samedi 22 mars 2014

José ABREU FELIPPE/ Gaizka MARCOTE, un adolescente hacedor de manga

Gaizka Marcote, un adolescente hacedor de manga
Por José ABREU FELIPPE

En Japón, la palabra “manga” se utiliza para nombrar las llamadas historietas o cómics, en general. Se le atribuye al pintor y grabador japonés Katsushika Hokusai (1760-1849), conocido simplemente como Hokusai, la creación del término, al combinar los caracteres correspondientes a “informal” (man) y “dibujo” (ga).

En el resto del mundo, la palabra se utiliza tanto para referirse a los cómics de origen japonés como al estilo de dibujo utilizado en ellos. Existe una amplia variedad de géneros dentro del manga que van de las leyendas a la ciencia ficción, con un gran número de seguidores en todas partes. Constituye, sin duda, un sector significativo del mercado editorial japonés, lo mismo que las adaptaciones, series de dibujos animados conocidos como anime, videojuegos, películas, novelas, etc.

Una característica del manga, que lo diferencia de otras grandes escuelas de cómics, como la norteamericana por ejemplo, es que en el manga los dibujos y páginas se leen al revés, es decir, de atrás hacia adelante y de derecha a izquierda –al igual que en la escritura japonesa– y generalmente son en blanco y negro. El más popular y reconocido estilo del manga tiene también otras características que lo definen, algunas de ellas como consecuencia de la influencia de Osamu Tezuka (1928-1989), al que se le considera “el padre del manga moderno” e incluso “el dios del manga” debido a su técnica y a la calidad de su abundante producción.

En España, un joven guipuzcoano de 16 años, Gaizka Marcote, nacido en 1997, acaba de publicar La melodía de los infiernos (Palibrio, 2013), su primera historieta enmarcada en el género del cómic manga. La historia, contada en 226 páginas, fue realizada íntegramente –dibujos, textos y portada–, por el propio Marcote, en los ratos libres que le permitían sus estudios. Este joven vasco, como muchos, amante de los videojuegos, el cine, que practica el excursionismo como modalidad deportiva ( trekking), nos cuenta que su pasión por el dibujo se remonta a los primeros años de su niñez, pero que después de conocer el anime y el manga, se ha adentrado, en exclusiva y de lleno, en el aprendizaje y la práctica de este género. Le pregunto cuáles son sus autores favoritos dentro del género en España y en el extranjero. “No tengo favoritos, me interesa más el estilo del dibujo que los autores”, señala, enfatizando la importancia que el trazo como tal revierte en esta manera de contar historietas y de realizar las viñetas; aunque luego matiza, al añadir: “Pero si tengo que destacar a alguno sería el japonés Yuji Iwahara, autor de mangas como Darker than Black (mi favorito) o King of Thorn”.

Marcote nos narra la esencia de su libro La melodía de los infiernos. “Es una historia posapocalíptica, ambientada en un futuro no tan lejano, que podría resumirse así: Año 2026. Los humanos crean una toxina llamada Daybreack, que hace que la piel se regenere más rápido, pero un accidente en el laboratorio donde se investiga con ella, crea un virus que convierte a la mayoría de la humanidad en unas extrañas criaturas llamadas Onis”. El joven aporta otros detalles al señalar que ese virus: “es conocido poco después como Last Hell”. Luego añade: “Año 2054. La G.E.X. Corp., una compañía dedicada a la creación y expansión del M.I.A., única arma en todo el mundo que puede eliminar a losOnis, envía a un grupo de soldados mercenarios y a una empleada a colocar un diseminador de M.I.A. en el campo de batalla Oni”. Como es de esperar, concluye: “Las consecuencias serán terribles”.

Le pregunto a este joven y talentoso autor cómo ha sido acogido este primer libro. Su respuesta denota satisfacción: “Ha sorprendido mucho a mi entorno ya que desconocían que mi afición me llevaría a escribir un libro”; añadiendo: “Estoy muy contento con mi cómic manga y espero en un futuro dedicarme profesionalmente a este mundo”. Marcote señala que ya está preparando un siguiente libro. Con entusiasmo indica que le “gustaría que pudiera llegar al público hispano de Estados Unidos”. La melodía de los infiernos se distribuye a través de Palibrio, y se puede adquirir en Amazon.


Articulo: http://www.elnuevoherald.com 22/03/2014