dimanche 28 décembre 2014

Arturo ARIAS POLO, Miguel A. SIRGADO & Sarah MORENO/ Artistas y escritores cubanos reaccionan al anuncio sobre la isla y EEUU

Artistas y escritores cubanos reaccionan al anuncio sobre la isla y EEUU
Por Arturo ARIAS POLO, Miguel A. SIRGADO & Sarah MORENO

Artistas y escritores cubanos en diferentes partes del mundo ofrecen sus reacciones al anuncio del restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, en conversación con el Nuevo Herald o en las redes sociales.

Nilo Cruz, dramaturgo, vía email
“Enhorabuena, espero que esto rompa el aislamiento de las dos orillas”.

Eliecer Avila, activista, en Twitter
“Ya está clara la posición del gobierno de Cuba y la del gobierno de EEUU. Ahora falta que termine de alzar la voz el cubano de a pie!!!”

Armando Correa, Editor de People en Español, vía email
“Una nueva era. El fidelismo se acabó en el 2008. Ahora al castrismo le queda poco. Hay que cambiar la política que teníamos porque al final lo que hizo fue mantener al gobierno comunista en el poder. Vamos a ver qué pasa de aquí a unos años. Este día, para mí, tiene la equivalencia de la caída del muro de Berlín”.

Ismael Cala, presentador de CNN en Español, vía email
“Como cubano que hace 15 años no ha regresado a Cuba, que no pude estar en el sepelio de mi padre y mi abuela, celebro la apertura de ambos países a normalizar relaciones. Habrá mucho camino que recorrer, pero el aislamiento a Cuba en 50 años ha ahogado solo al pueblo cubano. Espero visitar pronto mi tierra y ojalá en algo contribuir a su progreso.

Daína Chaviano, escritora, en Twitter
“Dios lo bendiga, presidente @BarackObama. Como escritora cubana exiliada y ciudadana norteamericana, le doy las gracias por sus nuevas decisiones en la política de Estados Unidos, escribió en inglés”.

Armando de Armas, escritor, vía email
“Hoy es un día nefasto para las libertades en Cuba. Comparable solo al día en que el presidente John F. Kennedy decidió dejar abandonados en Bahía de Cochinos a los exiliados cubanos que desembarcaron para recuperar esas libertades en la isla. Con esta nueva era que inicia Obama se va hacia la consolidación bajo manto estadounidense de una dictadura comunista a 90 millas y que, como en China, prosperará con el apoyo del capitalista y del contribuyente norteamericanos. Ni el generalato castrista, ni sus descendientes, tendrán motivo ni presión alguna a partir de ahora para iniciar un proceso de transformaciones reales en la isla. Si antes fue la URSS y luego Venezuela, a partir de este momento EEUU mantendrá a su supuesto enemigo que, impunemente, aplastará a los defensores de los derechos humanos y de la sociedad civil en Cuba”.

Luis de la Paz, escritor, vía email
“Estos acuerdos son un acto de bochornosa capitulación por parte de Estados Unidos ante una dictadura brutal, que se mostró desafiante y victoriosa ante su triunfo, al aparecer Raúl Castro en uniforme militar. La realidad cubana sigue igual, falta de libertad individual y control del estado. Estados Unidos dio mucho, a cambio de nada. Una vergüenza para este país”.

Enrique del Risco, escritor, en su blog
“Habrá que preguntarse si Obama se cree la mitad de lo que dijo sobre que el restablecimiento de las relaciones con Cuba traerá mejorías para el pueblo cubano. Lo que no quedan dudas es que todas las movidas del raulismo (desde la prisión de Alan Gross a ciertos cambios en lo económico) iban encaminadas en esa dirección y sólo faltaba esto para completar su plan: una vez privatizado el país (en manos de militares y secuaces aledaños) hace falta sacarlo a cotizar en bolsa.

