogía salvaje de James Ellroy: América, Seis de los grandes y Sangre vagabunda. Y como bonus debe leerse: Libra, de Don DeLillo, y el más reciente: JFK: Caso abierto. La historia secreta del asesinato de Kennedy, de Philip Shenon.

O
Otras películas del asesinato: La de Robert Hughes (de ocho segundos), la captada por Orville Nix (la segunda más importante muestra el disparo mortal), la de Marie Muchmore (tres segundos) la de la llamada Babushka Lady (que desapareció por años) y la de Jean Hill (a decir de ella, con excelente ángulo del disparo mortal, que le fue requisada por el FBI, y desaparecida antes de ser revelada).

P
Película de Zapruder: Es el mejor testimonio fílmico, el irrefutable, del asesinato; si Abraham Zapruder no la hubiera filmado casualmente, nadie sabría cómo fue el magnicidio. La vendió a la revista Life en una fuerte suma (y en un acto patriótico verdaderamente chafa, como se puede ver en el reciente film, Parkland, de Peter Landesman, 2013) y la revista la guardó, hasta la exigencia del juez Garrison para exhibirla en el juicio contra Clay Shaw. Hoy se puede conseguir en una edición de blu-ray y DVD en súper alta definición.

R
Reescribiendo la Historia: Impresionante montaje documental de Discovery Channel con la secuencia de todas las fotos y películas de civiles y testigos que se tomaron ese día.

Robert Grooden: El mayor estudioso de la película de Zapruder (fotograma por fotograma) y de todas las teorías a que ha dado lugar el film de 8mm.

S
Stephen King: El autor de El resplandor ha publicado una gran novela de 900 páginas titulada 22/11/63, en la que el protagonista, George Amberson, viaja al pasado por una extraña puerta de un viejo almacén, para seguir a Lee Harvey Oswald e impedir que consume el asesinato de JFK.

T
Tres disparos que cambiaron al mundo: DVD con tres horas de material raro y único, que documenta 50 años de especulación y controversia sobre el asesinato de JFK, bajo el sello de The History Channel. Un segundo disco incluye El asesinato de Kennedy: 24 horas después.

V
Vagabundos: En las cercanías de la Plaza Dealey, inmediatamente después del fuego cruzado fueron detenidos tres vagabundos por “extraños” policías uniformados de Dallas. Tras ser “interrogados”, fueron puestos en libertad. Su aspecto —al menos de dos— no es parecido al de reales vagabundos. Luego nadie sabe, nadie supo qué fue de ellos. Años después fueron identificados por las fotos como Frank Sturgis, Howard Hunt y Charles Harrelson.

Z
Z-Rifle: Documental cubano sobre atentados de la CIA a Fidel Castro y el asesinato de JFK.


Articulo: http://www.elcultural.es 14/11/2013