dimanche 8 mars 2015

Alberto GORDO/Del papiro a la pantalla

Del papiro a la pantalla
Por Alberto GORDO

El calígrafo Ewan Clayton presenta en Madrid La historia de la escritura. "El papel nunca desaparecerá", dice.

De las representaciones del antiguo Egipto a los sofisticados recursos tipográficos de nuestra era: ese es el recorrido que hace Ewan Clayton, profesor de Diseño de la Universidad de Sunderland, en La historia de la escritura (Siruela). Clayton, que analiza en su libro el impacto social y cultural de los distintos tipos de escritura, dejó ayer en Madrid un titular lejanamente apocalíptico: "La escritura en papel nunca desaparecerá".

El papel como soporte, sin embargo, experimentará cambios aun hoy difíciles de concretar. "Vamos hacia un papel digital y hacia bolígrafos digitales", dijo. Afirmó que empresas como Microsoft ya trabajan en unas pantallas con textura, pantallas que imitan el tacto del papel y proporcionan una mayor interacción entre texto y lector. Cree Clayton que el debate en torno al libro en papel y al libro digital "es absurdo". Conviene, dice, tener la mente abierta y, como en casi todo, examinar la historia: "Siempre hemos convivido con varias tecnologías de la escritura simultáneamente. Los romanos ya escribían y leían en piedra, papiros, papel vitela, con plumas de ganso..." 

Uno de los pasatiempos del profesor Clayton es observar las mesas de trabajo de la gente. Se ha fijado en la de varios dirigentes de grandes multinacionales. La conclusión a que ha llegado es que no es cierto ("es un mito") que el digital sea el único soporte hoy. En las mesas de todos estos líderes, gentes de las que, por su trabajo, cabría esperarse un mayor uso de las nuevas tecnologías, hay ordenadores, móviles y tabletas, pero también pilas de libros, agendas, papeles y post its. El escritor e investigador, ex asesor de Xerox en Palo Alto, recomienda, por otro lado, renunciar a la "idea simplista" de que escribir es igual a lápiz y a papel, herramientas que han sobrevivido hasta hoy "pese a la caída del Imperio Romano, la invención de la imprenta, la revolución industrial o el boom de la publicidad moderna". Según el estudioso, lo de ahora, la revolución tecnológica que atravesamos, es solo "un acontecimiento más".

"Estamos asistiendo al cuestionamiento de todas las instituciones relacionadas con la escritura que creamos durante la ilustración: nos replanteamos el papel de las bibliotecas, cuestionamos la validez de los derechos de autor, la piratería, el futuro del libro", afirma, para subrayar a continuación que el contenido -la escritura- permanecerá. "El mensaje principal de mi libro es que vivimos, y hemos vivido siempre, en una ecología de la escritura y, por tanto, no ha habido nunca un solo modo de transmitirla, sino muchos".

¿Y se ha perdido algo por el camino? "Muchas cosas", reflexiona. "En la Edad Media teníamos los textos glosados, con un diseño que favorecía las referencias cruzadas y comentarios en los márgenes, en donde existía también un espacio para los apuntes que pudiera realizar el lector. Esto se perdió con la imprenta, aunque ahora, en la nueva era digital, se está volviendo a recuperar". También en lo referente al color: fue rico siglos atrás y pasó a la sobriedad del negro de la tinta para, a partir del siglo XIX, regresar, dice el escritor, "por ejemplo a los carteles publicitarios".

La idea de movimiento recorre el libro. El mundo de la escritura ha evolucionado y sigue y seguirá evolucionando. La propia caligrafía es, dice Clayton, "una estética del movimiento". "En el mundo de hoy hay tantos móviles como personas y por eso la escritura tiende a ser electrónica. Pero lo que yo quiero demostrar con este libro es que el presente y el futuro están conectados con el pasado, es decir, que proviene todo de una misma raíz".


Articulo: http://www.elcultural.es 26/02/2015