También está claro que esta no es una movida repentina sino cuidadosamente pactada entre ambas partes: muchas señales en los últimos meses apuntaban en esa dirección aunque ninguna de ellas se relacionaba con una mayor tolerancia del régimen cubano hacia la oposición o mayor respeto por los derechos humanos de su país.”

Daisy Fuentes, modelo y presentadora de TV, en Twitter
Hoping #cuba news is the beginning of change. No reason to celebrate until Cuban people are free. Let's work to restore their human rights. (En español: Deseando que la noticia sobre Cuba sea el comienzo de un cambio. No hay razón para celebrar hasta que los cubanos sean libres. Trabajemos para restablecer sus derechos humanos”).

Jorge Ferrer, escritor, en Facebook
“Con todo, y más allá de nuestro hartazgo, nuestro cinismo raigal y nuestra enfermiza propensión al sarcasmo, una movida de veras histórica y un cambio de situación que beneficia a todos. Un win-win en toda regla, nenas, nenes. ¿Alguien se ve perdedor ahí?”.

Claudio Fuentes, fotógrafo y activista, vía telefónica
“En primer lugar, el hecho de que el gobierno de Estados Unidos haya decidido cambiar a tres espías cubanos (que se demostró en juicio que atentaban contra la seguridad nacional en territorio norteamericano) por un contratista americano estamos hablando de un desequilibrio, estamos frente a un raro proceso de ingobernabilidad: la ley ha quedado mal parada. Con relación a qué va a pasar, opinar es demasiado especulativo. Una cosa está clara: si se levanta el embargo de manera unilateral, sin exigirle a Cuba ningún cambio en cuanto a derechos civiles, la oposición puede quedar en un estado de indefensión mucho más crítico del que está hoy en día, porque no habrá ningún tipo de garantía en lo que a los derechos fundamentales de los ciudadanos se refiere. El levantamiento del embargo podría legitimista al gobierno de Cuba como un gobierno democrático cuando no lo es”. Dijo el fotógrafo, editor e integrante del equipo de Estado de SATS.

Wendy Guerra, escritora, en su blog
“La mitad de nuestros afectos vive hoy en Estados Unidos. ¡Tan cerca y tan lejos! (...) Enemigos íntimos, vivimos esperando el modo de reencontrarnos, de reanudar nuestras vidas, de empatar la película que durante 50 años y para tantas y tantas generaciones interrumpiera la política. Solo nos queda esperar. Solo nos queda confiar en que, mientras nosotros dormíamos los dos gobiernos se ponían de acuerdo. Una mujer como yo, nacida en Cuba en 1970, pasó toda su vida, creció y madura en el embargo, vivió y vive bloqueada. ¿Moriré en el embargo? ¿Cómo sería vivir en una Cuba sin embargo?”.

Zully Montero, actriz, por email
“Yo soy una simple cubana que salió de Cuba hace 45 años y que siempre ha añorado la libertad de su patria. Después de medio siglo de hambre, miseria, muertes, presidios, balsas perdidas, cuerpos mutilados, desesperación y sangre vertida, no se ha avanzado tanto como hubiéramos querido para derrocar a ese gobierno funesto. Según he podido apreciar, la alegría del pueblo cubano en la Isla es desbordante. Los cubanos de a pie aún tienen esperanzas de que ocurra algo mágico que les devuelva las ganas de vivir. Para mí, la magia no existe y solo ocurre en la mente del espectador. Opino que el trabajo y la dedicación de los que han luchado enérgicamente por la libertad de la Isla es muy válida y digna de admiración, por lo tanto, su opinión es importante. ¿Qué podemos hacer ante la tremenda realidad que tenemos delante? La decisión del presidente de Estados Unidos ya está tomada. Que Dios ponga su mano omnipotente en nuestra isla tan amada y nos la devuelva’’.

Randall Sidlosca, abogado de Miami, por teléfono
“El anuncio del presidente Obama es probablemente el cambio más notable sobre las relaciones diplomáticas en los últimos 56 años del embargo.

Este anuncio tendrá un impactosustancial no sólo en Cuba, sino en el sur de la Florida, comenzando con el nivel de remesas, que aumentará de $500 a $2,000 por trimestre para los ciudadanos cubanos.

Este anuncio también tendrá un impacto en las empresas; específicamente afectará el proceso de aprobaciones para la exportación de materiales de construcción a la isla utilizadas para la construcción residencial privada. También afectara la exportación de bienes de uso para los cubanos del sector privado.

Además, las transacciones que en el pasado no eran viables, ya se van a poder producir. Una de las excepciones será el “efectivo por adelantado’’, que proporcionará una financiación más eficiente de comercio autorizado en Cuba y, que por ende afectará las instituciones financieras.

Por último, debido a las mayores excepciones sobre los viajes a Cuba, las compañías aéreas se verán afectadas por este anuncio debido a su capacidad para generar más ingresos”.

Clive Rudd Fernández, escritor y empresario
“Los resultados de las negociaciones secretas de la Casa Blanca y el régimen de La Habana han traído una concreta y muy buena noticia: la liberación de Alan Gross, el subcontratista de USAID que ha estado encarcelado en Cuba por cinco años por intentar ayudar a la comunidad judía a comunicarse por internet; el resto son medidas de esperanza. Son medidas que están orientadas a que con el tiempo ayuden a la mejora de los derechos humanos en Cuba. Hasta que ese día llegue la nueva embajada de Estados Unidos en La Habana tendrá que contentarse con ver como se siguen violando los derechos humanos en Cuba y se cercena la libertad de expresión. Ojalá que la administración de Obama esté haciendo lo correcto, de lo contrario, todos vamos a pagar las consecuencias de que en lugar de empoderar a los cubanos de a pie, se empodere el régimen de La Habana”.

Mario Ernesto Sánchez, director teatral, vía email
“Estamos viviendo un momento histórico. Quizás el espía cubano-americano y el pobre Alan Gross se hubieran podido canjear por alguien menos destructivo y ofensivo. Pero hay que tener la capacidad para observar y analizar profundamente como se desarrollen los hechos, aunque Cuba, con sus tácticas y maniobras de hace más de 50 años, se las arreglará para salir ganando. La pasión disminuye la paciencia, y casi nunca obtenemos la información necesaria para poder llegar a una conclusión objetiva e inteligente. Solo el tiempo nos dirá por quién doblan las campanas”.

Roberto San Martín, actor, vía Facebook
“Hay quien dice que hubo un intercambio. No lo hubo. El gobierno cubano se libró del señor Allan Gross, quien estaba a punto de convertirse en un problemático e inservible (políticamente hablando) cadáver. Se librarán ahora de 52 presos políticos a los que darán la libertad a cambio de que se callen o se vayan del país. Y mandaron a un agente que nadie sabe exactamente quién es, y que después de 20 años en Cuba es muy probable que se haya convertido en doble agente. ¿Qué paso diferente ha dado Cuba? ¿Qué paso diferente ha dado Cuba? ¿Se puede disentir ya sin temor a la cárcel? ¿Se puede crear otro partido político? En fin, no creo que el gobierno de Raúl Castro haya puesto nada de su parte’’.

Beatriz Valdés, actriz, vía email

“Esta es una verdadera señal de esperanza para mi país, para el pueblo cubano, en un momento que se estremece, junto al mundo, ante una lección de conciliación, ponderación y visión avanzada. Esta es una muestra de la madurez de la humanidad, gracias a que líderes contemporáneos, unidos, han iniciado la transformación de la historia. Creo que será difícil cambiar un paradigma que ha servido para justificar inolvidables enjuicias cometidas de ambos lados y que detractores extremistas, también de ambos lados, insistirán en mantener sus máscaras, pero sin lugar a dudas, el 17 de diciembre del 2014, el mundo creció ante nuestros ojos y muchos nos sentimos orgullosos y agradecidos’’.

Articulo :
http://www.elnuevoherald.com 20/12/2014